TORRE EJECUTIVA

Lacalle Pou anunció que la no presencialidad en clases se extenderá hasta el 3 de mayo

El presidente brindó un mensaje a la población a poco más de dos semanas de su última conferencia en una coyuntura de récord de casos activos, personas en CTI y fallecidos diarios por COVID-19.

Tras una reunión con integrantes del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), el presidente Luis Lacalle Pou anunció que la no presencialidad en las escuelas se extenderá hasta al menos el 3 de mayo. Asimismo las decisiones anunciadas en la última conferencia se extenderán hasta fin de mes y descartó la definición de medidas más estrictas: "Desde mi punto de vista las medidas son suficientes si se cumplen", remarcó.

"Se va a continuar con la no presencialidad hasta por lo menos el lunes 3 de mayo", dijo Lacalle Pou. El presidente explicó que la educación a distancia en todos los centros educativos se debe a que no se quiere volver a la misma y tener que dar marcha atrás. Por tanto, concluyó, la idea es que "esperemos así suceda, ya el 3 de mayo arrancar todo el año".

Por otra parte anunció que la semana que viene los ministros de Economía Azucena Arbelenche y Trabajo, Pablo Mieres, analizarán la implementación de medidas para otros sectores, entre estos la industria. "La semana que viene entre lunes y miércoles, y quizás otro día más, habrá anuncios de la ministra de Economía y el ministro de Industria", dijo Lacalle Pou. En el caso de las micro y pequeñas empresas dijo que se va mejorar la comunicación de lo ya disponible. Además anunció la extensión hasta fin de abril de las medidas anunciadas en la última conferencia.

"Las medidas que se tomaron son para bajar la movilidad, pero si no se toman las medidas...", dijo Lacalle, no se van a ver los resultados.

El presidente se refirió a los reclamos de implementación de más medidas del GACH y dijo: "El 80% del trabajo del GACH ha sido más que recomendar medidas". "Las decisiones políticas son del gobierno con un invalorable asesoramiento por parte del GACH, del MSP, de ASSE y la gente idónea en el tema", añadió.

"Desde mi punto de vista las medidas son suficientes si se cumplen y además se tienen los cuidados; otras medidas traerían aparejado proyectos de ley y la vigilancia y sanción por parte del Estado porque si uno dicta una medida que se la lleva a la ley y esa ley no se hace cumplir es peor que la no existencia de la misma", planteó el presidente. 

"Hablan de toque de queda", continuó diciendo en referencia a los planteos hechos por el intendente de Canelones Yamandú Orsi, y el expresidente José Mujica, y señaló: "Primero para que haya tiene que haber una ley que así lo indique, porque estamos coartando la libertad por razón de interés general y eso tiene que ser por ley. Ahora, ¿cualquier persona que salga de noche va a ser sancionada? ¿delito de desacato? ¿una multa? ¿cuando se habla de toque de queda qué es lo que se quiere prevenir? Imagino yo que lo que se está diciendo es 'no quiero que hagan fiestas', 'no quiero que se aglomeren', y no están hablando del hombre que va a un tambo, maneja un taxi, o alguien que salió de la casa porque está angustiado o quiere caminar. La ley para intervenir en fiestas clandestinas o aglomeraciones están. Otros pueden tiran titulares, nosotros estamos para gobernar", remarcó.

"Estamos atravesando en estos días los peores tiempos de la pandemia", sentenció el presidente, y recordó las palabras planteadas por el integrante del GACH Rafael Radi la semana pasada sobre la necesidad de "blindar abril".

El presidente dijo que la frase "blindar abril" no es caprichosa sino que detrás cuenta con la premisa de que en "los primeros días de mayo podríamos empezar a ver las consecuencias del plan de vacunación".

"Nosotros tenemos un número de vacunas que excede al total de la gente que vamos a vacunar. Hemos encargado más vacunas por las dudas", dijo Lacalle quien afirmó que sobre mediados de mayo, "si todo sale bien, vamos a tener 1.550.000 de Sinovac (más)". "Con esas, más las de Pfizer, que la semana que viene empiezan a llegar 80.000, tenemos la suficiente cantidad de vacunas", detalló.

Agregó que sobre fin de abril habrá 860.000 personas vacunadas con la primera dosis de Sinovac y 550.000 de ellas van a tener la segunda dosis y en el mes de mayo el resto queda vacunado con la segunda dosis.

En el caso de las dosis de Pfizer/BioNtech "esta semana va a quedar vacunado con la segunda dosis personal de CTI y emergencia móviles" que hace "al primer cinturón más expuesto", dijo. Asimismo "van a quedar en la tercera semana de abril los ELEPEM (residenciales) con la segunda dosis".

El presidente indicó que aquellos que se vacunan con Sinovac "tienen que tener la segunda dosis asegurada". No obstante, para el caso de las vacunas de Pfizer/BioNtech el gobierno ha resuelto extender la segunda dosis para la séptima semana a partir de la primera dosis, en vez de la cuarta semana como preveía el plan original, para poder tener "más primeras dosis" en base "a recomendaciones del comité de vacunación y lo que se está haciendo en el mundo". Lacalle Pou destacó que hay países que han extendido la segunda dosis "a un total de 12 semanas".

"No está decidido" la vacunación de niños, dijo Lacalle Pou consultado al respecto, pese a lo cual afirmó que el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, está en negociaciones para eventualmente encargar más vacunas.

"Hemos aumentado los pedidos que están llegando en mayo entre otras cosas porque si después hay que dar una tercer dosis, que es algo que ustedes pueden haber escuchado, o se tiene que vacunar a menores de 18 no tenemos que correr de atrás a conseguir las vacunas", agregó el presidente.

Más allá de esto insistió en "no confiar con la primera dosis", e instó a esperar 15 días después de la segunda dosis para ver la inmunización. 

Lacalle Pou este miércoles brinda una conferencia de prensa en Torre Ejecutiva. Foto: Pablo S.Fernández
Lacalle Pou este miércoles brinda una conferencia de prensa en Torre Ejecutiva. Foto: Pablo S.Fernández

El ministro de Salud, Daniel Salinas, apuntó en cuanto a la vacunación referencias sobre las dosis que llegaron de AstraZeneca. "Se han dado 34 millones de vacunas en el mundo y han habido algunos casos de trombosis que están en el entorno de 205 casos, que se han dado en mujeres menores de 55 años y se postulan diversos mecanismos. Conclusión del grupo (de científicos y vacunación): los beneficios de la vacuna superan ampliamente a los riesgos, analizada toda la evidencia científica es recomendar la vacunación en mayores de 60 años en virtud de esta evidencia parcial de 200 casos en 34 millones". En este sentido dijo que con las 48.000 dosis que llegaron a Uruguay "creemos que podemos reforzar algún programa particular en la región fronteriza".

Por otro lado, el jerarca de Salud informó que están estudiando la posible aplicación de un "nuevo test de antígenos, que es nasal".

"Tiene elevadísima sensibilidad y lo estamos validando por el laboratorio del MSP. Cuando esté disponible vamos a determinar cuál va a ser el uso y el destino específico. Quizás tengamos que pensar en que se pueda disponibilizar para el uso con compra directa por parte del usuario. Tenemos que estudiar qué tan sensible es", señaló.

"Ponerlo a disposición de la gente y que si tiene una duda pueda salir de ella, me parece que eso excelente", remarcó en esa línea el ministro de Salud.

Lacalle Pou dijo que no se descarta comenzar a vacunar también los domingos, pero no dio una fecha precisa sobre cuándo podría ocurrir esto.

"Lo que pedimos es que dentro de lo posible la gente no se mueva, se mueva lo menos posible. Por más medidas que tomemos, si la gente insiste en la movilidad no vamos a bajar el número de contagios. Estamos en el momento en el cual las medidas deberían surtir efecto", afirmó el presidente.

Lacalle Pou dijo que a nivel general el gobierno "no está conforme" y se "molestan" cuando ven aglomeraciones y fiestas clandestinas porque "hay gente que está encerrada hace tiempo, hay gente que perdió el trabajo". 

El mandatario fue consultado sobre la situación que se generó el día en que concurrió a vacunarse en que mucha gente se acercó a saludarlo. "Con respecto al episodio del día que me fui a vacunar al (Hospital) Maciel, tienen razón. Tengo una forma de ser que si un uruguayo" se acerca "no tengo un custodia en el medio".

Asimismo dijo que en su agenda decidió disminuir la exposición, y en este sentido suspendió hoy la visita al comienzo de la construcción del Hospital del Cerro para no "poner una persona en el medio, me cuesta, no me gusta, pero es lo que tengo que hacer en estos días".

El presidente también se refirió al reporte diario con los datos actualizados sobre la pandemia que ha tenido retrasos en la información. "Estamos con información genuina y veraz respecto a los test positivos y fallecimientos", dijo el presidente. "Hemos encargado de ponerlos en su fecha. Lo que está claro es que lo que digamos sobre cuántos han sido los casos totales, cuales están cursando la enfermedad y cuántos fallecieron son los correctos". 

Lacalle Pou manifestó que se encargó a los equipos de verificar cuáles eran las fallas en la información, y aseguró que la misma estará corregida.

"Este gobierno ha tenido transparencia total cuando hay aciertos y cuando hay errores", subrayó.

Sobre los CTI dijo que "seguimos ampliando la capacidad". "Hoy tenemos 933 camas disponibles y la ocupación es del 74% y tenemos un potencial de 88 camas más con potencial de instalarse", agregó. Anunció además que el viernes se inaugurarán unidades nuevas. 

Desde la última conferencia de Lacalle Pou, el 23 de marzo, los casos han seguido creciendo, alcanzado más de 25.000 casos activos (25.309) de acuerdo al último informe del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae). Además, se ha incrementado la ocupación de camas de CTI llegando a 432, así como de récord diario de fallecidos (45) que se mantuvo en los últimos dos días.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error