"NUEVA NORMALIDAD"

A clases: así son los detalles para el retorno a las aulas

La experiencia en las escuelas rurales es considerada como muy buena.

Relevamiento: se realizaron alrededor de 300 testeos aleatorios a nivel de las escuelas rurales de todo el país y no se detectaron infectados. Foto: Reuters
Relevamiento: se realizaron alrededor de 300 testeos aleatorios a nivel de las escuelas rurales de todo el país y no se detectaron infectados. Foto: Reuters

El objetivo de las autoridades es que a fin de junio, el total de los alumnos de escuelas y liceos, de todo el Uruguay, esté tomando sus clases en las aulas de forma presencial. El anuncio lo hizo el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, el jueves en la noche. Esa vuelta a clases se dividirá en tres etapas escalonadas.

¿Cómo es el detalle del retorno a escuelas y liceos? Hay cuatro grandes etapas. La primera es el próximo lunes 25 de este mes. Allí ingresarán los trabajadores a los centros educativos para preparar el retorno. Se dispondrán tareas exhaustivas de limpieza, para permitir que a partir del martes 26 ya puedan ingresar de forma segura los educadores.

Estos docentes y maestros en coordinación con las direcciones de los diferentes centros educativos -ya sean públicos o privados- serán los encargados de instrumentar los protocolos de retorno.

La siguiente fecha establecida por el gobierno es el 1° de junio. Allí volverán las escuelas rurales de Canelones y toda la educación media rural. También abrirán las escuelas Especiales (personas con discapacidad) en todo el país. En esa fecha se abrirán las escuelas Aprender y de Tiempo Completo, salvo las ubicadas en Montevideo y el área metropolitana (Las Piedras, Progreso, La Paz, Joaquín Suárez, Toledo, Pando, Barros Blancos, Empalme Olmos, Ciudad de la Costa y franja costera de Canelones).

La tercera fecha establecida es el 15 de junio. Allí vuelve la educación para primera infancia, los CAIF, los centros de educación inicial de ANEP y los jardines privados, en todo el país. Las escuelas urbanas comunes, de tiempo extendido y práctica (públicas y privadas), salvo en Montevideo y área metropolitana. También se suman las escuelas Aprender y Tiempo Completo de Montevideo y área metropolitana. En esta fecha reabre la educación media, exceptuando a Montevideo y su zona metropolitana, retornan los cursos en liceos y UTU. Por último en esta fecha reabre la educación terciaria técnica pública y privada, excepto en Montevideo y el área metropolitana.

La cuarta fecha definida es el lunes 29 de junio. Allí volverá Primaria: se suman las escuelas que faltaban en la capital y las metropolitanas. En la educación media vuelve la presencialidad en todos los liceos y UTU del país, públicos y privados.

La educación universitaria esperará un tiempo más, al menos hasta julio para retomar la educación presencial, ya que por el momento no está teniendo mayores dificultades en el dictado de cursos a distancia.

La preocupación central pasa por la educación inicial y primaria, pues los menores son los que generan más desafíos a los educadores en cuanto al cumplimiento de las medidas de protección.

Detectaron cuatro casos nuevos de COVID-19

Ayer se detectaron cuatro casos positivos de COVID-19, según datos proporcionados por el Sinae. La cantidad de casos positivos desde el comienzo del brote sube así a 753. Por otra parte, el número de exámenes positivos llegó a 921 (la diferencia entre una cifra y otra radica en que hay personas que se examinaron más de una vez). En la víspera se realizaron 641 exámenes de los cuales 629 arrojaron un resultado negativo mientras que 12 fueron positivos. 130 pacientes cursan la enfermedad.

Sindicatos

Ayer los gremios de la enseñanza estuvieron reunidos con el presidente del Codicen, Robert Silva, para avanzar en la instrumentación de la vuelta.

Como trabajo previo a la vuelta realizarán las tareas de desinfección necesarias. A su vez harán un relevamiento de las particularidades de cada centro, para detectar si hay personal de riesgo que no pueda concurrir; ya sean docentes como no docentes.

El ejemplo positivo del retorno a clase en las escuelas rurales será trasladado al resto de las escuelas, en la medida que vayan volviendo a la llamada “nueva normalidad”. Las autoridades de la educación destacan como muy bueno el reintegro a clases, ya que no se han detectados casos de COVID-19.

El Codicen realizará una compra general para abastecer de elementos de higiene a los centros educativos, y al mismo tiempo se destinarán $ 2.000 para cada escuela con el fin de que pueda adquirir alcohol en gel, u otros elementos que consideren necesarios.

En los protocolos definidos para la vuelta a clase el uso de tapabocas es obligatorio para los trabajadores docentes y no docentes. En el caso de los niños y niñas es opcional, de todas formas los jerarcas de gobierno solicitan que sí se utilice como una medida clara de protección.

La semana entrante los diferentes centros deberán definir cómo instrumentar el ingreso y egreso de los estudiantes, así como también las zonas y horarios de los recreos, que deberán ser diferenciados para permitir cumplir con el distanciamiento entre personas de unos dos metros.

El presidente de ANEP Robert Silva dijo ayer que “hay que alternar la presencialidad según los grados porque hay que respetar distancias mínimas” lo que va a llevar “a dividir los grupos”. El jerarca explicó que los centros educativos deberán establecer un “cronograma en cuanto a asistencia semanal presencial según el nivel” y dijo que esto podrá ser “lunes y martes como está pidiendo algún nivel educativo” o “lunes y jueves” o “martes y viernes”.

Robert Silva. Foto: Darwin Borrelli
Robert Silva. Foto: Darwin Borrelli

De todas formas, y producto de que las jornadas serán de un máximo de cuatro horas presenciales, se continuará con la educación a distancia mediante las diferentes aplicaciones tecnologías. En el caso que algunos docentes no estén en condiciones de concurrir a los centros, se mantendrán dictando las clases a distancia.

La vuelta a las clases es voluntaria; así lo definió el gobierno. De todos modos el presidente de la República dijo que están dadas las condiciones y que el riesgo al contagio de coronavirus es mínimo, por eso se definió dar este paso.

Gremiales son cautelosas ante los anuncios del gobierno

Un regreso a las clases en escuelas rurales con túnicas, moñas y tapabocas. Foto: Leonardo Mainé
Un regreso a las clases en escuelas rurales con túnicas, moñas y tapabocas. Foto: Leonardo Mainé - Archivo El País

El presidente de la Asociación de Institutos de Educación Privada de Uruguay, Carlos Noya, dijo a Subrayado de Canal 10 que les sorprendió la noticia de que el 7 de julio empezarían las vacaciones ya que es solo una semana después del comienzo total de las clases en el país (29 de junio). Si bien expresó que “cuesta un poco entenderlo a priori”, dijo que “seguramente tengan sus explicaciones” y que, además, “quizá no es algo que esté cerrado”.

Además, Noya dijo que les pareció “que era una información que no estaba dentro de lo que se iba a informar”.

Respecto al cronograma y al anuncio de vuelta de clases, Noya dijo que se queda “con la tranquilidad de la conferencia de prensa de los expertos que marcaron criterios muy básicos, respecto a la salud”.

Por otro lado, se refirió a las cuatro horas de jornada escolar establecidas en el protocolo: “Serán cuatro presenciales y cuatro horas virtuales. No solo es que los chicos reciban los contenidos educativos, sino que también está cumplir con los objetivos pedagógicos”.

Quien también se expresó fue Sergio Sommaruga, del Sindicato Nacional de Profesores de Enseñanza Privada (Sintep). En su cuenta de Facebook publicó que el anuncio estuvo “plagado de imprecisiones” y que “faltó proceso colectivo”. Por su parte, desde la Asociación de Maestros del Uruguay (Ademu) se expresó que sintieron “que se nos ha abandonado”, según su secretaria general, Daysi Iglesias.

El gobierno no terminó de definir la duración de las vacaciones. “En principio” la misma irá del lunes 6 al viernes 10 de julio. ¿Qué ocurrirá con el resto de las vacaciones? Todavía no hay nada previsto. El ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira, manejó como una hipótesis de trabajo, semanas atrás, que las vacaciones se podrían recortar para allí cumplir con el dictado de las clases perdidas en estos tiempos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error