Astros

Horóscopo: ¿cuáles son los tres signos más temperamentales?

Algunas características y reacciones impulsivas son comunes a estos tres signos; por qué es mejor evitar una discusión con ellos y qué aspectos es conveniente atenuar

Enojo

Hay algunos signos con los que conviene no meterse porque pueden expresar cualidades que quizás no sean tan fáciles de llevar en el trato personal. Considerados “los más temperamentales”, al momento de tener una discusión o competencia, es mejor evitar quedar contra ellos.

Ya sea por impulsos desmedidos, por una tendencia a vivir con intensidad todos los aspectos de la existencia o bien por actuar con frialdad y cinismo, Aries, Escorpio y Capricornio son signos que se destacan por su fuerte presencia, por su impronta singular y su esencia inconfundible.

Estas cualidades se expresan con claridad a través del Sol, es decir, del signo solar de cada persona. No obstante, pueden manifestarse mediante el Ascendente, los planetas que habitan dentro del signo en cuestión e incluso las posiciones que presentan cada uno de sus regentes en la carta natal.

Ser de Aries, Escorpio o Capricornio no necesariamente determina las características de una persona en su totalidad, pero sí implica ciertas tendencias asociadas al carácter, la potencia comunicativa y la forma de enfrentar y percibir al mundo.

En definitiva, son arquetipos energéticos que dependen de la interpretación que se haga de ellos y de la elaboración que cada persona haga a nivel individual. A continuación, todas las claves de los signos con los que es preferible ser cautelosos.

Aries: la furia incontenible del guerrero

Aries no es el signo más complicado de todos los del zodíaco, pero en el ordenamiento natural de un mapa astral ocupa el primer lugar y se relaciona con las características de la Casa 1, que es aquella que marca el Ascendente de una persona en su carta natal.

Todos aquellos que tienen un Ascendente en Aries son conocidos por su capacidad para abrir caminos y generar oportunidades. Un Sol en este signo, a su vez, dota al individuo que lo tiene de fuerza, ímpetu, vigor e impulso en cada una de las actividades de la vida.

Con Aries es preferible no meterse ya que una reacción de alguien con esta energía puede ser desmedida, intensa, incontrolable. Como signo de fuego cardinal, se encuentra atravesado por una necesidad de acción.

Además, hay que decir que se trata de un signo cuyo regente es Marte, planeta que en su expresión negativa indica violencia, obstinación y dificultad para controlar los impulsos.

Escorpio: el signo más intenso del zodíaco

Si hay algo que caracteriza por sobre todas las cosas a la energía escorpiana es la intensidad. Por lo general, se afirma que las personas con Sol en Escorpio (o con una fuerte presencia en la carta natal de la energía escorpiana o plutoniana) son rencorosas y que no pueden olvidar.

Si bien esto es cierto, se trata de una aproximación superficial producto de la tendencia de Escorpio a ir hacia el fondo de toda cuestión, a viajar hacia el centro de las experiencias humanas y a lograr transformaciones profundas, incluso superando dolores inmensos.

En tanto signo fijo de agua, Escorpio busca en todo la profundidad y posee una impulsividad en los deseos que muchas veces puede desencadenar en obsesiones.

A las personas con esta energía muchas veces les cuesta “abrirse”, pero una vez que lo logran lo hacen sin reparos. Por eso, nada más peligroso que meterse con un escorpiano: jamás lo olvidarán y son capaces de cualquier cosa con tal de evitar el dolor.

Capricornio, entre la ambición y la frialdad

Los signos de tierra se vinculan a lo práctico y a las necesidades materiales, y Capricornio es uno de los que más representa estas cualidades, lo cual se explica en que su planeta regente es Saturno.

De carácter cardinal, Capricornio es un signo que se encuentra ligado a la ambición y a la determinación impersonal.

Por lo general, los capricornianos son cautos y suelen actuar de forma premeditada, evitando la impulsividad.

En una manifestación energética baja, este signo puede conllevar individualismo y falta de empatía. En lo que son los tratos humanos, también puede presentar rigidez, frialdad y una actitud defensiva.

En definitiva, cuando lo que se busca es empatía, trabajo en equipo y un sentimiento comunitario, la energía capricorniana puede actuar interviniendo en dichos objetivos.

Los signos del zodíaco más temperamentales con los que es mejor no meterse no necesariamente deben evitarse o quitarse del círculo cercano de afectos y relaciones elegidas. Asumir que sus respuestas pueden resultar un tanto “chocantes” o que ciertas conductas son más impulsivas que las de personas de otros signos es todo lo necesario para aprender a convivir con ellos y complementar las diferencias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados