NEGOCIOS

Los desafíos de Amazon tras el adiós de Bezos

El gigante del e-commerce celebra su éxito económico y comercial, pero enfrenta una mayor presión de los reguladores, de sus trabajadores y una competencia fortalecida

Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon
Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon, dejará la dirección ejecutiva de la compañía en julio. (Foto: AFP). Foto: AFP

Cuando Jeff Bezos fundó una librería en línea llamada Amazon en 1994, dijo que la pregunta que se le hacía con más frecuencia era: «¿Qué es Internet?».

Bezos replicó convirtiendo a Amazon en un gigante de US$ 1.7 billones que vendió tantos artículos diferentes online que se hizo conocida como «la tienda de todo». En el proceso, revolucionó el retail, convirtió a Amazon en un gigante de la logística y se expandió a la computación en la nube, el streaming y la inteligencia artificial. Durante un tiempo, fue la persona más rica del mundo.

El martes, Bezos (57) dijo que su carrera en la cima de la compañía había terminado.

Cuando Amazon informó su último conjunto de resultados financieros de gran éxito, Bezos reveló que planeaba entregar las riendas en julio y pasar al cargo de presidente ejecutivo.

«Por mucho que sigo zapateando en la oficina, estoy entusiasmado con esta transición», escribió Bezos en un correo electrónico a los empleados de Amazon. Como presidente ejecutivo, tiene la intención de centrar sus energías y atención en «nuevos productos e iniciativas tempranas».

Rol protagónico

Blue origin
Blue Origin. Empresa espacial de Jeff Bezos.

En los últimos años, Bezos se había alejado en gran parte de los negocios diarios de Amazon, delegando esas funciones en otros líderes. En cambio, se había centrado en el futuro de Amazon y en proyectos personales. En 2013, compró The Washington Post y ha dicho que gasta más de US$ 1.000 millones al año en Blue Origin, su firma de viajes espaciales.

Hace dos años, también se divorció y se convirtió en un elemento fijo de los tabloides, que brotaron sobre su vida social cada vez más visible.

Pero la pandemia devolvió a Bezos a las operaciones diarias de Amazon. Mientras la compañía lidiaba con una avalancha de demanda de e-commerce, disturbios laborales y desafíos en la cadena de suministro provocados por el coronavirus, Bezos realizó llamadas diarias para ayudar a tomar decisiones sobre el inventario, habló con funcionarios del gobierno e hizo una visita muy publicitada a un almacén de Amazon.

La compañía ahora se ha estabilizado y su crecimiento se ha disparado a medida que más personas han recurrido al comercio electrónico y al programa de envío rápido Prime de la compañía, que tiene más de 150 millones de miembros. Amazon registró el martes un récord de US$ 125.600 millones en ventas para el cuarto trimestre, mientras que las ganancias se duplicaron con creces a US$ 7.200 millones respecto al año anterior. Fue la primera vez que superó los US$ 100.000 millones en ventas en un solo trimestre.

Amazon alcanzó un récord de US$ 125.600 millones en ventas para el cuarto trimestre, mientras que duplicó  sus ganancias a US$ 7.200 millones respecto a 2019. Por primera vez superó los US$ 100.000 millones en ventas en un solo trimestre

Amazon no muestra signos de retroceder en su ambición de ingresar a más rincones de la economía. En una llamada con analistas de inversión, Brian Olsavsky, director financiero de Amazon, dijo que la compañía continuaría gastando más en infraestructura de computación en la nube y comestibles, y expandiría sus operaciones logísticas, especialmente su red de entrega de última milla de rápido crecimiento, que depende de medio millón de conductores.

No se espera que Bezos desaparezca de Amazon. De hecho, seguirá siendo su mayor accionista (posee el 10,6% de la empresa) y permanecerá en la junta directiva. Su salida como CEO fue «una decisión personal», dijo Olsavsky. «El de CEO en Amazon es un rol que lo abarca todo y deja poco tiempo para otras cosas».

Frentes abiertos

Amazon
Amazon continuará invirtiendo en áreas donde ya es un jugador dominante como la logística y entrega de paquetes.

Si bien Bezos se está yendo en un punto alto de Amazon, la compañía enfrenta múltiples desafíos. Amazon está bajo un creciente escrutinio de legisladores y reguladores de todo el mundo sobre si está ejerciendo injustamente su influencia.

En noviembre, los reguladores de la Unión Europea presentaron cargos antimonopolio contra Amazon, diciendo que la compañía violó las leyes de competencia al usar su tamaño y acceso a los datos para dañar a los comerciantes más pequeños que dependen de la compañía para llegar a los clientes. Y más temprano el martes, Amazon acordó pagar US$ 62 millones a la Comisión Federal de Comercio para resolver los cargos de que retuvo propinas a los conductores de entrega entre 2016 y 2019.

Amazon también ha lidiado con el creciente malestar laboral a medida que su fuerza laboral se ha disparado a 1.3 millones de empleados. El año pasado, algunos trabajadores de almacén de la compañía expresaron su malestar con las condiciones de seguridad en medio de la pandemia, lo que obligó a Amazon a emprender acciones de emergencia y a contratar de manera aún más agresiva. Más recientemente, los trabajadores del centro logístico de Amazon en Bessemer, Alabama, han intentado organizar un sindicato.

Y la competencia sigue siendo dura. Walmart, el minorista más grande del país, acaba de presentar un competidor de Amazon Prime llamado Walmart+. Ha realizado importantes inversiones en talento y tecnología, comprando Jet.com y otras empresas de comercio electrónico.

El anuncio de Amazon marca la segunda gran transición ejecutiva en la compañía en el último año. En agosto, Jeff Wilke, director ejecutivo del negocio de consumo de Amazon, dijo que planeaba retirarse a inicios de 2021 tras más de 20 años en la empresa. Dave Clark, que dirigía las operaciones de cumplimiento y logística, fue ascendido para reemplazarlo.
Olsavsky indicó que Amazon anunciaría al sucesor de Andy Jass, el futuro CEO de la empresa, como jefe del negocio de la nube en los próximos meses.

De ser la «sombra» del jefe al próximo CEO
Andy Jassy, próximo CEO de Amazon tras la salida de Bezos.
Andy Jassy
Edad53 años
Cargo previoCEO de Amazon Web Services
Año de ingreso1997

Andy Jassy, el futuro CEO de Amazon, ha sido un lugarteniente de confianza de Jeff Bezos. Jassy se unió a Amazon en 1997 cuando todavía era una startup y asumió diferentes roles a medida que la empresa se expandía. A inicios de la década de 2000, se convirtió en la «sombra» de Bezos y lo acompañó a reuniones y viajes de negocios. Finalmente, sentó las bases de Amazon Web Services (AWS), el negocio de computación en la nube, que se volvió un motor de innovación y ganancias. El año pasado generó US$ 45.000 millones en ventas en 2020, un 30% más que en 2019. Jassy ha pasado casi toda su carrera en Amazon y está inmerso en su cultura corporativa. Olavsky dijo que la junta discutió la planificación de la sucesión al menos cada año, y que el «subproducto» de eso era evidente en la estructura de la empresa y en el creciente número de personas en el equipo de liderazgo senior.

Google tuvo un relevo histórico en 2019

Sergey Brin y Larry Page dejaron los asuntos diarios de Google en manos del nuevo líder, Sundar Pichai. (Foto: AFP)
Sergey Brin y Larry Page dejaron los asuntos diarios de Google en manos del nuevo líder, Sundar Pichai. (Foto: AFP)

El cambio de guardia se extenderá más allá de Amazon, que Bezos ha personificado durante más de dos décadas. Su impacto en las empresas y su reconstrucción de la forma en que se venden los productos lo convirtió en uno de los líderes empresariales y de tecnología más influyentes del mundo, reconocido como los fundadores de Apple y Microsoft, Steve Jobs y Bill Gates.

Al igual que Bezos, otros fundadores de empresas de Internet que se han convertido en los guardianes digitales más grandes del mundo también se han alejado de las responsabilidades del día a día a medida que aumentaban sus fortunas y dedicaban más energía a proyectos personales. En 2019, Larry Page y Sergey Brin, los estudiantes graduados de Stanford que fundaron Google, dejaron sus funciones ejecutivas en la empresa matriz de Google, Alphabet. Le entregaron las riendas a un protegido, Sundar Pichai.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados