DEMANDA

Cheques sin fondos: no hubo acuerdo entre Fernando Cristino y su acreedor

El relacionista público ofreció la entrega de US$ 1.000 y cuotas por los documentos sin fondos; el planteo fue rechazado por la otra parte.

Fernando Cristino. Foto: Nicolás Gómez
El relacionista Fernando Cristino fue citado por fiscal. Foto: Nicolás Gómez

El relacionista público Fernando Cristino fue indagado ayer por el fiscal Leonardo Morales por entregar cheques sin fondos por unos US$ 20.000.

Asistido por el abogado Rafael Silva, Cristino ofreció a la empresa Recupero, propiedad de Leonardo Miller, la entrega de US$ 1.000 y cuotas por los documentos sin fondos.

Miller no aceptó la propuesta. Pretendía el pago de cuotas más elevadas por parte del relacionista público.

En una parte de la audiencia, el fiscal Morales le preguntó a Cristino: “¿No tiene alguna propiedad para vender?”.

La pregunta del fiscal, que no tuvo respuesta, procuraba advertir a Cristino que se estaba jugando la libertad. En caso de no acordar con el acreedor, Cristino puede terminar en prisión. Posee antecedentes penales por atentado, violencia privada y lesiones personales por incidentes en un hotel y en la Seccional 10° (Pocitos), donde agredió a un policía.

A diferencia de su conducta en otras instancias en la Fiscalía, en esta ocasión el comportamiento de Cristino fue muy respetuoso hacia el fiscal Morales y con su contraparte. Hablaba si su abogado así se lo indicaba. En la audiencia, el relacionista público dejó entrever que enfrenta una difícil situación económica a causa de la pandemia que derivó en el cese de todos espectáculos artísticos.

Silva, el abogado de Cristino, dijo a El País que en la audiencia se hizo un ofrecimiento económico razonable al acreedor, ya que su cliente sí puede afrontar esas cuotas. La oferta de Cristino fue entregar US$ 1.000 y el pago de cuotas a la empresa Recupero. En cambio, el acreedor pretendía cuotas más elevadas: US$ 2.000.

Según Silva, sería “poco serio” de su parte aceptar un acuerdo que de antemano no se puede cumplir.

“Pretendimos realizar una propuesta menos tentadora pero más realista con el contexto social que hoy vive el país. Cristino no está organizando espectáculos públicos”, dijo el penalista.

Es probable que cuando comience la temporada estival, el empresario reciba una propuesta económica que le permita recibir fondos para cerrar esta situación, agregó Silva.

Sumada a su difícil realidad actual, Cristino tuvo divergencias con sus exsocios por problemas económicos, según dijo a El País una fuente del caso.

El fiscal Morales resolvió una especie de cuarto intermedio de unos días para que las partes pueden alcanzar un acercamiento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados