Publicidad

EN ACCIÓN

Laboratorio Artobe tras la medición de la Huella de Agua: certificación

La empresa uruguaya estuvo entre las primeras certificadas en un programa que promueve la eficiencia en el uso del agua.

Compartir esta noticia
Ignacio Guarnieri, director de Desarrollo Organizacional de LSQA; Jorge Arismendi, CEO de LSQA, Alejandro Gold, director de Artobe; Fernando Pache, presidente de CIU; y Alejandra Mujica, coordinadora regional para GWP Sudamérica.
Ignacio Guarnieri, director de Desarrollo Organizacional de LSQA; Jorge Arismendi, CEO de LSQA, Alejandro Gold, director de Artobe; Fernando Pache, presidente de CIU; y Alejandra Mujica, coordinadora regional para GWP Sudamérica.

Laboratorio Artobe está entre las primeras empresas del Uruguay certificadas por LSQA en el programa Huella de Agua recientemente lanzado por esta entidad, junto a la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) y la red internacional Global Water Partnership (GWP) Sudamérica.

El programa tiene como objetivo facilitar a las organizaciones participantes de una técnica adecuada para la toma de decisiones sobre el uso y la gestión integral del agua en la producción y el consumo sostenible, ofreciendo a las compañías un diagnóstico de medición de indicadores de la huella de agua en sus productos, procesos y a nivel organizacional. A partir de allí, se realizan recomendaciones para mejorar en la eficiencia del recurso hídrico y se las ayuda a avanzar hacia la implementación de estas acciones.

En el contexto de este programa, Laboratorio Artobe analizó la Huella de Agua de dos productos de la línea Primicia: el shampoo tratante de 250 ml y el shampoo sólido de 50 gramos. El resultado fue sorprendente: se concluyó que el sólido utiliza solamente el 2% del agua que se usa para uno líquido, comentó Alejandro Gold, director de la firma.

La medición de la Huella de Agua de un producto implica calcular todo el impacto que tiene el recurso hídrico en todo el proceso de fabricación de un producto determinado. Ese impacto incluye toda el agua que fue utilizada desde el origen de las materias primas, el transporte hasta el lugar de producción, toda la energía utilizada en ello, así como todos los recursos utilizados hasta que el producto sale al mercado.

Este proyecto, que empezó hace dos años impulsado por la CIU y GWP como Buenas Prácticas Azules, tuvo «su mayor impacto en la concientización por parte de la empresa de la cantidad de agua que se utiliza para la fabricación», destacó el empresario.

De este modo, se pudo determinar que la Huella de Agua en la fabricación de un frasco de shampoo líquido de 250 ml alcanza los 95 litros, en tanto para uno sólido apenas cinco.

«Esto era inimaginable al comenzar el estudio», aclaró el entrevistado. En ese momento, «el agua no significaba un problema en Uruguay y nadie podía imaginar la situación que estamos viviendo hoy, por lo cual este tipo de estudio cobra una mayor relevancia», reflexionó Gold.

COMPROMISO

Con esta certificación, LSQA otorga a la empresa un sello para ser colocado en los productos analizados que muestran al consumidor que esos artículos fueron estudiados.

La certificación otorgada es la primera de tres niveles de todo el programa y muestra el compromiso de la empresa con la búsqueda de la eficiencia en el uso del agua en sus procesos productivos y en la mejora del medio ambiente.

El segundo nivel del programa es la verificación de la Huella de Agua y la tercera etapa es la de eficiencia, donde se verifican las acciones implementadas para la mejora en la utilización de los recursos hídricos.

INNOVADOR

El lanzamiento del programa se realizó el jueves 22 de junio en el Club de los Industriales y en el mismo otras cinco empresas industriales recibieron su certificación en Huella de Agua, durante una actividad que reunió a autoridades y representantes de instituciones públicas y privadas, así como a empresarios industriales. Además de Artobe SA, recibieron el reconocimiento del nivel compromiso las empresas Gibur SA, Mapatex SA, Navemas SA, Sandonato SA y Ulbrika Uruguaya SA.

Laboratorio Artobe desarrolla, fabrica y distribuye cosméticos y biocidas. Es una de las industrias pioneras en Uruguay en este ramo, y a la vanguardia de la innovación en este tipo de productos en el país. Desde hace varios años viene trabajando en acciones para hacer más sustentables sus productos y sus procesos. Hace tres años lanzó al mercado el shampoo sólido Primicia que, además de no llevar agua en el mismo producto, no tiene envase plástico y por lo tanto es más amigable con el medio ambiente. Además de Primicia, fabrica los productos con las marcas Calypso, Cardinal, Cero vello y Flexuave.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

cosméticamedio ambienteAgua

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad