Publicidad

Dejó el mundo corporativo en 2002 por la crisis, emprendió y hoy es una mujer referente del mundo empresarial

María Michelena, presidenta de la Organización de Mujeres Empresarias, Ejecutivas y Emprendedoras del Uruguay (Omeu)

Compartir esta noticia
María Michelena, presidenta de OMEU
María Michelena, presidenta de OMEU
Foto: Leonardo Mainé

María Michelena decidió comenzar a recorrer el camino de emprendedora en plena crisis económica que afrontó Uruguay en el año 2002.

Luego de esto, avanzó como empresaria desde Ingenia, una empresa dedicada a BPO (Business Process Outsourcing) y como inversora ángel.

Michelena es licenciada en dirección de empresas de la Universidad Católica del Uruguay (UCU) y cuenta con un MBA de la Universidad Adolfo Ibáñez de Chile.

Hoy preside la Organización de Mujeres Empresarias, Ejecutivas y Emprendedoras del Uruguay (Omeu) y asegura que la imagen del empresario cambió con los años, que hoy una empresa se asemeja más a «una unidad económica sostenible» y que las mujeres logran mejores resultados en la gestión de las empresas. Está casada, tiene dos hijos y disfruta leer.

Se dice que las crisis son verdaderas oportunidades. ¿Cómo decide dejar la zona de confort de pertenecer a una corporación financiera para asumir los desafíos de emprender?
Vengo de una familia emprendedora, muy del hacer, aunque mi vínculo con el mundo laboral se inició en el sector corporativo, sobre todo en instituciones financieras dentro y fuera de Uruguay. Durante la crisis económica de 2002, el Banco donde trabajaba decidió reestructurar un área de la que yo formaba parte. Ahí surge la posibilidad de abrir una empresa para prestar servicios tercerizados en gestión de riesgos crediticios en personas, que es mi área especializada. Y prendió la semilla emprendedora que luego me permitió ser empresaria, que tiene un perfil, desafíos y habilidades diferentes. Un empresario es un emprendedor que le fue bien en el desarrollo de su idea de negocios.

¿Qué imagen tienen hoy los empresarios y las empresarias en el país?
Ha cambiado mucho y para bien durante los últimos años. Antes la figura del empresario estaba muy asociado al lucro, la utilidad como único fin. Hoy gestionar una empresa no tiene nada que ver con ese objetivo; se trata de unidades económicas sostenibles. Son organizaciones con propósito y principios, que están comprometidas con la actividad, la creación de empleo, el futuro del país y la comunidad, el cuidado del medio ambiente.

María Michelena. "Hoy gestionar una empresa no tiene nada que ver con ese objetivo; se trata de unidades económicas sostenibles. Son organizaciones con propósito y principios", aseguró
María Michelena. "Hoy gestionar una empresa no tiene nada que ver con ese objetivo; se trata de unidades económicas sostenibles. Son organizaciones con propósito y principios", aseguró
Foto: Leonardo Mainé

¿Cuáles son los objetivos y desafíos de OMEU (Organización de Mujeres Empresarias, Ejecutivas y Emprendedoras del Uruguay) ?
La razón de ser de OMEU se basa en fortalecer el rol de la mujer en el ámbito laboral. Promover competencias que estimulen a las mujeres para crear empresas, intercambiar experiencias y facilitar negocios que contribuyan a un cambio económico y social, acompañándolas mediante mentorías, inversiones y talleres de capacitación. Entre los programas que lleva a cabo, OMEU capacita a 950 mujeres al año y cuenta con la participación de 80 mentoras y 46 speakers. Además, es la representante uruguaya de FCEM, la asociación portavoz de las mujeres empresarias en todo el mundo. Nuestro objetivo es derribar las desigualdades de género y concientizar a las mujeres, de manera que lideren el cambio cultural necesario para alcanzar la equidad de género que les permita ser protagonistas de la vida que quieran construir. OMEU lleva sus programas y actividades a la mayor cantidad de mujeres en todo el país.

¿Cómo lo hacen?
Es importante extender las herramientas que hemos desarrollado, para que más mujeres emprendan y sean así titulares de empresas y trabajen con foco en acceder a la autonomía económica. Asimismo, que las mujeres que se encuentran desarrollando su camino profesional dentro de distintas organizaciones, encuentren en los cursos de OMEU, diversas respuestas a las problemáticas a las que se enfrentan a diario, aprendan a gestionarlas y a definir qué tipo de líder quieren ser y hacia dónde desean enfocar sus carreras. Con estos objetivos alcanzados, pueden tomar decisiones, hacer los que realmente quieren hacer y sentirse libres para equilibrar su vida laboral con la personal.

¿Se pueden encontrar diferencias de género en la dirección y el liderazgo de una empresa?
Hay algunas diferencias, inclusive desde el punto de vista biológico y los circuitos cerebrales. Desde OMEU trabajamos bajo el concepto de equidad de género. También es cierto que, por los distintos roles que desempeña, la mujer desarrolla mayor estabilidad, empatía y capacidad en la gestión, con una mayor mirada hacia el largo plazo. Hay estudios que revelan que las mujeres logran mejores resultados que los hombres en la gestión de organizaciones de ciertos sectores de actividad.

María Michelena. "La razón de ser de OMEU se basa en fortalecer el rol de la mujer en el ámbito laboral. Promover competencias que estimulen a crear empresas, intercambiar experiencias y facilitar negocios"
María Michelena. "La razón de ser de OMEU se basa en fortalecer el rol de la mujer en el ámbito laboral. Promover competencias que estimulen a crear empresas, intercambiar experiencias y facilitar negocios"
Foto: Leonardo Mainé

¿Cuáles son las principales barreras que enfrentan las mujeres emprendedoras?
Hay dos grandes grupos. Por un lado nos encontramos con todos aquellos aspectos que hacen a la formación, que están vinculados a la brecha de género, que se arrastra en el tiempo. En muchas familias, era un tabú que la mujer no se dedicaba a los números. De ahí es que existe una menor matrícula de ingenieras, matemáticas, tecnólogas, entre otras. Es un tema cultural que es preciso superar. La educación financiera es un gran debe en Uruguay y tiene una brecha adicional por razones de género. Por otro lado, nos encontramos con las competencias personales. Muchas veces la mujer precisa impulso, apoyo, motivación, contención y herramientas para llevar adelante un emprendimiento. Hay que empoderar a las mujeres emprendedoras; las mujeres también facturan. Hay que combatir todos estos prejuicios que vienen del pasado.

¿Cómo promueven el emprendedurismo entre las mujeres?
Desde nuestros programas de capacitación trabajamos con el fin de derribar las desigualdades de género en el ámbito empresarial y organizacional, concientizando a las mujeres de las oportunidades que pueden generar, si se capacitan, identifican sus fortalezas en los negocios y van en busca de sus metas acompañadas de una organización que cree en ellas y en lo que pueden hacer. Nuestros programas de capacitación tienen como raíz un sistema solidario, construido por mujeres que brindan las mentorías de forma dedicada, profesional y honoraria para apoyar y ofrecer mayores oportunidades a otras mujeres. Desde el ejemplo, complementado con herramientas técnicas, promovemos que las emprendedoras lideren sus emprendimientos. Trabajamos para que las mujeres encuentren el diferencial de sus emprendimientos y lo pongan al servicio de construir un buen negocio. Con nuestro programa Entre Todas, vamos a buscar a las emprendedoras a sus espacios, para ver lo que hacen y ofrecer nuestra comunidad para potenciarlas. Con Más Emprendedoras, generamos un proceso de trabajo conjunto, que tiene como resultado, una idea que crece con su protagonista, la cual toma las riendas de su negocio y de su propia vida.

¿Qué ocurre con el acceso al crédito por parte de las emprendedoras?
Falta un largo camino por recorrer, especialmente en América Latina. Estudios señalan que al día de hoy el 70% de las mujeres latinoamericanas siguen sin poder acceder al financiamiento que requieren para emprender y si miramos los fondos de inversión solo el 8% de ellos va dirigido a emprendimientos liderados por mujeres. El panorama es alentador porque hay números que vienen creciendo.

Acceso a financiación

"Estudios señalan que al día de hoy el 70% de las mujeres latinoamericanas siguen sin poder acceder al financiamiento que requieren para emprender y si miramos los fondos de inversión solo el 8% de ellos va dirigido a emprendimientos liderados por mujeres", alertó María Michelena, presidenta de OMEU.

¿Cómo percibe el clima de negocios en Uruguay?
Es positivo; soy una persona muy optimista sobre el futuro del país. La estabilidad política, económica y social es un gran atributo y diferencial. Cada vez hay menos espacio en el mundo para apartarse de todo aquello que hace al bien común. Las empresas hoy deben apostar al desarrollo sostenible del país y su comunidad. La generación de riqueza y utilidad es un objetivo necesario en toda empresa, porque hace al nivel de actividad y el empleo, pero también estas son actores relevantes por su responsabilidad social.

En Uruguay decrece la población ¿Hay un divorcio entre la mirada de la familia y la visión empresarial?
Es una problemática inquietante que se puede revertir con la llegada de inmigrantes, con un efecto positivo en los índices de natalidad. También es cierto que no es un problema exclusivo de Uruguay, que además va de la mano con un aumento de la esperanza de vida que lleva hacia el envejecimiento de la población. En esa realidad, también se presentan oportunidades en la denominada economía plateada. Estamos ante un escenario muy desafiante, a lo cual se suma el impacto de la revolución digital y la aparición de la inteligencia artificial. Una encuesta difundida en EE.UU. reveló que un 50% de los CEO consultados estima que su empresa no será viable en los próximos cinco años. Todas esas tendencias van de la mano y nos llevan a reflexionar sobre el futuro de la Humanidad.

La educación y la cultura cumplen un rol central, clave...
Sí, la formación es decisiva. Como decía (José) Ortega y Gasset sobre la necesidad de enseñar a aprender. Saber cómo acceder al conocimiento hoy es un tema existencial. Estudios concluyen que un niño de esta época va a tener que estudiar el equivalente a cinco carreras tradicionales para estar aggiornado y acompañar los desafíos del desarrollo. Tampoco se debe pasar por alto la formación en los aspectos emocionales... En el futuro vamos a tener que desarrollar mucha resiliencia, porque se vienen cambios disruptivos muy abruptos. Hay un cambio profundo en las habilidades que se requieren para ese mundo digital que se viene. La generación de millennials y centennials tienen un compromiso de corto plazo, como consecuencia de la visión que tienen sobre la futura existencia de nuestro planeta. La economía digital y las redes sociales cambiaron los hábitos de vida y facilitaron el acceso a bienes y servicios. Esa inmediatez en la satisfacción ha llevado generacionalmente a una menor tolerancia a la frustración, porque a un clic tengo lo que quiero. El concepto de largo plazo ya no funciona mucho.

María Michelena, presidenta de OMEU
Foto: Leonardo Mainé

¿Cómo se presenta el nivel de endeudamiento de las familias uruguayas?
Los préstamos tienen mucho espacio para crecer en el país, sobre todo, en el crédito hipotecario. En Uruguay, el problema no es que las familias están muy endeudadas, hay una tasa baja de endeudamiento de las familias considerando los ratios internacionales. El problema se presenta porque el endeudamiento está concentrado; las personas que están endeudas en Uruguay están muy endeudadas. Se trata de aquellos hogares de menores ingresos, de sectores sociales vulnerables. En estos casos, el crédito al consumo se utiliza para otros fines, como la compra de alimentos y, sobre todo, en un hogar monoparental encabezado por una mujer.

¿La solución es el plebiscito contra la usura?
En lo personal, considero que acá no hay buenos y malos, ni soluciones mágicas. Los efectos de esta propuesta sobre el mercado del crédito serían peores que los problemas que busca solucionar. Falta promover la educación financiera para que los ciudadanos puedan tomar decisiones más conscientes sobre los efectos de contraer préstamos.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

OMEU

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad