Realeza

El nacimiento de Lilibet acercó a Meghan y Kate: ¿habrá una tregua?

Las duquesas de Sussex y Cambridge parecen haberse acercado a raíz del nacimiento de la pequeña Lilibet Diana e intercambian mensajes 

La duquesa de Sussex y la duquesa de Cambridge.
La duquesa de Sussex y la duquesa de Cambridge.

Durante la entrevista que Meghan Markle y el príncipe Harry dieron en exclusiva a Oprah Winfrey, la duquesa de Sussex aseguró que la prensa inglesa había manejado que en la previa de su boda ella había tenido una discusión con Kate Middleton sobre un detalle de la ceremonia con el resultado de que la duquesa de Cambridge terminó llorando.

De acuerdo con lo que Meghan dijo en ese momento, no solo ella fue la que terminó llorando sino que después de este desencuentro Kate le envió flores y le pidió una disculpa. Después de la explosiva entrevista, se publicaron varias notas en diversos medios que aseguraban que ambas habían terminado llorando y que el motivo de la discusión había sido una verdadera nimiedad. Según diversas fuentes, Kate insistía en que las niñas que serían pajes --entre ellas, su hija, Charlotte-- debían llevar mallas, mientras que Meghan decía que no, porque hacía calor. A juzgar por las fotografías de la boda, al final se respetó la voluntad de la novia.

Sea como fuere, la relación entre las esposas de los príncipes parecía estar bastante fracturada después de la entrevista. Sin embargo, el nacimiento de la hija de los duques de Sussex, Lilibet Diana, pudo haberles dado la oportunidad perfecta para buscar una tregua. Según una fuente cercana a palacio reveló al semanario "US Weekly", las duquesas han intercambiado textos a raíz del nacimiento de la pequeña.

"La tensión se ha aliviado entre Meghan y Kate" dijo el entrevistado al semanario, "Kate incluso le envió un regalo a la bebé, están en una mejor situación e incluso han intercambiado mensajes de texto".

Independientemente del resultado de la charla con Oprah, otra fuente aseguró a "Us" en marzo pasado, poco después de que la entrevista saliera al aire, que Kate y Meghan tenían más de un año sin hablar directamente. "Nunca fueron muy cercanas, pero el distanciamiento entre sus esposos las separó aún más. Los problemas entre los hermanos han hecho muy difícil que la relación entre las dos sea amistosa".

Ahora, al parecer, están buscando un acercamiento. "El incidente con los atuendos de las niñas pasó hace tanto tiempo, que parece muy tonto seguir con eso" dijo el informador, "es energía desperdiciada y están buscando una tregua". "Se han acercado gracias a que ambas tienen niñas y no pueden esperar a que se conozcan", añadió.

Harry y William se reunieron en el homenaje dedicado a su madre, la princesa Diana, en los jardines del palacio de Kensington, y aunque se les vio conversar brevemente durante la ceremonia, se esperaba que Harry se quedara unos día más a convivir con su familia o a procurar un acercamiento, cosa que no sucedió.

De acuerdo con el "Daily Mail" y otros medios, Harry podría regresar a Londres en septiembre acompañado de Meghan, aunque esto es muy incierto, pues Lilibet aún es muy pequeña. Si esto ocurre, podría darse la oportunidad de que la duquesa de Sussex y la duquesa de Cambridge se acerquen aún más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados