RETORNO ESPERADO

Así será la vuelta al aula en públicos y en privados

Los colegios ajustan su protocolo y Primaria ya tiene un plan para el retorno en las escuelas públicas

Comienzo de clases 2020. Foto: Leonardo Mainé
Escuelas rurales: dieron negativo los más de 300 test aleatorios a docentes y auxiliares. Foto: Leonardo Mainé

El gobierno hará hoy el esperado anuncio vinculado al retorno a clases, tras una reunión del presidente Luis Lacalle Pou con los integrantes del Grupo Asesor Científico Honorario, Rafael Radi, Henry Cohen y Fernando Paganini. Mientras tanto, los colegios privados se vienen preparando para el eventual regreso gradual en las próximas semanas y definen su protocolo, al igual que los consejos de Primaria, Secundaria y UTU.

Según un relevamiento realizado por El País, los directivos de los colegios están convencidos que se mantendrá una combinación entre clases presenciales y virtuales y que habrá cambios en la forma en que se realizan los recreos. Están preocupados por poder cumplir con las medidas de distanciamiento requeridas (argumentan que se pasó de metro y medio en el protocolo de las escuelas rurales a dos metros en el protocolo acordado esta semana en ANEP, por ejemplo) y tienen gran incertidumbre respecto a si se mantendrá el horario completo y si los niños podrán comer en las instituciones.

Primaria, en tanto, maneja un plan de reintegro escalonado en las escuelas públicas, según supo El País. Los niños irán dos días a la semana. Para los estudiantes de educación especial se maneja la idea de que sean días consecutivos (lunes y martes, o jueves y viernes). Para el resto alternados (lunes y jueves, o martes y viernes). En cualquiera de los casos, los miércoles será día de limpieza.

En principio el mínimo de horas semanales será entre tres y nueve. Pero cada escuela podría ir aumentando esa carga acorde haya respuesta y se cumplan las medidas sanitarias. En el caso de la educación inicial, primero empezará nivel 5 y, una vez evaluada la marcha, retornará nivel 4 y 3 (en ese orden). Para Primaria, la prioridad está en los niños que se han desvinculado de la escuela, los desmotivados, aquellos que están terminando el ciclo escolar o de zonas más vulnerables. O sea, en el armado de grupos presenciales tendrán que hacer foco en esos casos.

No obstante, Primaria maneja como hipótesis que los estudiantes de sexto año (que son los que tienen que terminar el ciclo) y los de primero y segundo (que son los que afianzan la lectoescritura) estén entre los primeros en reincorporarse.

Más allá de los recreos convencionales, habrá pausas escalonadas. Pero en los patios quedarán clausurados los juegos de uso colectivo (toboganes y hamacas). El sistema de alimentación continuará siendo, en principio, como durante la pandemia en curso: viandas o tickets de alimentación. No funcionará el servicio tradicional de comedor.

Privados

La Asociación de Institutos de Educación Privada (AIEP), que agrupa a unos 50 colegios laicos, viene elaborando un documento borrador de protocolo que será ajustado con el oficial. La versión primaria, a la que accedió El País, toma como base el protocolo de las escuelas rurales y abarca temas como medidas de higiene y de ventilación y el proceso de ingreso.

Esta guía, que luego será llevada a tierra en cada colegio, dice que los funcionarios docentes y no docentes deberán usar “en todo momento” tapaboca, tanto en el momento del traslado al colegio como adentro del centro educativo.

Algunos colegios entregarán dos o tres tapabocas de tela lavables a los funcionarios y otros evalúan el uso de máscaras de acrílico por la visibilidad de las caras. En las puertas de acceso se recomienda la colocación de alfombras sanitarias para la limpieza de la suela del calzado, y algunos colegios indican que pondrán alfombras largas para desinfectar bicicletas y motos.

Respecto al proceso de ingreso, dice que a los alumnos les harán preguntas sobre síntomas y en algún caso específico se podrá tomar la temperatura corporal. En principio el límite para permanecer es 37,5 grados y varios colegios dicen que le tomarán la fiebre a todos los alumnos. Algunos, como el St. Patrick's, dispondrán de una sala de aislamiento para los casos de alumnos o funcionarios que superen los 37,5 grados o tengan síntomas de COVID-19, según dice el borrador.

Hay preocupación respecto a si este cuestionario puede generar demoras al ingreso. Por eso, el colegio The British Schools enviará el cuestionario con cinco preguntas en forma electrónica a las familias. El protocolo menciona la importancia de la ventilación de los ambientes a lo largo del día y que, en la medida de lo posible, se deje la puerta abierta de los salones. El colegio Woodlands School sacará las puertas de los salones, según dice el borrador.

Una incógnita es qué pasará con los horarios completos y las comidas. El “sistema de almuerzos” es fundamental, dijo a título personal Juan Pedro Mir, director del colegio José Pedro Varela. “Seguiremos estrictamente los lineamientos de Sinae y ANEP, pero nos gustaría que los niños pudieran almorzar acá”, indicó Mir.

En el Colegio Inglés les preocupa lo mismo. “Si se puede, tenemos la intención que los días que van, hagan el horario habitual”, indicó su directoria Eileen Consolandich. Los recreos “serán difíciles” y piensan en juegos que habiliten una distancia adecuada, como el ping-pong. “Los juegos clásicos de recreo, de tocarse y correr, se van a intentar evitar”.

En la Asociación Uruguaya de Educación Católica (Audec), que agrupa a 157 colegios, les preocupa el aspecto “emocional” en los alumnos y las familias en el retorno a clases. “Lo importante es transmitir que la escuela es un lugar seguro”, dijo su director Adrián Arias. “Hay que sacar los miedos que obstaculicen ese retorno”.

Piletas en los patios y otras medidas nuevas
Comienzo de clases 2020

El colegio St. Patrick’s College colocó piletas para lavado de manos en la entrada y varios sitios. “Eso llegó para quedarse”, dijo una fuente de la institución. También cambiaron la circulación dentro del colegio y “sectorizaron” por nivel los lugares del recreo, para que no haya entrecruzamientos de alumnos.

Como otros, el colegio José Pedro Varela proyecta dividir los grupos. Pero “es central” que se habilite que los alumnos vayan todos los días a clase, dijo a El País a titulo personal el director de Primaria Juan Pedro Mir, también integrante del comité académico de Eduy21. La clave es “disminuir la circulación interna y cuidar al máximo el distanciamiento”, indicó. Esperan las instrucciones del gobierno.

Desde el colegio Jean Piaget, su directora general Zózima González dijo a El País que ven “urgencia” por volver en el nivel inicial, aunque allí sea más difícil mantener el distanciamiento: “Lo que no se aprende antes de los cinco años, no se aprende más. Hay que inculcar hábitos y a la vez son los más dependientes de la atención de los adultos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados