Publicidad

¿Cómo te sentís en esta época del año y cómo el Feng Shui puede ayudarte a mejorar tu bienestar y salud?

La arquitecta y Consultora en Feng Shui, Tatiana Balostro explica la importancia de que el centro del hogar se mantenga en equilibrio, sea un sector tranquilo y armonioso, libre de acumulaciones.

Compartir esta noticia
mandala en la ventana
mandala en la ventana
Foto: Tatiana Balostro

Todos, absolutamente todos, cuidemos o no, de nuestra energía vital, llegamos a esta época del año con una gran carga mental, espiritual y física que debemos atender para poder desagotar y comenzar de manera plena el nuevo año venidero. Es por eso que hoy quiero hablarles de cómo pueden utilizar el Feng Shui para mejorar su bienestar y su salud.

La zona que representa el área de la salud es el centro del hogar, es decir, si dibujas un plano de tu casa y haces diagonales de punta a punta, el punto donde se unen es el centro energético de la casa. Claro está, que depende de la morfología del hogar y hay varias pautas geométricas a seguir para hacerlo de manera exacta, eso lo vemos en un estudio detallado y personalizado. Pero con estas bases puedes tener, en grandes rasgos, donde estaría el centro de tu hogar.

Este centro debe mantenerse en equilibrio, debe ser un sector tranquilo y armonioso, libre de acumulaciones, y para eso debemos ser conscientes de donde se encuentra dentro de nuestro hogar para poder actuar sobre él y comenzar a cambiar algunas cosas de ser necesario.

El elemento que debe estar representado en esta zona es el fuego, esto lo podemos lograr incorporando uno de los siguientes objetos: colores rojizos, naranjas intensos o la multiplicidad de colores; formas triangulares, imágenes de atardeceres, de verano, de animales o de personas. También podemos y debemos incorporar simbología a esta área, pudiendo ser mandalas, imágenes religiosas o algo que te inspire fé.

Es muy importante evitar en esta zona el predominio de otro color u objeto especialmente blancos y azules, formas onduladas o circulares, objetos metálicos y agua. Ya que estos elementos generan conflictos energéticos con el elemento fuego, provocando de esa manera una disminución del potencial del centro del hogar y por consecuencia de tu energía vital.

Si en esta zona del centro tenemos baños, escaleras o pasillos debemos tener especial cuidado, ya que son elementos o habitaciones cargadas de energías no estables e incluso pérdidas energéticas importantes del hogar, lo que ocasionaría debilitamiento de quien vive allí. Para saber cómo hacerlo puedes interiorizarte más en los artículos ya escritos sobre estos temas.

Hay dos habitaciones que están ligadas a la salud física de los que viven en la casa y también a la salud energética del hogar, ellos son la cocina y el dormitorio. La cocina es el espacio del sustento familiar, es el centro de la casa, nos nutre y es la fuente de abundancia. Es importante mantener el orden, pues ese orden se manifestará también en nosotros. Por su parte, el dormitorio, es el espacio para el descanso y debemos ser conscientes de los elementos que nos rodean en esta habitación. Debemos incorporar a esta habitación armonía para poder equilibrar nuestra energía vital cada final de día.

¡Activá tu centro y renová tu energía vital!

Tatiana Balostro

Tatiana Balostro

Arquitecta y experta en Feng Shui, En Concepto Feng-Shui, utiliza sus manos, su creatividad y su mente para generar transformaciones, entornos armónicos y una vida que conecte espacios y mentes

Podés seguirla en instagram como@conceptfengshuio visitar su página web.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

feng shui

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad