Publicidad

Sigue el proceso de concentración: Securitas compró tres firmas más

| La empresa de origen sueco continúa su expansión tanto en vigilancia física como electrónica

Compartir esta noticia
 20130207 600x388

Los últimos dos meses Securitas concretó la adquisición de dos empresas locales de vigilancia física y una de electrónica: América Seguridad, Vip Seguridad y Selectron. El proceso de compras de la multinacional de origen sueco comenzó en 2006, luego de hacerse de Aseco y Proguard y luego de Sats y Servicios de Seguridad, y continuará en el futuro. «Sigo evaluando oportunidades», confió a El Empresario el gerente general de la firma en Uruguay, Óscar Sagasti.

Por ese motivo el ejecutivo justificó la reserva de los montos de las operaciones concretadas, para que un posible vendedor «no condicione el precio de su empresa» a otro que ya han pagado.

Con estas compañías en su haber, el grupo alcanza los 3.000 empleados, unos 12.300 clientes y cubre los departamentos de Montevideo, Canelones, Colonia, Maldonado y Rivera.

Más allá de este caso, el rubro seguridad se encuentra en un proceso de concentración desde hace varios años, liderado además de por Securitas, por la española Prosegur, que en 2009 adquirió Punta Systems y Blindados SRL, en 2010 SIC y en 2012 Segura y Roytronic.

Unas 300 empresas integran hoy el sector. Las más grandes en vigilancia física son Securitas, que cuenta con 2.700 guardias; Prosegur, con 2.200; y G4S, con 900. El resto de las empresas acaparan un 65% del mercado.

En el área de sistemas lidera Prosegur con 20.000 cuentas. Luego están Securitas, con 12.300 y ADT y grupo Gamma que tienen unas 10.000 cada una.

Pero el crecimiento de las empresas ha sido también orgánico, en gran medida, en virtud de una creciente demanda por los servicios que ofrecen.

SUBIERON LOS SUELDOS

La contratación y retención del personal ha sido un problema extendido para las empresas de seguridad, que se ha tratado de resolver durante los últimos cinco años. Por un lado, gracias a las rondas de los consejos de salarios, el sueldo de un guardia creció un 500%, situándose hoy en los $ 15.000.

Concretamente en el caso de Securitas, la firma ha incorporado recientemente en Uruguay la figura del defensor del empleado. «Lo que se busca es que el empleado pueda tener un canal directo para plantear sus problemas que no sea sólo el jefe», explicó Sagasti.

En tanto, con la ley de tercerizaciones, si existe algún problema con el personal la empresa contratante es responsable de lo ocurrido.

Ganó personal y más clientes en el interior

Si bien el proceso de negociación es previo, en diciembre de 2012 Securitas concretó la compra de las dos empresas de vigilancia física, América Seguridad y Vip Seguridad. La primera contaba con 180 personas y la segunda a 120 y tenía clientes en el interior (Rivera, Treinta y Tres y Nueva Palmira). En enero le tocó el turno a Selectron, que aportó sus 3.000 clientes, 11 vehículos y 29 guardias.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad