Publicidad

Es uruguayo, creó una empresa especializada en seguridad infantil y ahora lanza franquicias para crecer en EE.UU.

Santiago O'Brien, CEO de RedPro, proyecta al menos 10 ventas en el primer año y afirma que el potencial del mercado estadounidense es "casi infinito"

Compartir esta noticia
Cercos instalados por Redpro.
Cercos instalados por Redpro.

Desembarcar con un negocio en otro mercado no es tan fácil como replicar el mismo modelo que funcionó en Uruguay. Santiago O’Brien, fundador y CEO de Redpro -empresa de seguridad infantil, especializada en productos como cercos para piscinas y redes de contención para balcones-, detectó esto rápidamente. Luego de un año y medio conociendo cómo funciona la industria en EE.UU. decidió lanzar allí sus franquicias. En Paraguay, Bolivia y Colombia, los otros países donde está la empresa, la operación es propia con un socio local.

«Nos dimos cuenta de que iba a ser muy difícil crecer al ritmo que el mercado demanda en la medida de que controláramos todas las variables. El modelo de franquicias consiste en replicar lo que hicimos este año y medio allá, pero con otro equipo y otra gente. Queremos encontrar franquiciados que ellos mismos trabajen el negocio, que pasen el día pensando cómo hacer las cosas mejores, de forma más eficiente. Incluso, para muchos puede ser una forma de ingresar legalmente al país, invirtiendo capital en él y recibiendo la visa E2», explicó O’Brien a El Empresario.

La franquicia de Redpro en EE.UU. tendrá un costo inicial de entre US$ 125.000 y US$ 180.000 -están ajustando los últimos detalles con el estudio local encargado de comercializarlas-. La cifra incluye una compra de mercadería, además del fee para la empresa. O’Brien estima que para el primer año van a vender al menos 10 franquicias, pero pueden llegar a ser 20.

«Con este modelo vamos a hacer lo que mejor sabemos hacer: marketing y publicidad, compra de mercadería y optimización de costos en la compra de insumos, porque compramos para muchos países y eso baja el costo por unidad», agregó el CEO de Redpro. Para agilizar la operación desde el punto de vista logístico, la empresa cuenta con un depósito en Miami con stock de mercadería para los clientes de EE.UU.

Cerco de Redpro.
Cerco de Redpro.

En expansión

O’Brien destaca que el potencial de la empresa en EE.UU. es «casi infinito» por la popularidad de las piscinas en ese país. Actualmente se encuentran haciendo un plan de expansión priorizando los estados más redituables -en función de la cantidad de piscinas, los impuestos y otras variables-.

«Nuestro plan está apuntado a la gente que tiene piscina en la casa, o que tiene balcones, y ese es un segmento ABC1. Entonces, si cruzamos la población de EE.UU., que es de 300 millones de personas, con el segmento ABC1, es interesante lo que puede llegar a ser el mercado allá», acotó.

Y el negocio en Latinoamérica también tiene un futuro auspicioso: O’Brien dijo que el objetivo de facturación para la región este año es de US$ 3 millones, y que seguramente lo alcancen, sobre todo teniendo en cuenta que los últimos dos meses del año son de plena zafra.

«Estamos lejos del techo, nos sorprendemos todo el tiempo con cómo la gente nos sigue eligiendo y como el mercado sigue creciendo. El desafío está en crear nuevos productos, innovar en procesos -que estamos desarrollando- y la frutilla de la torta es en paralelo desarrollar el mercado estadounidense», cerró el empresario.

Soluciones para proteger a los más pequeños

Redpro surgió en 2009. La empresa está enfocada a la «seguridad infantil» y ofrece cercos para piscinas, redes para balcones, puertas removibles para escaleras, barandas para cama y cubre enchufes, entre otros productos. Su diferencial, señaló O’Brien, está en la «rapidez de la respuesta», el profesionalismo -en una industria caracterizada por la informalidad- y la comunicación, donde hacen énfasis en contenido educativo.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad