CORREDOR DE INNOVACIÓN

El eje de la Ruta 101, una zona que atrae cada vez más a la industria farmacéutica

Más de 40 empresas del sector se ubican en ese enclave, que atrae por la cercanía al aeropuerto, el Parque Científico y Tecnológico de Pando y su amplia conectividad vial

Ruta 101, cartel
Conectividad. La cercanía a rutas y al anillo perimetral con diferenciales de la zona. (Foto: Faustina Bartaburu)

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Con una inversión de unos US$ 5 millones, el laboratorio Calier Uruguay, que elabora productos de uso veterinario, se mudará de su actual ubicación sobre Camino Carrasco donde estuvo 18 años, a un predio de 3.500 metros cuadrados (m2) en el kilómetro 27 de la ruta 101. «La actual planta nos quedó chica», reconoció su gerente general Jaime Gril, quien adelantó que la empresa buscará crecer principalmente en la exportación, que hoy, con 14 países como destinos, representa un 30% de su facturación. «El crecimiento provocó que tuviéramos que buscar un espacio cuatro veces más grande y esa zona de Canelones es el lugar más amigable desde el punto de vista ambiental, queda a 10 o 15 minutos de la ciudad, ahora tiene buena accesibilidad con el sistema de transporte urbano, y estamos cerca de la Ruta 8 y el Anillo Perimetral para exportar» indicó.

El caso de Calier no es aislado. Apiter, Urufarma, Megalabs, Aurora, Microsules, Eriochem, Selenin, son otros laboratorios radicados en esta zona y que conforman un fenómeno «que se profundizó» en los últimos años, reconoció Leticia Mazzini, directora de planificación y desarrollo de la Intendencia de Canelones. «Un análisis del sector en la zona de influencia, denominada corredor de innovación, permite observar que se ubican 40 empresas del sector químico farmacéutico, en su mayoría micro y pequeñas (82,5%), que conviven con transnacionales líderes a nivel mundial ubicadas en la zonas francas, señaló. Para Mazzini, en esa área confluyen características «favorables» para esta industria como «la cercanía al aeropuerto de Carrasco, estar a pocos minutos del puerto de Montevideo por el Anillo Vial, la concreción de la doble vía de la ruta 8, las zonas francas y la ubicación del Polo Científico y Tecnológico de Pando (PCTP)».

"Canelones es el lugar más amigable desde el punto de vista ambiental, queda a 10 o 15 minutos de la ciudad, ahora tiene buena accesibilidad con el sistema de transporte urbano, y estamos cerca de la Ruta 8 y el Anillo Perimetral para exportar", aseguró Jaime Gril, gerente general de Laboratorio Calier

Justamente, en el PCTP este año comenzó a funcionar el Centro de Formación de Talento Humano con foco en esta industria. El proyecto creado por el PCTP, la Asociación de Laboratorios Nacionales y el Sindicato del Medicamento, y financiado por Inefop, ofrecerá 27 cursos (analítica de laboratorio, buena práctica y manufactura, emprendedurismo, gestión, comercialización, control, entre otros) durante este 2019, de los cuales siete ya están en marcha.

«Se inscribieron 411 personas pero por cupos solo ingresaron cerca de 200», comentó Sergio Chanes, responsable del Centro. «Está dirigido para trabajadores en actividad del sector, pero pueden inscribirse ex trabajadores del rubro, estudiantes de UTU (tecnólogo en biotecnología, bachiller en bioquímica) o estudiantes de Facultad de Química. El objetivo es que personas del lugar sean contratadas por los laboratorios instalados o por instalarse en la zona, o en Montevideo. Ya iniciamos reuniones con laboratorios para promocionar el proyecto pero también para conocer las necesidades de la industria», acotó.

Enrique Buero, gerente general de la zona franca Parque de las Ciencias da cuenta del fenómeno regional. «Desde que nos instalamos se ha hecho un cambio radical. Cosas nuevas surgen permanentemente, fruto de una combinación de cosas como la creación del PCTP, el aeropuerto de Carrasco, el impulso de la Intendencia, la cercanía con centros poblados, entre otros», enumeró.

"Desde que nos instalamos se ha hecho un cambio radical. Cosas nuevas surgen permanentemente", indicó Enrique Buero, gerente general de Parque de las Ciencias

Hoy en Parque de las Ciencias trabajan unas 700 personas en forma directa a las que se suma otro número significativo de empleos indirectos. Cuenta con 55 empresas instaladas y funcionando en distintos tipos de actividad desde laboratorios hasta prestadores de servicios. «Estamos con 60.000 m2 en área industrial funcionando a capacidad plena. Por eso estamos construyendo un nuevo edificio de 2.500 metros cuadrados para diciembre que seguramente sea para dos proyectos industriales de pharma y alimentos». Un dato que habla del crecimiento es que en sus inicios funcionó casi básicamente para el proyecto Megapharma (hoy Megalabs) pero hoy, con un crecimiento del parque de entre un 15% y 20% anual, la empresa no llega a ser el 50%.

A Santiago Oitaben, director de Álamo Logística, escritorio de real estate logístico industrial, también le consta este fenómeno. «Hace cuatro años un laboratorio del Prado que quería mudarse llamaba y nos pedía que le buscáramos un lugar, hoy nos llaman y nos piden expresamente que quieren instalarse ahí», acotó Oitaben, quien asesoró a Calier, entre otros.

"Hoy los laboratorios nos llaman y nos piden expresamente que quieren instalarse ahí", confesó Santiago Oitaben, director de Álamo Logística

También hay una gran oportunidad para ser un hub de distribución farmacéutica para la región, remarcó Hans Guiscardo, gerente comercial de la Terminal de Cargas del Uruguay y de su unidad de negocios MVD Free Airport. De hecho, es el negocio al que apunta la empresa y para el cual en 2016 invirtió en el MVD Pharma Hub, un centro de distribución de 1.300 m2 construido bajo estándares mundiales. Y la apuesta fue certera. Dentro del negocio de aeropuerto libre, el rubro pharma crece un 50% anual, en dos años captó la atención de siete compañías y ya trabaja con demanda óptima (un 65% del total). Esto disparó antes de tiempo la ampliación de otros 1.300 m2, que estarían operativos a mediados de 2020.

Así, con varios pilares ya consagrados y otros en camino, la ruta 101 poco a poco comienza a destacarse dentro del mapa de negocios farmacéutico.

Laboratorio Calier Uruguay
Laboratorio Calier Uruguay
Es uno de los últimos laboratorios en arribar a la zona. La filial local abrió en 2001 y es parte Laboratorios Calier SA, empresa creada en Barcelona. En Uruguay funciona una de las cuatro plantas de elaboración de la compañía (dos en Barcelona y una en Colombia) y cuenta con un portafolio de más de 60 productos que se comercializan en un 70% al mercado local y 30% al exterior.
Parque de las Ciencias
Parque de las Ciencias
La zona franca, que cuenta con 55 hectáreas, es un emprendimiento industrial sobre la ruta 101 inaugurado en 2011. Por muchos años operó con una única empresa como ancla: Megapharma, que representaba más del 90% de la facturación. Luego de nueve años, el parque atrajo a otros laboratorios y prestadores de servicios y el gigante farmacéutico no pesa más de un 50% de su negocio.
Laboratorio Microsules
Laboratorio Microsules
Fue uno de los primeros jugadores en instalarse sobre la ruta 101. Con más de 30 años en el mercado, produce medicamentos de uso veterinario y para agricultura y exporta a varios países de la región y el mundo. Su director, Pablo Bringas, reconoce que esa zona es atractiva por su cercanía al aeropuerto, y porque «hay posibilidades de extendernos, en Montevideo no hay chances de expandirse», dijo.
Terminal de Cargas del Uruguay
Terminal de Cargas del Uruguay
 En 2016 inauguró el MVD Pharma Hub, terminal especializada en pharma, y así Uruguay se transformó en el único país de Latinoamérica con un aeropuerto libre multimodal. El foco es potenciar esa unidad de negocios y transformarse en centro de distribución regional, dijo Hans Guiscardo, de TCU. «La carga entra semi terminada y le damos el toque final para enviar a los mercados», resumió.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados