AUDIENCIA

Ataque a policía en Villa Española: internan en Inisa a menor por tentativa de homicidio

El otro detenido no estuvo involucrado en el ataque pero fue imputado por tráfico interno de armas.

Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa). Foto: Presidencia
El menor será recluido por estar involucrado en el ataque a un agente policial. Foto: Presidencia

Uno de los dos delincuentes de 17 años que estaba detenido por atacar a un efectivo policial el pasado domingo en Villa Española fue acusado ayer como coautor de un homicidio en grado tentativa.

El menor, que tenía un roce de bala al momento que fue detenido por efectivos de Investigación de la Zona Operacional III de Montevideo, fue acusado ayer de cuatro delitos. Uno de ellos fue por su participación en el ataque al agente de 43 años, que continúa internado.

La fiscal del caso, María de los Ángeles Camiño, solicitó que el adolescente fuera enviado a una dependencia del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa), como medida cautelar, hasta que se dicte una sentencia final.

Aparte del homicidio en grado de tentativa el delincuente fue imputado por otros tres delitos: tráfico interno de municiones, tenencia de estupefacientes y receptación.

El menor dijo ante Camiño que la herida de roce de bala fue producto de un disparo que efectuó el agente al momento de ser atacado por el delincuente.

El otro adolescente, que también fue detenido en el marco de la investigación por el ataque al policía, fue imputado por tráfico interno de armas. La fiscal solicitó 90 días de prisión preventiva. La Justicia redujo la medida cautelar a 60 días.

Sobre su participación en el ataque al policía en Villa Española, la fiscal Camiño dijo a El País que “se probó que no tuvo que ver con el tema de la tentativa de homicidio”.

Sobre el estado de salud del agente baleado la Unidad de Comunicación del Ministerio del Interior informó ayer que el policía “permanece estable, evoluciona sin complicaciones y se encuentra bajo asistencia médica multidisciplinaria”. En tanto agregó que “se planifican en la semana nuevas intervenciones quirúrgicas de su miembro superior izquierdo y a nivel facial”.

Así fue el ataque.

Cerca de las 14:00 horas del pasado domingo el agente iba conduciendo su moto por la calle Pavón (Villa Española). Al llegar a la esquina con Arribeños decidió frenar y entrar a un kiosco, ubicado casi en la intersección de esas dos calles, para comprar comida. Luego de eso iba a realizar un relevamiento de otros efectivos policiales de una custodia por un caso de violencia doméstica en la calle Güemes y Avenida José Pedro Varela, apenas a una cuadra del kiosco.

Cuando estaba de espalda comprando comida y hablando con el dueño del comercio llegaron dos delincuentes al lugar. “Quedate quieto porque te quemo”, le dijeron los asaltantes, según las declaraciones del dueño del kiosco a la Policía. Luego se escucharon tres disparos: uno quedó incrustado en la parte de atrás de su chaleco antibalas, otro le rozó la pierna izquierda y un tercero impactó en el maxilar y se desplazó hacia el oído.

Luego de dos allanamientos en Flor de Maroñas lograron capturar a los adolescentes. Foto: Archivo El País
Luego de dos allanamientos en Flor de Maroñas lograron capturar a los adolescentes. Foto: Archivo El País

El agente policial también disparó contra los delincuentes. Uno de los vecinos, tras observar el ataque, alertó a la Policía y recogió dos cascos que los delincuentes abandonaron luego de huir. En estos se encontraron dos huellas. La Policía, luego, detectó a quienes pertenecían las mismas y sobre la mañana del pasado martes montó un operativo en el barrio Flor de Maroñas. Tras dos allanamientos se detuvo a los adolescentes que ayer fueron imputados.

Reclamo del sindicato.

Entre el miércoles 15 de enero y el domingo 19 se registraron cuatro ataques a agentes por parte de delincuentes. A raíz de ello representantes del Sindicato de Funcionarios Policiales de Montevideo (Sifpom) se reunieron con Ricardo Pérez, jefe de Policía de Montevideo. En este contexto, el sindicato policial denunció que actualmente más de 1.200 efectivos viven en zonas rojas. “Si tenemos más de 1.200 compañeros solamente en el área metropolitana viviendo en zonas rojas, tenemos que meterle diente a eso, y esos compañeros tienen que salir de esa zona”, dijo Ricardo González, dirigente de Sifpom tras el encuentro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados