VUELTA A CLASES EN SUSPENSO HASTA MAYO

Las escuelas estarán abiertas para los niños que carecen de conexión a internet

La Administración Nacional de Educación Pública estableció que las escuelas, liceos y UTU tengan guardias docentes para que asistan los estudiantes que carecen de conexión a internet.

Uruguay seguirá siendo parte del tercio de países de América Latina que tienen sus centros educativos parcialmente abiertos. Foto: Francisco Flores (Archivo)
Uruguay seguirá siendo parte del tercio de países de América Latina que tienen sus centros educativos parcialmente abiertos. Foto: Francisco Flores (Archivo)

El martes 23 de marzo, cuando el presidente de la República anunció la suspensión de las clases presenciales, en Uruguay había 13 departamentos en el nivel máximo de riesgo epidemiológico, 15.548 personas cursando la infección que causa el nuevo coronavirus (de las cuales 202 estaban en CTI). Ayer, dos semanas y un día después, los 19 departamentos están en zona roja, hay 26.919 casos activos y 436 de ellos en CTI. Por eso, el gobierno decidió mantener la educación a distancia hasta, al menos, el lunes 3 de mayo.

Por el mes en curso, Uruguay seguirá siendo parte del tercio de países de América Latina que tienen sus centros educativos parcialmente abiertos. Ocurre que, si bien las clases son virtuales, la Administración Nacional de Educación Pública estableció que las escuelas, liceos y UTU tengan guardias docentes para que asistan los estudiantes que carecen de conexión a internet.

Unos minutos después de la conferencia que dio ayer en la noche el presidente Luis Lacalle Pou, la Dirección General de Primaria les comunicó a los inspectores y directores de escuelas que desde hoy debían montar guardias, debían llamar a aquellos alumnos desvinculados y debían agendar turnos de uso de la conectividad en el centro educativo sin generar grandes desplazamientos ni aglomeraciones.

La excepción serían aquellas escuelas rurales que cuentan con un único docente, o aquellas con más de un docente, pero en las que el maestro tuviese que trasladarse más de 20 kilómetros para llegar a la institución de enseñanza.

Las escuelas rurales, en este sentido, podrían ser las primeras en reabrir en mayo (siempre y cuando el escenario epidemiológico lo permita). Las autoridades educativas tenían la iniciativa de comenzar por los niños de nivel inicial, dado que son los menos susceptibles a contagiarse o contagiar el virus y los más perjudicados por el corte de la presencialidad. Sin embargo, dada las facilidades del medio rural, la escasa población y menor movilidad, ayer el Codicen discutió la eventualidad de realizar una vuelta a las aulas gradual y siguiendo el esquema de abril a junio 2020.

El comunicado de Primaria en que se establecen guardias presenciales molestó al sindicato de maestros de Montevideo. La dirigente Daysi Iglesias dijo que “hay dos discursos: por un lado, el presidente de la República de manera atinada explica que hay que reducir la movilidad y que las escuelas movilizan a miles de personas y, por otro lado, la ANEP resuelve guardias a las que se tienen que movilizar miles de docentes”.

Tras enterarse de la extensión de la suspensión de las clases presenciales, el colectivo de Familias Organizadas de la Escuela Pública tuiteó: “A los niños, niñas y adolescentes de este país se les está dando la responsabilidad de bajar los contagios de una pandemia. La única perilla que maneja el gobierno vulnera sus derechos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados