Horóscopo Chino

¿Qué le espera a Uruguay en el año del Tigre de Agua? La respuesta de Ludovica Squirru

La astróloga argentina contó cómo vive la pandemia y cuáles serán los signos beneficiados y no tanto en el año 2022; también adelantó cómo le irá a Uruguay en el año nuevo chino.

Ludovica Squirru Dari. Foto: Gentileza de Penguin Random House
Ludovica Squirru Dari. Foto: Gentileza de Penguin Random House

Ludovica Squirru Dari (65) tiene una posición muy marcada sobre lo que sucede actualmente en el mundo: según su opinión vivimos una “guerra bacteriológica” en una pandemia que aún continúa.

La astróloga asegura que el 2022, año correspondiente al Tigre de Agua en el calendario chino, la humanidad tendrá un salto cuántico y finalmente se instalará un nuevo orden mundial.

Acerca de su experiencia durante estos dos años de COVID-19, qué nos espera en el próximo año y en el futuro, la reconocida astróloga conversó con Eme.

—¿Cómo vivió la pandemia y cómo se prepara para el 2022?
—Desde el año 2020 vengo anunciando en mis libros, que tal como dicen los chinos, cada 60 años —y justo fue en el 2020— ocurren cambios sistémicos y globales en el planeta Tierra. Esos cambios abarcan lo humano, social, político, económico, las relaciones profundas y los vínculos, la sexualidad y, lo que ahora nos toca de forma estrepitosa y contundente, es el cambio climático que se aceleró muchísimo más de lo que todos podríamos imaginarnos. Sobre todo para quienes no tomaron prevenciones. La astrología y la medicina china son más preventivas que predictivas, entonces, todo lo que uno puede hacer es prepararse para afrontar esos cambios. Prevenir hará la vida un poquito más llevadera para adaptarse a cambios tan bruscos que se producirán aún más en el año del Tigre de Agua.

—¿Qué se espera para el año del Tigre de Agua?
—El Tigre de Agua viene a dar un salto cuántico con respecto a estos dos años de Rata y Búfalo de Metal, para que directamente vivamos un nuevo paradigma como humanidad. Ese nuevo paradigma, por supuesto, está relacionado con la salud y esta locura que hay con las vacunas: acá, en Europa o Estados Unidos. Las nuevas reglas que están imponiendo que la gente que no se vacuna quedará fuera del sistema, gente que se vacunó tres veces y se muere igual o laboratorio que uno no sabe que te dan y que te ponen, pero a lo que las personas no pueden escapar, porque no sobreviven. Viene un mundo un poco cruel, más cruel de lo que está. Aunque podamos vivir en democracia, ya no tenemos libre albedrío. Hay un plan a nivel mundial —esto lo escribí en mi último libro— de globalizarnos a la humanidad y encerrarnos cada vez más en nuestro países. El negocio de este milenio son los laboratorios y las vacunas, aún las nuevas experimentadas, porque están produciendo un nuevo genoma y un cambio dentro del cuerpo humano. Te guste o no te guste, no hay ninguna prueba certera sobre por qué la gente se muere igual con las dos dosis. Esto es un tema que está produciendo psicológicamente un estrés impresionante. La vida dependerá mucho de las herramientas y del camino previo de lo cada uno ha practicado como ser humano, si sos alguien que realmente le importó el prójimo, solidario, si te adaptás a los cambios. Hay gente que no puede porque tiene una estructura, no solamente psíquica, sino también económica de adaptarse. Esa gente también muere de tristeza, muere el corazón, de soledad. Entonces, también hay nuevas muertes acechando más allá del COVID-19. Como en la película “La vida de Pi”, el desafío es quedar solos con el tigre en el bote y que no nos devore. Ahora somos una humanidad autodidacta, ya no sirven más los cursos, seminarios, maestros; ahora te enfrentas con todo el peligro en medio de un naufragio literal , porque para muchos no es simbólico sino real, porque las aguas serán el gran tema del 2022 más allá que ya hay en el mundo terrible inundaciones, deshielos o deslaves. El desafío es ver, entonces, cómo seducir o acompañar al Tigre, para que no te devore. Podés ser un aliado en lo que representa son los derechos humanos, la justicia, el coraje, la audacia, la gente que tiene desapego real con lo material y es como una danza que se nos viene.

—¿Cuál es el signo de Uruguay y cuáles son las predicciones para el país?
Uruguay es Gallo de Tierra en el horóscopo chino. Este año del Búfalo ha sido maravilloso, el año que viene tendrá desafíos ligados al cambio climático, a nuevas normas por las vacunas y el COVID, va ser más como que se le irá de las manos. Uruguay viene muy bien dentro de todo, porque lo que lo que tiene es mucha más conciencia social, conciencia de los límites, cosa que no ocurre en Argentina. Digo límites desde todo punto de vista: son más austeros,y al mismo tiempo están aprendiendo a convivir con los argentinos, pero ahora no de vacaciones sino para siempre. Eso también beneficia en cuanto a recursos de laburo, trabajo, nuevas posibilidades de iniciar con gente que viene del exterior y no solo argentinos,  hay personas que están poniendo los ojos en Uruguay por la estabilidad institucional, credibilidad y crédito. Lamentablemente, también estarán acechados por lo que pasa en la región, con Brasil y Argentina. Será un año difícil para todo el mundo, hay que atravesarlo como un samurai al año del Tigre de Agua.

—¿Con quiénes se lleva bien el Tigre?
—Se lleva bien con el Dragón, el Caballo, el Perro, el Conejo y el Chancho. Estos animales pueden tener un mejor hándicap para muchas cosas. Los signos más complicados son la Serpiente, el Búfalo, la Cabra y el Gallo; ¿por qué? Porque son signos muy frágiles y que necesitan más protección material, afectiva y económica. El Mono, que es el opuesto complementario del Tigre, también tendrá un desafío. Para este signo puede ser el mejor o el peor año, dependerá de cómo sepa llevar al Tigre, porque entre ellos se hacen bastantes trampas.

—Después de la revolución del Tigre, ¿seguirán los cambios?
—Creo que el mundo cambió para siempre. Esta es una nueva humanidad. Antes de la pandemia ya estábamos ante una humanidad moribunda, que ya tenía poca comunicación y se aislaba; la pandemia nos metió directamente adentro. Pero la gente no estaba feliz en 2019, había una cantidad de situaciones por las que había que atravesar que, si uno es perceptivo, se daba cuenta que venían los cambios y se veían de lejos. Hay que estar atentos a lo que yo llamo con nombre y apellido: Guerra bacteriológica. Si bien en la historia de la humanidad las vacunas siempre sirvieron para detener enfermedades mortales, en este caso no y todos los días nos sorprende algo nuevo. Entonces, digo: ojo, todavía no sabemos qué es esto.

Portada del libro de predicciones de Ludovica Squirru para el 2022
Portada del libro de predicciones de Ludovica Squirru para el 2022

El sueño de su propia agenda

El año del Tigre de Agua será especial para Ludovica Squirrru Dari: por primera vez sus predicciones estarán acompañadas de una agenda que incluye vaticinios diarios. “Soy una persona a la que le encantan las agendas, tengo muchas. Hace 20 años me proponían que la hiciera y finalmente durante la pandemia pude trabajar en ella”, confesó la astróloga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados