JUSTICIA PENAL

Caso prostituta VIP: “Drogado, mi paciente pierde el juicio”

Psiquiatra dijo que al empresario se le dieron dosis que pudieron matarlo.

La Justicia Penal investiga a dos meretrices: una por suministrar drogas a un empresario y la otra por extorsionarlo en 2017. Foto: AFP
La Justicia Penal investiga a dos meretrices: una por suministrar drogas a un empresario y la otra por extorsionarlo en 2017. Foto: AFP

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Cada audiencia judicial por el caso de la prostituta VIP es un capítulo de una novela negra. Adicto compulsivo a la cocaína, el empresario pasa del cielo al infierno a velocidad de caída libre.

Hoy discute negocios millonarios con empresarios chinos. Viaja en aviones privados y almuerza en coquetos restaurantes europeos y asiáticos con otros colegas. Cuando arriba a Uruguay y tiene una crisis de consumo de drogas inducida o no, toca fondo. Cuatro prostitutas revolotean alrededor suyo para suministrarle cocaína y sacarle la mayor cantidad de dinero posible, según consta en dos expedientes judiciales.

El abogado del empresario, Enrique Moller, ya denunció a dos meretrices ante la Justicia Penal. Una de las denuncias apunta a una joven mujer que hizo firmar al empresario un vale por US$ 700.000 y regalarle un auto Corvette valorado en US$ 180.000 y a otra por sacarle sumas de dinero mediante extorsiones.

A su vez, una de las prostitutas le inició un juicio civil al empresario para ejecutar el vale por US$ 700.000. Su abogado, Gustavo Salle, advierte que en ningún momento se cuestionó el trabajo de la escribana que refrendó ese documento.

El viernes 17, el psiquiatra personal del empresario, un reconocido especialista, declaró ante la jueza Fanny Canessa y el fiscal Daniel Gutiérrez, sobre la denuncia penal que enfrenta la meretriz -propietaria del vale millonario- por suministro de drogas y extorsión.

El psiquiatra es uno de los referentes en Uruguay en materia de farmacodependencia. Realizó estudios y especializaciones en Estados Unidos y es docente de las universidades Católica y de la República, entre otros cargos relevantes.

Atiende al empresario desde hace dos años por su adicción a las drogas.

En el juzgado, el psiquiatra dijo que su paciente tuvo múltiples internaciones en clínicas del país y del exterior y relató que, como tantos adictos, logra por períodos variables abstenerse de consumir, pero cuando se le asocian factores internos (depresiones) o externos (problemas de la vida diaria o personas que lo incitan a consumir), termina recayendo.

Declaración. Orgías, grandes sumas de dinero y droga caracterizaban fiestas de un empresario. Foto: archivo El País.
Foto: Archivo El País.

El profesional sostuvo que le consta, porque el empresario se lo relató muchas veces, que en esas ocasiones las prostitutas VIP -entre ellas la que posee el vale por US$ 700.000- lo hacen consumir dosis que ponen en riesgo hasta su vida.

“Esos consumos le generaron al empresario pérdidas del conocimiento y crisis hipertensivas”, testificó en la sede.

Indicó que el promedio de consumo de cocaína oscila entre uno y tres gramos. Sin embargo, agregó, al empresario se le dieron hasta 10 gramos de esa droga en períodos que van de 24 a 48 horas.

Aunque no tiene forma de probarlo porque requeriría un análisis de sangre del empresario en un período corto, el psiquiatra dijo que no descarta que la cocaína que se le suministró a su paciente haya sido cortada con Ketamina, un fármaco tranquilizante.

La Ketamina es un fármaco que se vende en veterinarias. Es utilizado para tranquilizar a los caballos. En seres humanos, la Ketamina produce sensación de estimulación -de la misma manera que lo provoca el consumo de alcohol y otros depresores- y desinhibición.

Según explicó el profesional, que el consumo elevado de cocaína con Ketamina afecta la voluntad y el juicio crítico del adicto. “La persona bajo el efecto de esas drogas no está en condiciones de medir las consecuencias de sus actos”, declaró el profesional.

Con respecto al caso del empresario, el psiquiatra señaló que, por la cantidad de drogas que le suministraron, éste no puede negarse a lo que le pidan. “Le pueden solicitar cualquier cosa y él no va a decir que no”, expresó el profesional.

En un certificado médico que consta en el expediente de la Justicia Civil, el psiquiatra señaló que su paciente fue “abusado y manipulado” por la meretriz debido a la “afectación de su voluntad” tras el consumo de drogas. “Los diferentes actos, con consecuencias económicas, financieras y jurídicas que le han perjudicado, entre ellos obviamente la firma de este vale, están por fuera de su manejo consciente y de su juicio crítico, debido a los efectos específicos de la ingesta prolongada y excesiva de drogas a la que fue sometido”, agrega.

Un tribunal de apelaciones se expedirá sobre el vale millonario

Un tribunal de apelaciones analiza si es válido o no el vale por US$ 700.000 que el empresario firmó ante una escribana pública y le entregó a una prostituta VIP.

El 28 de febrero de 2019, el juez civil Guzmán López Montemurro, rechazó la ejecución del vale presentado por la mujer.

López Montemurro dice, en su sentencia, que el empresario no estaba consciente cuando firmó el vale millonario. Expresa que el análisis de las pruebas sobre las circunstancias en que se realizó el negocio -la firma del vale- y las características personales de la demandante lo llevan a concluir que el consentimiento del empresario “estuvo claramente viciado”.

Y agrega: “Conforme las reglas de la sana crítica, la disminución de las facultades por el alcoholismo y el consumo de cocaína, llevan a la necesaria conclusión de la existencia de un vicio invalidante del consentimiento cuestionado”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados