Las parejas de baile de un mismo sexo no son ninguna novedad

Cambalache: ¿El Tango era cosa de hombres?

Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches, se ha mezclao la vida". La frase no es tan famosa como la de "llorar la Biblia junto a un calefón", pero pertenece al mismo tango, Cambalache, de 1934. ¿En el siglo XXI el mundo es el mismo que el que "pintó" Enrique Santos Discépolo en 1934?.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"El intercambio de roles" existe desde el siglo pasado en el tango y otros bailes.

Se dice que al principio, a fines del siglo XIX, el tango se bailaba entre hombres. Pero a juzgar por las fotos que acompañan esta página, la práctica continuó después. Según un blog de La Nación, lo bailaban entre "machos" mientras esperaban su turno en los prostíbulos.

Aunque claro, también bailaban con mujeres. Mucho más tarde, cuando la danza entró en los salones de buena familia y logró la bendición de las clases acomodadas, solían pasar largas horas practicando pasos en los clubes de barrio (Atlanta, Sin Rumbo, entre otros tantos que ya no existen) para marcárselos luego a sus compañeras de turno en la milonga.

"El intercambio de roles sigue siendo una experiencia imprescindible para cualquier bailarín que tenga intenciones de mejorar, entre otras cosas, porque permite comprender mejor la marca y los movimientos del partenaire", señala La Nación.

Pero como en tantas otras cosas, no existe una sola biblioteca al respecto. El uruguayo Daniel Vidart opina acerca de esta hipótesis diciendo: "Es mentira, es error, es novelería de intelectuales friolentos que recién descubren el tango y se quieren calentar la sangre con su rescoldo, decir que el tango fue bailado por hombres solos en su comienzo.

El baile en parejas de hombre y mujer es un simulacro de acoplamiento en las sociedades primitivas y lo sigue siendo hoy, a pesar de todas las florituras interpuestas por el salón entre la coreografía y el sexo. El tango como antes la milonga, y antes todavía la danza, se bailó siempre en pareja de macho y hembra. Cuando bailaban dos hombres juntos era para aprender pasos difíciles por sencillas razones pedagógicas. Y nada más. Buscar otras motivaciones sería tonto, sino grotesco."

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados