NEGOCIOS

Platos gourmet y arte "maridan" en el nuevo Mercado Williman

Grupo invierte cerca de US$ 1 millón y va por más puntos en Montevideo

Enrique Quinteros, Mercado Williman
Enrique Quinteros. El empresario quiere generar una «sinergia» entre gastronomía y contenidos de entretenimiento y cultura.

Un exdepósito de una empresa de artículos para el hogar, muebles y decoración se convertirá en un nuevo paseo gastronómico llamado Mercado Williman.

Ubicado en Williman casi 21 de Setiembre, el espacio de 1.200 metros cuadrados (m2) tendrá capacidad óptima para albergar 520 personas y desplegará una variada oferta gourmet con pizzería, minutas, ensaladas, sushi, marisquería, comida asiática, mexicana, americana, pasta, parrilla, tapas y vinos, heladería, cereales, cafetería, sin gluten y chivitería, más un almacén. Ese espacio incluirá una cervecería artesanal, un bar de tragos y un local de productos detox, y además será el encargado de darle el tono de «mercado» en su sentido más tradicional con la venta de productos orgánicos, un puesto de frutas, verduras y plantas, y un minimarket.

Enrique Quinteros, exmanager de las bandas Márama y Rombai, lidera este proyecto que conforma un plan más amplio. De hecho, el grupo inversor ya tiene un mercado funcionando en Punta del Este (Nexxt) y avanza en otras dos aperturas en Montevideo además de Williman. Una de ellas será en un espacio de 6.000 m2 en el Centro que abrirá en 2020. Mercado Williman, cuya apertura está anunciada para finales de octubre, requirió una inversión cercana a US$ 1 millón.

El espacio de 1.200 metros tendrá capacidad óptima para 520 personas y presentará 21 locales 

«El lugar encajaba en lo que queríamos hacer, no había que inventar la propuesta», dijo Quinteros sobre la elección de este antiguo depósito. El potencial de la zona, la buena aceptación del público local y de los turistas por este tipo de propuestas, que también marcan tendencia en el mundo, lo decidieron a avanzar, explicó.

La gastronomía promete ser un plato fuerte del emprendimiento, que además tendrá una impronta cultural y de entretenimiento a través de muestras, exhibiciones y música en vivo. El mercado de Punta del Este ya funciona con una lógica similar al contar con un cine.

«Apuntamos a generar una sinergia de productos y contenidos que permitan que venir a comer sea una experiencia», resaltó Quinteros, quien hace una defensa del concepto «mercado» ante la proliferación de estos establecimientos. «Si bien es una tendencia, hay que cuidar la palabra ‘mercado’ para que la gente le tome respeto y no se desvirtúe», puntualizó. «No queremos llamar ‘mercado’ a un lugar donde se juntan locales que venden comida, eso sería una plaza de comida como puede haber en un shopping y no es nuestro concepto».

Los inversores proyectan un nuevo mercado en el Centro de Montevideo, un espacio de 6.000 m2 que abrirá sus puertas el año próximo

Saborear el cambio

El auge de los mercados gastronómicos refleja los cambios que imprimen las nuevas generaciones. Estos emprendimientos buscan captar a un nicho de consumidores jóvenes, abiertos a las nuevas experiencias y sabores, y muy informados, dijo Quinteros. En su rol de emprendedores, los jóvenes se aventuran con foodtrucks, proyectos de cerveza artesanal o de hamburguesas gourmet, que encuentran eco en estos mercados, que les permiten iniciar un negocio a bajo costo, ya que muchos gastos fijos son compartidos, destacó el empresario.

«Hay un cambio social», sentenció Quinteros y mencionó que hoy en día son los hijos —«que ya no se rigen por una carta sino por un estilo de comer»— los que suelen decidir adónde sale a comer la familia, a diferencia de lo que ocurría con las generaciones anteriores. Los mercados entonces, dice Quinteros, buscan integrar a todos bajo el mismo techo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)