Realeza

¿Por qué se ve a la reina Isabel tan sonriente a pesar de las últimas desgracias que vivió?

En las últimas actividades, la monarca se mostró feliz pese a que hace unos meses murió su marido; según su biógrafo, él “hubiera querido que ella siguiera viviendo la vida al máximo”

La reina Isabel II. Foto: AFP
La reina Isabel II. Foto: AFP

Luego de varios meses de compromisos virtuales y pocas salidas como consecuencia de las restricciones impuestas por el Covid-19, la reina Isabel II (95) regresa poco a poco a las actividades presenciales de las que tanto disfruta. 

A pesar de haber sufrido duros golpes durante los últimos meses, como la muerte de su marido, Felipe de Edimburgo, la monarca se muestra con buen ánimo. Y al parecer tiene motivos para mostrarse contenta.

La semana pasada, Isabel asistió al Royal Windsor Horse Show y recibió a la canciller alemana, Angela Merkel. En cada actividad se la vio exultante. Al parecer, la monarca se muestra “tan feliz” porque el príncipe Felipe no la querría “sentada de luto como la reina Victoria”. Así lo afirmó Phil Dampier en declaraciones que fueron publicadas en el Daily Mail. El hombre es biógrafo real y desde hace 35 años que escribe sobre la corona británica.

“Algunos podrían pensar que es extraño que ella esté tan feliz tan pronto después de la muerte del príncipe Felipe, pero creo que hay una explicación simple”, añadió Dampier. Según señaló, la reina estaba devastada por haber perdido a su compañero durante 73 años, quien falleció el 9 de abril pasado.

Sin embargo, había decidido continuar con sus deberes públicos porque “él quería que ella viviera la vida en plenitud”. “Estoy seguro de que [él] le dijo que disfrutara lo que le quedaba de su propia vida”, aseguró Dampier.

A su vez, el experto siguió: “Felipe no querría que ella se sentara a llorarlo como lo hizo la reina Victoria por Alberto, y apuesto a que querría que ella siguiera viviendo la vida al máximo. Irónicamente, pasaron mucho más tiempo juntos al final debido al encierro. Su muerte no fue inesperada y tuvo una vida larga y plena”.

Luego, Dampier enumeró las virtudes de la personalidad de Isabel: “Como él, la reina es muy práctica y pragmática, y sabe que él la apoyaría para salir de casa”.

De acuerdo al experto, la flexibilización en las restricciones le brindaron “nueva energía” y la monarca está cumpliendo cada tarea con un “entusiasmo” renovado.

Júbilo

En la actividad en el Royal Windsor Horse Show, la reina sonrió y llegó a reírse durante el transcurso del evento, en una clara exhibición de júbilo.

“Ha sido fantástico ver que la reina está en tan buena forma en las últimas semanas. Parece feliz y relajada, y es un placer ver su rostro sonriente. Creo que está encantada de estar fuera del encierro como el resto de nosotros, y de salir y hacer las cosas que ama. Tiene su vida social y se podía ver lo feliz que estaba de estar en el Windsor Horse Show, uno de sus eventos favoritos del año, cuatro días seguidos”, aclaró Dampier.

“Se encuentra con viejos amigos y le encanta ponerse al día con los chismes, así como pasar tiempo con su propia familia”, consideró el biógrafo, quien agregó que la monarca no abdicará, pero que poco a poco los demás [miembros de la familia] están tomando el relevo”.

Asimismo, Dampier ponderó que Isabel cuente con el apoyo de un cercano de asistentes y familiares que se aseguran de que nunca esté sola. “En privado nunca se siente sola, con sus dos sirvientes favoritos, Angela Kelly y Paul Whybrew”. De acuerdo al especialista, la relación es tan cercana que sus ayudantes a veces se sientan con ella a ver televisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados