Realeza

Isabel II resultó muy herida en las últimas semanas por una frase del príncipe Harry 

El miembro más díscolo de la dinastía Windsor sigue dándole dolores de cabeza al Palacio de Buckingham

Meghan Markle, el príncipe Harry y la reina Isabel. Foto: AFP
Meghan Markle, el príncipe Harry y la reina Isabel. Foto: AFP

La reina Isabel II está atravesando uno de los momentos más difíciles de su vida, desde que su marido, Felipe de Edimburgo falleció, en abril pasado. Ahora, se suman nuevas situaciones que continúan hiriéndola.

Según señala el Daily Mail, la monarca está “profundamente molesta” por las críticas “muy personales” que realizó el príncipe Harry hacia su familia.

Desde la explosiva entrevista que su nieto y Meghan Markle brindaron a Oprah Winfrey, las polémicas no frenaron. A mediados de mayo, Harry habló con el actor Dax Shepard en el podcast Armchair Expert y lanzó fuertes acusaciones contra el Palacio de Buckingham.

En esa ocasión, además de decir que su vida dentro de la corona fue lo más parecido a estar enjaulado en un zoológico, Harry también se refirió al vínculo con su padre: el duque de Sussex aseguró que quiere “romper el ciclo de dolor y sufrimiento” de su crianza con sus propios hijos. Harry afirmó que su padre, el príncipe Carlos, “sufrió de niño” debido a cómo lo criaron la reina Isabel y Felipe de Edimburgo y que, de la misma manera, repitió el patrón con su familia: “Me trató de la forma en que lo trataron a él”.

Todos estos comentarios irritaron a Isabel. Según indicó una fuente: “La abuela de Harry se ha tomado esto muy personalmente y está profundamente molesta por lo que él ha dicho, en particular sus comentarios sobre la crianza de Carlos, cuando sugirió que su padre no conoce nada mejor debido a cómo fue educado. Ha sido un momento muy perturbador “.

Según el medio británico, el enojo no es solo de la reina, sino también de los asistentes del palacio. A su vez, la ira aumentó luego de su aparición en la serie documental sobre salud mental, The Me You Can’t See (Apple TV+), que creó y produjo con Oprah Winfrey.

Además de la crianza de su padre, Harry también criticó que Carlos les había permitido a él y al príncipe William “sufrir” como niños. “Mi padre solía decirme cuando era más joven: ‘Bueno, fue así para mí, así que va a ser así para ti’”, sostuvo el duque de Sussex.

A pesar de sus innumerables reproches, desde el entorno real aseguran que Carlos mantiene la esperanza de reconciliarse con su hijo menor. “Carlos no va a cortar la relación con su hijo, aunque sus dichos fueron considerados insensibles dentro de la familia real. Si Harry atacara a la reina de forma personal, Carlos sí cortaría la relación, pero es un hombre amable y sobre todo, un padre dedicado. Quiere buscar una reconciliación y no es vengativo en absoluto”, afirmó una fuente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados