vea el mapa

Almagro molestó a dominicanos y lo llaman "ignorante"

El excanciller uruguayo y actual secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, avivó la crisis migratoria entre la República Dominicana y Haití, al punto que el gobierno dominicano canceló una reunión fijada para la próxima semana molesto con declaraciones del diplomático.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Almagro, secretario general de la OEA. Foto: EFE.

La posición de Almagro “imposibilita todo tipo de diálogo constructivo”, subrayó ayer el canciller dominicano, Andrés Navarro, en una rueda de prensa. Navarro hizo alusión a una entrevista que la CNN en español emitió el miércoles 15 en la que Almagro, entre otras cosas, dijo que como República Dominicana y Haití están en una isla, La Española “no hay dos países, hay un solo país aunque sea una isla grande como Australia. Esta es una isla pequeña con dos países, con realidades sociales muy diferentes, con realidades económicas muy diferentes, con realidades políticas muy diferentes”.

Si no puede ver la imagen haga click aquí 

Navarro subrayó ayer que esta afirmación del excanciller uruguayo “no solamente es una expresión de ignorancia total de la geografía política mundial”, sino “un acto de imprudencia extrema en su condición de ejecutivo de un organismo hemisférico como la OEA”.

Si Almagro, dijo Navarro, “no cambia su actitud y retira su cuestionamiento a la existencia de dos países en nuestra isla”, la República Dominicana “no tiene nada que dialogar con la Secretaría General” de la OEA.

“Luis Almagro, con sus declaraciones, ha entorpecido el proceso que debiera jugar la OEA en la región”, consideró el jefe de la diplomacia dominicana, quien opinó que “ha establecido un precedente funesto para ese espacio multilateral”.

En su cuenta personal de la red social Twitter, Almagro aseguró ayer que con sus palabras sobre las islas “llamé al diálogo a dos países que comparten una isla” y que una “interpretación distinta es tergiversación”.

Sin embargo, Navarro dijo que el excanciller Almagro “no tiene derecho a trazar pautas en las políticas internas de países soberanos e independientes”, al tiempo que consideró que evidencia “una tendencia prejuiciada” contra la República Dominicana.

Este nuevo capítulo de la crisis llega cuando se cumple exactamente un mes de que finalizara el plazo de presentación al Plan Nacional de Regularización de inmigrantes, al que se sumaron más de 288.000 personas, la mayoría de ellos haitianos.

El Ministerio dominicano de Interior y Policía (MIP) inició ayer la entrega masiva de carnés a los extranjeros que se acogieron a la iniciativa.

El Plan Nacional de Regularización dominicano ha despertado las críticas del gobierno haitiano, que ha denunciado en foros internacionales la supuesta deportación de haitianos no regularizados, algunos de ellos nacidos en la República Dominicana, acusaciones negadas reiteradamente desde Santo Domingo.

A la vez el gobierno de Danilo Medina ha lanzado una campaña de comunicación a nivel nacional e internacional para expresar el alcance del plan de regulación, sus resultados y lo que está haciendo en materia migratoria.

En la rueda de prensa en la sede de la Presidencia, el canciller Navarro expresó ayer en un tono enérgico su negativa a acudir al encuentro que se iba a celebrar en Washington para tratar de solucionar las diferencias entre los dos países de la isla La Española.

Haití es el principal socio comercial de la República Dominicana después de Estados Unidos y cada lunes y viernes se celebran en la frontera mercados binacionales informales.

En este sentido, el presidente de la Cámara de Comercio de Santo Domingo, Pedro Pérez, dijo que el mercado sigue funcionando igual y que los acuerdos comerciales entre ambas naciones no se han visto afectados por el tema migratorio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados