POLÉMICA

El fiscal Raúl Iglesias en el medio del “fuego” político por los 300 casos archivados

Luis Lacalle Pou resaltó la necesidad de “respetar la separación de poderes”, y señaló que las cosas irán bien “cuanto más técnica sea la discusión”.

Fiscalía. Foto: Gerardo Pérez.
Fiscalía. Foto: Gerardo Pérez.

"Si esto se convierte en un tema mediático no le hacemos ningún favor a la población, a la gente involucrada en estas causas y tercero a la Fiscalía”, enfatizó el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, en relación a la polémica por los 300 casos archivados por el fiscal de Delitos Sexuales, Raúl Iglesias. Esta decisión del fiscal fue denunciada por la Intersocial Feminista la semana pasada y el agrupamiento solicitó una reunión con el fiscal de Corte, Juan Gómez, que ocurrió el martes de esta semana.

Luego de la reunión, Gómez solicitó a la División de Políticas Públicas un informe sobre los 300 casos archivados por Iglesias. Esto sucede “porque hay alguna diferencia en cuanto al número de casos manejados públicamente” y el número que contabilizaba el organismo, informó el lunes el fiscal de Corte.

Lacalle Pou se refirió al entredicho entre el fiscal de Corte, Juan Gómez, y el fiscal Raúl Iglesias, luego de que se solicitara el informe: “Es un tema muy sensible, porque es el actor principal de sistema judicial”. El mandatario resaltó la necesidad de “respetar la separación de poderes”, y señaló que las cosas irán bien “cuanto más técnica sea la discusión”.

“La cifra llama la atención”, opinó ayer en rueda de prensa la vicepresidenta Beatriz Argimón. “Soy muy cuidadosa respecto de la independencia técnica en todos estos procesos, pero el anuncio me llamó la atención”, manifestó la jerarca. Y a su vez sostuvo que le parece “muy bueno que se informe correctamente a la opinión pública porque es un tema de alta sensibilidad, donde todos sabemos lo que implica para una víctima llegar a dar el paso de una denuncia”.

Enfrentamiento

El fiscal de Corte manifestó el lunes: “Por respeto a la gente que hace una denuncia siempre sería conveniente que un fiscal investigara lo que se está denunciando” y añadió que “la Fiscalía General pretende y está buscando la forma de que la gran mayoría de las denuncias sean consideradas por los fiscales”.

Iglesias asumió como fiscal de Delitos Sexuales el 9 de mayo. “Yo encuentro una Fiscalía con 900 casos y quiero ver dónde estoy parado. Los casos que veo que no van a tener andamiento, que no son posibles de trabajo, los archivo”, manifestó y añadió que esto es para dar espacio a los que sí tienen evidencias suficientes para continuar con la investigación. Los casos datan desde el 2017 hasta el 2022. En este sentido, destacó que en ellos “no se recolectaron las evidencias en su momento o no se aportó en el momento de la toma de la denuncia los datos necesarios”.

“Había casos que era una hoja la denuncia y no había absolutamente más nada. Y llamás a la víctima en el teléfono que encontrás en el sistema, y cambió el teléfono, o no aparece”, contó. “El sistema colapsó, colapsó hace rato”, afirmó Iglesias. “Ya colapsó, pero que no quede un sistema que genere impunidad, que quede inoperante”.

Asimismo, el fiscal de Delitos Sexuales criticó al fiscal de Corte por ceder “a la presión de la Intersocial Feminista” y expresó que no se siente respaldado. “No podemos soportar presiones de ningún lado, y el Fiscal de Corte debería protegernos de alguna forma”, afirmó en una entrevista con Arriba Gente (Canal 10).

Otras voces

El senador cabildante Guillermo Domenech, ayer tuiteó: “Apoyo al Fiscal Iglesias que aplica el Derecho y la Justicia, negándose a ‘cobrar al grito’, como pretenden los partidarios de la ideología de género que desean una Justicia flechada al servicio de una doctrina extravagante y maligna”.

De la misma manera, la Asociación de Abogados Penalistas también manifestó su apoyo a Iglesias a través de una carta que envió a Gómez. En el documento publicado el miércoles expresaron su “preocupación” ante acciones “adoptadas por distintas organizaciones, grupos de presión u operadores que habrían sido admitidas por la Fiscalía General” y “podrían constituir una indebida afectación de la independencia técnica” de los fiscales. De acuerdo a la Asociación, “los cuestionamientos a la labor del fiscal corresponde que sean formulados por las vías legales”.

Por otro lado, Andrea Tuana -representante de la Intersocial Feminista- se mostró preocupada por el gran número de casos archivados. “Nos preocupa profundamente primero saber si se les informó a cada una de esas víctimas que su causa había sido archivada y la razón por la cual había sido archivada”, dijo luego del encuentro con el fiscal de Corte.

“Cuando vos archivás 300 denuncias algún problema tenés tú como investigador, porque los delitos sexuales sabemos que son difíciles de probar”, pero “justamente por eso tiene que ser personal especializado que sepa tomar las pruebas, buscar, investigar”, sostuvo la referente de la Intersocial.

El informe

El director de Políticas Públicas de la Fiscalía General de la Nación, Sebastián Pereyra, -a quien se le encargó el informe- dijo ayer en rueda de prensa que “no es habitual” que se archiven esa cantidad de casos. El director dijo que están procesando la información y que todavía no tienen el dato exacto de cuántos casos son los que archivó el fiscal Iglesias.

“En ningún momento se vulnera la independencia técnica”, subrayó. Y agregó: “No hacemos una valoración de si un caso estuvo bien o mal archivado o si existían o no los elementos suficiente para continuar una investigación. El desarchivo solo lo puede hacer un fiscal”. La división se ocupa de ver las cifras globales y la evolución de cada fiscalía, explicó Pereyra.

Presunta violación en Cordón: “No estoy amedrentando a la víctima”

El abogado Juan Raúl Williman, defensor de la víctima de una presunta violación grupal en Cordón, presentó un escrito al fiscal de Corte, Juan Gómez, señalando “algunos deberes que no se cumplieron” desde la fiscalía de Raúl Iglesias a cargo de la investigación.

“No presentamos una denuncia contra Iglesias, sino un escrito para hablar del cuidado de la víctima”, detalló Williman. En el texto se señala que “el fiscal con su actitud pública le ha dado la espalda a sus deberes, al legislador y consecuentemente a la ciudadanía”, tras anunciar que pediría que los imputados en el caso de la violación grupal dejaran la prisión preventiva.

“Yo no estoy amedrentando a la víctima”, remarcó este jueves el fiscal Raúl Iglesias. Y también indicó, en diálogo con Doble Click (Del Sol) que “cuando se hace una investigación de estas características a veces las cosas van mutando, y lo que parece de una forma es de otra”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados