Informe

Inversores replantean su menú de opciones por llegada del COVID-19

Seis grupos locales cuentan cómo el coronavirus cambió los criterios para elegir en qué empresas o negocios apostar

Buscando negocios
Búsqueda. Los inversores repiensan sus estrategias, mientras atienden los negocios donde tienen inversión. (Foto: Shutterstock)

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La llegada del coronavirus trastocó los planes de diferentes grupos inversores locales, que colocaron sus energías en estabilizar o dinamizar proyectos donde tienen participación y fueron impactados por la crisis. Mientras, en paralelo, se replantearon adónde derivar su dinero.

El nuevo contexto dejó inversiones en pausa, puso en el menú de opciones nuevos perfiles y sectores y también obligó a estudiar con mayor detención las propuestas. Además, el valor de los emprendedores con capacidad de reconversión pasó a tener más peso que la propia idea de negocio, según seis referentes consultados por El Empresario.

Las miradas se posan en negocios de largo plazo, de economía real, con énfasis en digitalización o en nuevas tecnologías que resuelvan los problemas que se van a plantear a futuro.

Así, mientras la incertidumbre gana terreno en el escenario actual, el optimismo reina entre los inversores, quienes aseguran que surgirán buenas opciones con la «nueva normalidad».

IC Ventures
Andrés Cerisola
Andrés Cerisola
La llegada del coronavirus llevó a IC Ventures a reanalizar todo, «porque el mundo cambió mucho en pocas semanas». Sin embargo, a largo plazo la mirada es positiva respecto de las oportunidades. «Es momento para entender y anticipar cuáles de los infinitos cambios que están ocurriendo en la forma en que las personas actúan permanecerán. Pero el próximo año habrá tantas oportunidades en el segmento que será difícil elegir. No hay mejor momento para ser emprendedor o inversor en tecnología. La innovación surge de gente probando cosas diferentes y hoy la humanidad está probando muchísimo a la fuerza», aseguró Andrés Cerisola, socio del fondo que hace dos o tres inversiones por año con foco en B2B (tecnología para empresas). Tras revisar a fondo y apoyar su portafolio actual de compañías, el grupo «miró todo de vuelta» y hoy se toma «más tiempo para evaluar». De tres proyectos de inversión que tenían avanzados, concretaron dos e intentarán hacer una o dos inversiones más este año, pero con cautela. «Antes invertíamos con la expectativa de que se haría luego una ronda con inversores del exterior; ahora vendrán unos 18 meses donde será muy difícil levantar dinero», estimó Cerisola.
Tokai Ventures
Mariana Chango  Tokai Ventures
Mariana Chango
Al grupo de inversión ángel Tokai Ventures (Woow, Infocasas, Rural, Tienda Mía) la crisis por el nuevo coronavirus le impactó de forma particular. «Siempre fuimos por empresas intensivas en tecnología porque tienen escalamiento rápido, pero ahora se abre un sector interesante y es el de empresas establecidas de la ‘vieja normalidad’ que precisan que se les dé una actualización con tecnología», reveló su directora, Mariana Chango.

El grupo, que tiene gran parte de sus energías en ver cómo están las empresas donde ha invertido, recibe propuestas de negocios nuevos periódicamente. Al igual que otros fondos, Tokai Ventures no está interesado en empresas pensadas en solucionar problemas de la actual coyuntura porque «no se sabe si se pueden modelar para el día después», dijo Chango.

Al año, este grupo invierte en promedio en dos empresas y por ahora esos planes están «en standby». Además, según explicó Chango, hoy los proyectos que más captan atención del grupo deben tener, más que una buena idea, «el emprendedor correcto, con resiliencia, capacidad de reinventarse y capaces de no perder el entusiasmo».
ThalesLab
Sylbia Chebi ThalesLab
Sylvia Chebi
En la company builder ThalesLab, que apoya a startups tecnológicas (robótica, automatización y transformación digital) bajó la cantidad de proyectos recibidos, pero aumentó el interés de inversores internacionales en co-invertir. «Se están dando conexiones más rápidas entre grupos y la posibilidad de co-inversiones es más ágil. Estoy en grupo de inversión de mujeres y recibo propuestas. Antes eran emprendedores que llegaban, ahora son los inversores que nos piden buscar proyectos», graficó Sylbia Chebi, directora ejecutiva de Thales Lab. A su juicio, el presente es un momento «de oportunidad para invertir», porque los emprendedores tienen «más espacio para la creatividad y la innovación». De todas formas, entiende que la incertidumbre por el COVID-19 hace que sean más «cuidadosos» a la hora de elegir a quién apoyar. «En promedio presentamos a inversores entre cinco o seis proyectos y este año creo que va a bajar. Vemos oportunidades en telemedicina, biotecnología y emprendimientos de impacto social,pero tendremos más en cuenta la capacidad de respuesta y ejecución de los emprendedores ante los cambios que la idea en sí misma», resumió.
InCapital
Ana Inés Zerbino,InCapital
Ana Inés Zerbino
«Estamos abocados a administrar la nueva realidad», resumió Ana Inés Zerbino, directora de InCapital, grupo que invierte fondos propios y junto al internacional Linzor Capital Partners (Pagnifique, Farmashop). «Estamos cuidando la fluidez de nuestros negocios y las inversiones las vamos a posponer por unos meses hasta entender hasta dónde llega esta crisis, porque hay focos de riesgos», añadió la ejecutiva.
El grupo, que invierte en sectores como el farmacéutico y el fintech (y junto a Linzor Capital en retail o industrial), puso «piloto automático» y se aboca a manejo de crisis y de sus empresas. Zerbino explicó que tenían algún proyecto en la mira y les llegó algún negocio relacionado con e-commerce, pero por ahora «eso se frenó».

De todos modos, sí continúan los planes de desarrollo de negocios propios para aplicar «cuando termine la crisis».

Zerbino es optimista sobre el futuro y asegura que la crisis traerá oportunidades, donde «el dinero será el rey». En el caso de InCapital, están atentos a empresas con expectativa de «salto de negocio que complementen y generen valor con las que poseemos», indicó.
IBF Negocios
Hugo Benedetti, IBF Negocios
Hugo Benedetti
El plan de IBF Negocios es fortalecer los negocios actuales con digitalización, pausar procesos de expansión y mirar nichos «dolarizados» como el veterinario, los commodities y el cárnico, que pueden dar rápida rentabilidad, dijo su director, Hugo Benedetti. El grupo, que tiene inversiones en farmacias, supermercados y empresas de repuestos de autos, entre otras, no congeló sus planes de inversión y está más atento a oportunidades. «En toda crisis se produce una modificación de los valores activos y seremos más exigentes valuando. Por unos meses tendremos un contexto complejo, por lo que seremos muy selectivos y apuntaremos a vertientes de consumo básico que cuenten con cierta fluidez comercial y a la vez respaldo tecnológico digital de venta, sin importar el área de negocio». Por el perfil inversor del grupo, Benedetti enfatizó que se valorarán empresas con larga trayectoria comercial que estén incorporando tecnología, «aunque estén dando primeros pasos». «El plan es hacer dos inversiones. Tenemos negocios en los que avanzamos y estamos en un proyecto de upgrade, de uno de los que ya están el portafolio», adelantó.
Club del Inversor
Nicolas Rodríguez, Club del Inversor
Nicolás Rodríguez
Son los benjamines del sector inversor y también están sintiendo el impacto de la crisis. El Club del Inversor nació hace unos ocho meses como inquietud de sus socios Rodrigo Álvarez y Nicolás Rodríguez de fomentar la inversión entre pequeños ahorristas. A la fecha, ya suma unos 200 socios que, con montos de entre US$ 4.000 y US$ 15.000, han invertido más de US$ 2 millones.
«Se incrementó el cuidado en lo que estamos invirtiendo, por ejemplo, en las garantías que hay detrás de cada inversión, porque tal vez lo que antes daba garantías como los cheques ahora no lo da. Ahora vemos mejor dónde invertimos, tomamos más precauciones», argumentó Rodríguez. Si bien entiende que, como en toda crisis, puede ser momento de quedarse con bienes «a mitad de precio», reconoce que muchos están guardando su capital. «Llegan más oportunidades de negocios. Hoy tengo 10 llamadas por día en base a los que les está yendo mal, pero como no se ve luz al final del túnel es momento de estudiar mejor qué voy a hacer». Finalmente, Rodríguez afirmó que las inversiones se dolarizaron y ganan espacio los negocios ganaderos y del mercado inmobiliario.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados