Publicidad

¿Cuáles son los mejores productos menstruales: toallas, tampones, copas o ropa absorbente?

Esto es lo que debe tenerse en cuenta a la hora de elegir el producto para la absorción de la sangre menstrual

Compartir esta noticia
eme
productos de higiene menstrual
Foto: pxhidalgo/Getty Images/iStockphoto

El Tiempo (GDA)
Los días de sangradoen el ciclo menstrual implican un cuidado especial de la higiene femenina. Aunque ahora existen más opciones en el mercado, las toallas higiénicas, los tampones y las copas menstruales son los métodos más usados, pero cada uno tiene sus beneficios y sus desventajas.

Si estás considerando cambiar o implementar una nueva forma para disponer de tu sangre menstrual, aquí le contamos más sobre ellos.

Tampones

Los tampones son un método para absorber el flujo menstrual durante el periodo. Estos se insertan en la vagina y para hacer la tarea más sencilla los hay con aplicador. Los tampones aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) deben usarse una sola vez y luego desecharse. No se debe usar un tampón más de una vez.

Lo recomendado es cambiarlo después de las cuatro horas de uso, máximo hasta ocho. No debe exceder este tiempo, pues hay riesgo de síndrome de shock tóxico. "El síndrome de shock tóxico (TSS) es poco común y es causado por una sustancia tóxica producida por ciertos tipos de bacterias. La sustancia tóxica producida por la bacteria puede causar daños a los órganos y ocasionar la insuficiencia renal, cardíaca y hepática, shock e incluso la muerte", describe la agencia gubernamental en su portal.

Aunque están hechos de un material 'amigable' como el algodón, la sangre se acumula dentro del tampón y pueden ser alimento para virus y bacterias. No obstante, son los favoritos de muchas porque se sienten cómodas con ellos y el riesgo de filtración se reduce.

Toallas higiénicas desechables

Las hay de todo tipo, con superficie absorbente de algodón, de malla o gel, o con una combinación de ambas. Con alas o sin ellas, tienen diseños que se ajustan al tipo de ropa interior o al momento del día.

Por su facilidad de uso suelen ser la alternativa más sencilla, pues solo se deben pegar en la ropa interior. Solo se usan una vez y se desechan, lo que para muchas personas es una ventaja, pero para otras significa generar una gran cantidad de residuos mensuales.

Adicionalmente hay un gasto mensual, que se extiende por años e impacta en el bolsillo.

Copas menstruales

El uso de este producto hecho en silicona médica se ha popularizado en los últimos años. El pequeño recipiente que se dobla y se introduce en la vagina recolecta la sangre por horas.

Entre sus ventajas se encuentra el ahorro, pues solo se debe comprar una vez y pueden durar cerca de una década si se mantienen de forma adecuada. Se le suma que es amigable con el ambiente, pues no se generan residuos.

"Tampoco genera irritación o alergias como el algodón de las toallas o el algodón que utilizan para los tampones. Son más cómodas, porque uno puede hacer ejercicio, uno puede ir a hacer a nadar, montar bicicleta, hacer todas sus labores diarias, sin sentirse incómoda", aseguró Kimberly Alejandra Camelo Gómez, gerente de Copas Ecomujer.

Camelo, que empezó con su emprendimiento hace cinco años, ha vivido en carne propia el crecimiento exponencial de la popularidad de la copa menstrual. La empresaria también se lo atribuye a que recoge más sangre que los otros métodos y puede durar hasta ocho horas dentro de la vagina. Sobre ello todavía hay un tabú, que se suma al desconocimiento sobre el cuerpo femenino, que hace que muchas sientan temor de perderla dentro del canal vaginal, algo imposible anatómicamente.

Entre las desventajas están las filtraciones que suceden con mayor frecuencia durante los primeros meses de uso y siempre que no se cree el vacío en el interior del canal vaginal.

Adicional a ello se requiere acceso a agua potable y jabón, con unas condiciones mínimas de salubridad, lo que la hace inviable en ciertos contextos e implica un poco más de esfuerzo para su mantenimiento.

Martha Patricia Quintero García, ginecóloga funcional experta en hormonas, señala que la copa menstrual es un material más amigable, pero muchas mujeres son alérgicas o muy sensibles a la silicona. "Si no la cambian cada 3 horas, igual hay sangre acumulada, degradada, lo que es un cultivo", apunta.

Ropa interior absorbente y toallas de tela

En la misma línea de la ecología, hay alternativas como la ropa interior absorbente y las toallas higiénicas de tela. Estas pueden durar entre tres y cuatro años si se siguen las instrucciones de lavado y secado, que pueden depender de cada marca.

En el caso de los productos de Xiua ecología femenina, el tiempo de uso recomendado es de cinco a seis horas, máximo ocho. "La idea es que tengan mínimo tres para cada jornada con un flujo medio, pero esto cambia dependiendo del tipo de flujo", explicó Sua Renata García Ocampo, fundadora, creadora y directora de la marca.

Tanto en las toallas reutilizables como en la ropa interior menstrual, el material que entra en contacto con la piel es el algodón, mezclado con técnicas y telas absorbentes. Este mercado también se ha dinamizado y son cada vez más las alternativas que puede encontrar.

Con ellas tampoco se generan residuos, el gasto se reduce, pero el tiempo que se debe invertir en su limpieza puede no adecuarse al estilo de vida de todas.

En conclusión, lo más importante es que elija el método que mejor se adapte a su cotidianidad y con el que se sienta más cómoda, pues cada mes tendrá que utilizarlo.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

GDAmenstruación

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad