Realeza

El día que el príncipe Carlos puso en peligro la corona de su madre, la reina Isabel II

Carlos protagonizó una tensa situación el día de la coronación de su madre; la Corona del Estado Imperial pesa más de un kilo y está adornada con casi 3000 piedras preciosas

Corona del Estado Imperial
Foto: Hola

Apartir de un nuevo podcast sobre la realeza, la ex dama de honor de la princesa Margarita, Lady Anne Glenconner, reveló una curiosa anécdota sobre la infancia del príncipe Carlos. Es que en 1953, cuando tenía apenas cuatro años, fue el responsable de un percance vinculado a la corona de su madre, Isabel II.

En el último episodio de su podcast, My Life in Seven Charms, la joyera Annoushka Ducas le preguntó a Lady Anne, quién sirvió como dama de honor en la ceremonia de coronación de la monarca, si alguna vez había tocado la corona. "No me atrevería a tocarla. No, no, completamente sagrado", dijo Lady Anne. "El príncipe Carlos sí puso manos a la obra cuando regresamos al Palacio de Buckingham", añadió.

Así, ella contó que, al volver a la residencia, la reina se quitó la corona y la puso sobre la mesa "El príncipe Carlos se dirigió directamente hacia ella. Y pensamos que lo iba a tirar al suelo. Pensamos, 'Dios mío, eso sería un mal presagio'. Pero, afortunadamente, creo que mi madre, como dama de honor, se la arrebató y se la llevó a tiempo".

La Corona del Estado Imperial pesa más de 1 kg y está adornada con 2901 piedras preciosas, incluido el diamante Cullinan II. Todo eso la convierte en un elemento bastante pesado para las manos de un niño de cuatro años, razón por la cual alarmó a toda la familia real y a su círculo.

Además, Lady Anne contó que la reina solía usar la corona mientras escribía cartas: "Creo que el príncipe Carlos dice que recuerda entrar y verla usándola. Y le preguntó por qué lo hacía, ella respondió que estaba practicando".

En un documental de la BBC, Isabel II llegó a contar cómo es usar esa corona sobre la cabeza. "No podés mirar hacia abajo para leer el discurso, tenés que levantar el discurso", explicó. "Porque si lo hicieras, tu cuello se rompería y se caería la corona. Así que hay algunas desventajas en usarla".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados