Empresas

La uruguaya Cannabis Company Builder captó US$ 500.000 de inversión

La empresa ya escogió 20 proyectos para potenciar y espera llegar a 50 a mediados de 2022.

Socios. Rodrigo Rey, Andrés Israel y Joaquín García crearon CCB este año.
Socios. Rodrigo Rey, Andrés Israel y Joaquín García crearon CCB este año. (Foto: Francisco Flores)

Cannabis Company Builder (CCB), la primera empresa con este formato en Uruguay, cerró una ronda de inversión semilla de US$ 500.000. Creada a inicios de este año por Rodrigo Rey, Joaquín García y Andrés Israel (ex GuruCargo y cofundador de CanabiZzz), abrió su ronda en mayo de este año y logró la cifra estipulada al inicio hace unas dos semanas.

Según explicó Israel, el logro les permitió además del dinero, validar la idea de negocio. «Estamos muy contentos porque confirmamos la validez, logramos transformar la idea en un proyecto rápidamente, con un gran equipo», subrayó el emprendedor, quien destacó que captar US$ 500.000 en una primera ronda «refleja el buen momento de la industria».

Con esta inyección de capital, los cofundadores llevarán el proyecto a un siguiente nivel. Además de nuevas oficinas con más espacio, triplicarán el equipo de trabajo al pasar de cinco a 15 personas. Entre los perfiles que incoporó la compañía figura un portfolio manager para gestionar las empresas que apoya la compañía, un brand manager para brindar el servicio de desarrollo de marca, dos abogados para el área legal y de liciencias, un coordinador de comunicación, un ingeniero agrónomo responsable de proyectos de cultivos, un químico farmacéutico para los desarrollos y armado de licencias, un CTO y una coordinadora para organizar el área administrativa.

«Ahora podremos brindar un servicio 360° para que las compañías o los emprendedores que lleguen no tengan que preocuparse por nada. Asesoramos en varios aspectos, desde desarrollo de la marca, lo legal que en este sector es muy complicado, la comunicación, entre muchos otros», señaló Israel.

A esto se suma un reciente acuerdo con el Centro de Innovación y Emprendimientos (CIE) de Universidad ORT para que cualquier empresa que sea seleccionada por el CCB pueda incubarse en el Centro.

Desde su lanzamiento y sin «generar ningún tipo de publicidad», CCB recibió 100 postulaciones, que comprenden desde emprendedores con una idea a empresas ya consolidadas, «alguna incluso que ya levantó US$ 4 millones de inversión», apuntó Israel. Para esta primera etapa seleccionaron 20 y el plan tras la ronda de inversión es abrir un nuevo llamado. «Esta semana ya estará disponible y se pueden postular a través de la web. El plan es llegar a 50 proyectos en un año», adelantó.

Postularse y la propia «mentoría» no tienen costo. A cambio, la compañía pide un porcentaje del negocio de entre 5% y 10%. Israel explicó que optaron por este sistema porque, además de no implicar un costo para quien llega, es una forma de que todos se involucren en hacer crecer el proyecto.

Smartmoney

A entender del emprendedor, esta primera ronda de inversión funcionó también a modo de termómetro para medir del interés que existe en invertir en el sector cannabis. «Recibimos propuestas por más dinero, pero lo cerramos con esa cifra porque era el objetivo. Esto nos permitió elegir mejor al inversor según el perfil y el valor que puede sumar al proyecto», apuntó.

Como algunos pasaron a formar parte del directorio de la compañía, su valor también pasa por el «conocimiento y experiencia de negocios que incorporan», remarcó. Por ejemplo, destacó al cofundador de PedidosYa Ruben Sosenke, el estadounidense Adam Grossman, fundador y executive chairman de Papa & Barkley, marca líder en EE.UU. que posee 50% del mercado de aceites y cosméticos en Los Angeles, Martín Naor, fundador Bankingky («que trae su conocimiento del mundo fintech»), y la doctora Raquel Peyraube, experta en este sector, que trabajó en el armado de la ley 19.172 que regula el cannabis en Uruguay. A nivel internacional, se destaca un grupo inversor del mundo pharma de Argentina.

Tras esta primera exitosa ronda, el emprendedor destacó el valor que adquirió CCB como «vehículo de diversificación de inversión en el sector cannabis». «Es una manera de invertir en el mundo del cannabis porque, en realidad, al invertir en nuestra empresa, indirectamente vas a invertir en 50 compañías», ejemplificó. Añadió que ya están preparando la próxima ronda «A» para febrero de 2022, con el objetivo de cerrarla en julio del mismo año, cerró el emprendedor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados