NEGOCIOS

Crystal Lagoons traerá a Uruguay sus lagunas de acceso público en distintos departamentos

Serán cinco de dos hectáreas, con una inversión inicial de unos US$ 8 millones en cada una; el plan es comenzar a construir la primera en 2021 y que esté operativa en 2022

Crystal Laggons
Crystal Lagoons. Cada proyecto ocupa unas 10 hectáreas que incluyen la laguna de dos hectáreas. Foto: Gentileza Crystal Lagoons.

Pasar un día de playa en aguas cristalinas y arenas blancas, donde poder bañarse o practicar algún deporte acuático, y disfrutar de algún concierto o evento cultural en un entorno gastronómico y comercial importante. Las Lagunas de Acceso Público (PAL, por sus siglas en inglés) ofrecen esa propuesta sin salir de la ciudad y son el nuevo modelo de negocio Crystal Lagoons, la empresa que crea lagunas artificiales cristalinas en urbanizaciones que desembarcará en Uruguay en 2021.

La empresa tiene su primera experiencia en el país en el complejo vacacional Solanas (Maldonado), pero en modalidad de ingreso es privado. En el caso de las PAL, cualquier persona puede ingresar y utilizar estas áreas mediante el pago de un ticket que ofrece un día completo de playa y uso de los servicios que allí se dispongan, explicó Jean Pierre Juanchich, director regional para Latinoamérica de Crystal Lagoons.

Este nuevo modelo se lanzó en octubre del año pasado y ya representa un 90% de la facturación de la empresa, dijo. «Desde entonces, ya firmamos contratos por 130 PAL», graficó.

El plan se desarrolla en tres fases. La primera, que requiere una inversión de unos US$ 8 millones incluye la laguna como eje principal, la playa, áreas verdes con kioscos y servicios básicos como baños. Se construye en un año y, según la experiencia de otros casos, la inversión se recupera en uno o dos años, explicó Juanchich.

La segunda etapa contempla servicios en torno a la laguna, como una península de matrimonio (un centro de eventos para casamientos con vista a la laguna) área para conciertos, ferias, restaurantes y tiendas comerciales. Esta fase implica otra inversión de unos US$ 7 millones y se hace a los dos años de estar operativa la PAL.

Por último, el plan más complejo incluye la construcción de un hotel en línea de playa y es una oportunidad más que una necesidad para que el modelo funcione.

El ejecutivo indicó que, en general, cada proyecto ocupa unas 10 hectáreas que incluyen la laguna de dos hectáreas. Los ingresos generados durante la primera fase permiten invertir en la segunda. «En uno o dos años se recupera la inversión, porque requiere baja manutención».

La empresa maneja un costo de ticket de US$ 10 y, según estudios que hicieron en el país, lograrían una afluencia de público de unos 500.000 y 800.000 personas por año. «Por ello, la cercanía de estos puntos a Argentina es clave», agregó. De todas formas, los mayores ingresos provienen de otros negocios, como los restaurantes, retail, centro de eventos, matrimonios, foodtrucks o incluso por auspicios de marcas en las playas. «Con las tres fases operativas, los ingresos de los tickets son solo 20% del total».

Las negociaciones en Uruguay ya comenzaron y dieron los primeros pasos con varios fondos de inversión. Al momento ya están avanzadas las negociaciones para comenzar a construir entre tres o cuatro PAL en Uruguay que incorporarían hoteles. «Trabajamos con acuerdos de exclusividad con cada país y tenemos conversaciones avanzadas para hacer entre cuatro y seis proyectos en Uruguay. Las ciudades más avanzadas son Montevideo (donde pueden ser dos), Paysandú y Carmelo, pero tenemos también en el mapa a Punta del Este.

El plan es comenzar a construir la primera en 2021 y que esté operativa en 2022.

Jean Pierre Juanchich
Jean Pierre Juanchich, director regional para Latinoamérica de Crystal Lagoons. Foto: Difusión.

Proyectos privados

En paralelo a las PAL, la empresa seguirá con sus lagunas privadas para proyectos inmobiliarios. De esta forma, Juanchich espera llegar a las cinco en Uruguay (incluyendo a Solanas).

A diferencia de la primera, las que sigan estarán en proyectos residenciales de vivienda. Una será en el barrio Carrasco de Montevideo, en el proyecto Colinas de Carrasco II de primera vivienda. Aún está en estudio el diseño y la definición de detalles. La segunda será en José Ignacio (Maldonado) en un espacio para segunda vivienda, y se encuentra en fase de estudio, finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados