Sabor Express

Matcha y té verde: ¿qué son y qué diferencia a estas dos bebidas?

¿Seguís confundiendo el té verde con el matcha? Ambos se extraen de la misma planta pero son distintas bebidas y podés distinguirlas como un experto

Matcha. Foto: Pixabay
Matcha. Foto: Pixabay

El té verde y el matcha son dos bebidas deliciosas que pueden confundirse ya que se obtienen de la misma planta, pero la realidad es que son muy diferentes entre sí.

Hoy te contamos todo sobre las diferencias que hay entre estas infusiones, así como sus propiedades y beneficios.

¿Qué es el matcha?

Probablemente has probado o escuchado el término matcha, lo cual es una bebida de origen japonés que se ha vuelto popular y una de las favoritas en los últimos años.

El matcha es un tipo de té que se presenta en hebras u hojas sueltas, teniendo la particularidad de que éstas son transformadas en un polvo muy fino.

Entre sus principales beneficios destaca que es antioxidante, lo que se refiere a que tiene la capacidad de regenerar las células, según la página Matcha México, dedicada a la venta de polvo orgánico para preparar esta bebida.

El matcha también ofrece aminoácidos, los cuales relajan las arterias y mejoran la circulación, y contiene teína, que da energía y acelera el metabolismo, agrega Matcha México.

Para prepararlo se debe mezclar perfectamente con agua, hasta que se disuelva por completo para potencializar sus propiedades. Se cree que sus beneficios son mayores a los de otros tés porque al ser soluble ingerimos la totalidad de sus componentes.

El matcha generalmente se utiliza para infusiones, pero también puede agregarse a platos, a otro tipo de bebidas como jugos o licuados, e incluso a recetas de repostería.

¿Qué es el té verde?

El té verde proviene de la planta Camellia sinensis, y su nombre se debe al color que adquieren sus hojas durante el proceso de fermentación y secado.

Sus propiedades se relacionan con los principios activos que contienen, entre ellos, la cafeína y la teofilina, sustancias que estimulan el sistema nervioso central, lo que contribuye a combatir la fatiga y a poder mantenernos despiertos por un lapso más prolongado.

La cualidad más conocida del té verde, según el diccionario médico Cuídate plus, es el poder antioxidante que adquiere gracias a su aporte de vitamina B y C.

Además, ​el té verde puede desintoxicar y reducir los estragos de enfermedades como el hígado graso, de acuerdo con los resultados obtenidos en un estudio realizado por la Universidad Estatal de Pensilvania.

Este té puede ser ingerido como bebida fría o caliente, y se puede beber durante el desayuno o a lo largo del día.

¿Cuáles son las diferencias entre uno y otro?

La principal diferencia entre té verde y el matcha es cómo se obtiene cada uno. Por un lado, el matcha se prepara triturando por completo la hoja de la planta Camellia sinesis hasta lograr el fino polvo verde que conocemos. Este procedimiento tiene una preparación previa, ya que desde su cultivo y recolección se realizan procesos especiales.

Para el caso del té verde convencional, el producto se obtiene con fragmentos secos o deshidratados de las hojas de la Camellia, por lo que se piensa que el matcha es más benéfico para la salud, ya que como decíamos, se considera que los compuestos saludables se concentran mejor y el cuerpo los absorbe en su totalidad.

Por otro lado, el matcha se puede probar en diferentes preparaciones, en comparación al té verde que, por la forma en la que generalmente es comercializado y por el tamaño de sus hojas, sólo puede incluirse en bebidas.

En cuanto a propiedades nutricionales, una taza de matcha equivale a hasta diez tazas de té verde, pues es alto en aminoácidos y antioxidantes.

Por otra parte, distinguir el sabor y apariencia de ambas bebidas es algo muy sencillo: las infusiones puras como el té verde tienen un sabor más amargo, y al prepararse no producen espuma, mientras las bebidas a base de matcha tienen un sabor dulce así como una textura cremosa y suave.

¿Cuál es mejor?

La decisión depende del gusto de cada persona así como del propósito con el que lo tomen. Lo mejor siempre será elegir lo que consumimos con base en nuestras necesidades y gustos, y no dejándonos llevar por modas.

Prueba el que más te guste y aprovecha al máximo sus propiedades, además de disfrutar su delicioso sabor. Recuerda no abusar del consumo de ninguna bebida, y complementarlas con un estilo de vida saludable y una dieta balanceada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados