Realeza

Meghan buscó consejo de miembros de la realeza antes de escribir carta a su padre

Meghan Markle continúa con su batalla legal contra los tabloides británicos que publicaron la carta que envió a su padre antes de casarse con Harry.

Todavía no está definido el estatus económico que tendrán Enrique y Meghan. Foto: EFE
 Foto: EFE

Meghan Markle, la duquesa de Sussex, buscó asesoramiento de dos altos miembros de la familia real británica antes de escribirle una carta a su padre, que está en el centro de una demanda contra un tabloide, mostraron documentos de la corte.

Meghan, esposa del nieto de la reina Isabel, el príncipe Harry, está demandando a Associated Newspapers por artículos publicados en el Mail on Sunday que incluyeron partes de una carta escrita a mano que le había enviado en agosto de 2018 a su padre, del cual está distanciada.

Los abogados de la duquesa afirman que la publicación de la misiva fue un mal uso de información privada y violó sus derechos de autor y quieren que a la demandante se le conceda una compensación por daños agravados.
Meghan y su padre no han hablado desde que se pelearon en la víspera de su boda con Enrique en 2018. El padre no asistió por motivos de salud y después de haber dado una serie de entrevistas a medios de comunicación.

En su última presentación ante el Tribunal Superior de Londres, su equipo legal rechazó la declaración del diario de que la carta era parte de una estrategia de medios y dijo que había seguido el "consejo de dos altos miembros de la Familia Real" sobre cómo hacer que su padre dejara de hablar con la prensa.

Meghan creó un borrador en su iPhone durante varias semanas, compartiéndolo con Harry y con su Secretario de Comunicaciones Jason Knauf "de confianza", quien le dio sus impresiones pero no escribió la letra del texto, dijo el documento.

"La demandante, y solo la demandante, creó el Borrador Electrónico, que luego transcribió a mano a su padre como la Carta", dijo su abogado, que agregó que Meghan había seguido el protocolo del palacio.

Sus abogados sí revelaron que Meghan había permitido que parte de la información se pasara a través de una tercera parte a los autores de una biografía de la pareja porque estaba preocupada sobre "el relato de su padre" y quería que se comunicara "la posición verdadera".

En septiembre, la corte dictaminó que el Mail podía enmendar su caso para incluir detalles de la recientemente publicada biografía "Finding Freedom".
Los abogados del periódico argumentan que el libro mostraba que Meghan tuvo la intención de que algunos detalles privados se hicieran públicos, incluyendo la carta, como parte de una campaña mediática para retratarla de manera positiva.

El rol de Thomas Markle

Thomas Markle no parece ser un testigo importante en la batalla judicial de Londres que enfrentó a su hija Meghan.

El caso había planteado la posibilidad de que Thomas Markle preste testimonio en el tribunal contra su hija, a quien no ha visto desde que se pelearon en la víspera de su boda con Harry en 2018. El padre no fue por motivos de salud y después de que admitió posar para fotografías de paparazzi.

En su carta escrita meses después, la duquesa expresó sus sentimientos heridos por sus acciones, aunque el periódico argumenta que fue una parte orquestada de una campaña publicitaria.

El mes pasado, el juez Mark Warby le concedió al equipo legal de Meghan su solicitud para retrasar el juicio, que debía comenzar en el Tribunal Superior de Londres en enero, hasta el otoño boreal de 2021.

En una sentencia dictada el miércoles, el magistrado dio una explicación completa de esa decisión, aunque la mayor parte fue suprimida porque se trataba de "información privada y confidencial".

Sin embargo, Warby hizo referencia a una declaración del director legal del periódico que describió a Markle como "un testigo importante".

"No fue inmediatamente obvio para mí por qué se lo consideraba importante", afirmó Warby. "No se sugiere que la evidencia del señor Markle (...) sea un componente esencial del caso de la defensa".

Warby dijo que no había "ningún impedimento aparente" para que los abogados del diario tomaran de antemano una declaración u otra forma de declaración grabada de forma independiente de Markle, o para que él presentara evidencia por enlace de video si no se encontraba lo suficientemente bien como para viajar.

El juez también agregó que a Markle "(con razón) no se le ha informado sobre la base confidencial de la solicitud de aplazamiento".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados