UN JIRÓN DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Defensa convoca a los partidos políticos por águila del Graf Spee

El Ministerio también solicitará la opinión del Comité Central Israelita.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El águila fue sacada de las aguas del Río de la Plata en 2006. Foto: Archivo

El Ministerio de Defensa Nacional citó para las 14:30 de hoy a todos los partidos políticos para que opinen sobre cuál es el futuro más conveniente para el águila del Graf Spee. Según supo El País, el Comité Central Israelita del Uruguay también fue convocado a dar su opinión, aunque no en la jornada de hoy.

Como se recordará, el diputado nacionalista Jorge Gandini le planteó al ministro de Defensa, Jorge Menéndez, que el Estado venda el águila para obtener recursos para la cartera. En el pasado, se recibieron ofertas por la pieza que iban de los US$ 8 millones a los US$ 52 millones. El secretario de Estado dejó entrever que ahora están dadas las condiciones para que esto pueda ocurrir.

Tras una sentencia de casación de la Suprema Corte de Justicia, el bien es propiedad del Estado, teniendo el permisario (quien lo extrajo del Río de la Plata) derecho al 50% del producido de una venta.

El diputado Jorge Gandini dijo ayer a El País que el águila "es un bien recuperado de las aguas con mucho esfuerzo económico y representa un hecho histórico, como lo fue la Batalla del Río de la Plata" y que no puede continuar guardada dentro de una caja en un depósito militar. "Si tiene algún valor de exhibición, que se exhiba. Y si no, que se proceda a su subasta", sentenció.

"También se ha definido que no es patrimonio nacional, por lo tanto no hay ninguna razón formal que impida su salida del país. Y tiene un aparente valor en subasta importante, como para que su producido pueda ser aprovechado por la Armada Nacional. Yo entiendo que sería el mejor destino que le podríamos dar, para la compra de equipamientos. El propio ministro comentó en Comisión sobre la necesidad que existe de mayor equipamiento para el control de un mar territorial que ahora es más vasto que antes", agregó el legislador de Alianza Nacional.

Gandini entiende además que es el gobierno uruguayo el que debe decidir sobre el futuro de la pieza, más allá de objeciones que en su momento se hicieron por parte de representantes del gobierno alemán, respecto a que la misma fuera exhibida o vendida.

"Han cambiado en la propia Alemania la postura sobre cómo referir hacia la opinión pública los hechos de la Segunda Guerra Mundial. Y el propio Estado tiene otra política vinculada al tema, quizás sea por eso que el ministro dijo que ahora hay otras condiciones. Uruguay puede tomar en cuenta las opiniones, pero claramente puede darle un destino. El país tiene que tomar una opinión soberana. No tiene sentido que quede en una caja", insistió el diputado Gandini.

Todos a favor.

El 50% de lo que se obtenga de una venta le pertenece a los hermanos Alfredo y Felipe Etchegaray. A su vez, de esta mitad, el 25% (restando algunos gastos operativos) corresponde a los herederos del buzo Héctor Bado.

Según supo El País, la semana próxima la viuda de Bado (con quien el explorador submarino tuvo dos hijas) estará arribando a Montevideo.

Consultado por El País, Alfredo Etchegaray dijo que "la Comisión de Patrimonio no hizo oposición sobre la venta del águila y los informes de la Cancillería y de la Armada dicen que es de conveniencia para el Estado". Además, "está el documento de venta del barco por parte de Alemania y la ley por la cual se basó el contrato de rescate. También está la respuesta de Bonn y de Berlín de su momento, de las dos Alemanias, en las que dicen que no tienen interés en el barco".

"En primer lugar la venta es un beneficio económico para el Estado, que ni siquiera se hace cargo de los costos que tuvo esto. Además, acceder a ese beneficio del 50% del bruto cumple con el contrato", agregó.

Etchegaray recordó que piezas similares se exhiben en otros lugares del mundo, como en el Imperial War Museum de Londres, y que la cruz gamada se encuentra presente en la historia de la humanidad desde hace miles de años. "La posición del Comité Israelita es que si se conoce el destino de la pieza no tiene ningún problema con que se venda, porque hay museos sobre el holocausto llenos de piezas nazis", anotó.

RECLAMANDO LA VENTA.

"No tiene sentido que esté guardada".

"O se vende o se exhibe. Lo que no tiene sentido es que desde hace años esté guardada en un cajón de un depósito de los Fusileros Navales. Hay cantidad de piezas del Graf Spee que se están exhibiendo en Uruguay", dijo el diputado nacionalista Jorge Gandini.

El legislador fue el que le planteó al ministro de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, que el Estado venda el águila de bronce para obtener recursos para la cartera.

"El Estado gana sin poner nada".

"En primer lugar es un beneficio económico para el Estado, que ni siquiera se hace cargo de los costos que tuvo todo esto. Además, acceder a ese beneficio del 50% del bruto cumple con el contrato", sostiene Alfredo Etchegaray, representante del grupo privado al que le corresponde la mitad de lo que se obtenga por la venta. A su vez, el 25% de ese 50% le pertenece a los herederos del buzo Héctor Bado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º