ECOS DEL NORTE

El clima de negocios en la era Biden según seis empresarios uruguayos que exportan a EE.UU.

Seis empresarios uruguayos con negocios en Estados Unidos dan su visión de lo que esperan ante el cambio de gobierno en ese país.

Empresarios uruguayos
Visión. La visión de representantes de sectores como ganadería, miel, cítricos, hasta tecnología, lácteos y guitarras. 

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Las pasadas elecciones en EE.UU. que dieron al demócrata Joe Biden como ganador tuvieron al mundo en vilo por varios días. Y no es para menos. En una de las principales potencias mundiales, cada cambio de gobierno conlleva enroques en reglas de mercado que mueven el tablero de los negocios globales.

Para Uruguay, el estadounidense es un mercado significativo que ha cobrado relevancia para las exportaciones nacionales. Según datos de Uruguay XXI, desde 2014 es el tercer país de destino de las ventas uruguayas, desplazando a Argentina y quedando solo por detrás de Brasil y China. En el último año, las ventas a EE.UU. representaron US$ 445 millones, luego de alcanzar a un pico de US$ 764 millones en 2005.

El clima de negocios entre ambos países tuvo esta semana señales positivas.

La compañía automotriz estadounidense Ford anunció su regreso a Uruguay de la mano de Nordex con una inversión de US$ 50 millones en una planta que producirá la camioneta Transit para Latinoamérica.

Frente a este panorama, las empresas locales muestran expectativas dispares frente al cambio de gobierno en EE.UU.: van desde la perspectiva de un aumento de los negocios bilaterales hasta frenos por posibles medidas proteccionistas.

Así, mientas termina el recuento de votos en EE.UU., los empresarios aguardan que la llegada de Biden a la Casa Blanca sea una llave que abra nuevas oportunidades.

Marcelo Secco. Foto: El País
Marcelo Secco, director de Marfrig para el Cono Sur
Frente al cambio de gobierno en EE.UU., el director de Marfrig para el Cono Sur no espera grandes cambios en las reglas de negocios que incrementen la actividad comercial. Secco, que desde la década de 1980 posee negocios con el país norteamericano, dijo que dentro de esa perspectiva, Uruguay necesita mejorar el acceso de sus productos cárnicos al mercado de EE.UU., donde actualmente tiene una restricción de volumen de 20.000 toneladas de cupo sin arancel. «Hay oportunidad de poder ampliar el volumen de productos diferenciados para el mercado de EE.UU., principalmente aquellos llamados de alta calidad, ya sea con algún tipo de certificación como terminación a granos. Habrá que ver si desde el punto de vista geopolítico existe algún cambio con la nueva administración. Todo cambio conlleva revisión de agendas y es bienvenida la oportunidad estratégica de poder mostrar que Uruguay tiene una cartera de productos cárnicos de nicho muy interesantes que calzan muy bien en la demanda del mercado americano y que estratégicamente no compiten con los productos que se generan en ese país. Por eso creo que hay una doble oportunidad», explicó Secco.
Leonardo Loureiro – Presidente de CUTI; CEO de Quanam. Foto: El País
Leonado Loureiro, CEO de Quanam USA y presidente de la CUTI
Con cautela pero con expectativas de un incremento de negocios, aguarda Leonardo Loureiro, CEO de Quanam USA (filial estadounidense de la empresa de software uruguaya Quanam) y presidente de la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI), el cambio de timón en EE.UU. «Por ahora estamos esperando saber cuáles serán las políticas definitivas, pero los gobiernos demócratas siempre han sido más abiertos y de no poner trabas al comercio. Creemos que la industria seguirá creciendo en ese país, muchas empresas están con un fuerte foco puesto en EE.UU., abriendo oficinas, tejiendo alianzas», amplió. Quanam, que tiene negocios en ese país desde el año 2000 en forma reactiva y desde 2018 con oficinas propias, es una de las 90 compañías de software que exportan a EE.UU. cuyas ventas se incrementan año tras año. Según datos de la CUTI, las exportaciones del sector a ese destino se incrementaron más de un 64% y por ello la gremial prepara un plan de expansión para EE.UU. para 2021. «Implica desde nuevas acciones promocionales hasta una misión sectorial a distintas zonas del país», finalizó Loureiro.
Conaprole
Gabriel Valdés, gerente general de Conaprole
El gerente general de Conaprole considera que EE.UU. por ser «uno de los motores de la economía mundial», se trata de un «mercado siempre atractivo para la empresa» y donde aspiran a crecer con los desarrollo de su marca.
Los productos que la cooperativa coloca allí son quesos (principalmente para el sector food service) y pasta dura dentro de las cuotas que posee Uruguay, aclaró Valdés. En cuanto a la evolución de las exportaciones a ese destino, el gerente general indicó que la empresa mantiene una relación comercial «estable», con ventas que no han variado a lo largo de los años, salvo momentos «ocasionales» donde han colocado volúmenes adicionales. Ante el cambio en la presidencia, Valdés cree que podría abrirse una etapa positiva para hacer negocios. «Por su relevancia, el crecimiento y desarrollo económico de EE.UU. aparejaría nuevas oportunidades. De existir posibilidad de nuevas cuotas o bien un Tratado de Libre Comercio generaría un impacto positivo muy importante para todas las industrias uruguayas. El 80% de la leche que procesa la cooperativa se exporta a más de 50 países, y un objetivo es justamente potenciar los negocios en EE.UU.», cerró.
Jorge Caputto
Jorge Caputto, gerente general de Citrícola Salteña
«No es una buena noticia». Así calificó Jorge Caputto, gerente general de Citrícola Salteña, el cambio de gobierno en EE.UU. «De confirmarse el cambio de republicanos a demócratas, me temo que no es positivo porque desde que asumió (Donald) Trump desreguló el clima de los negocios. Todos se quejaban de que se había burocratizado los trámites y desde que asumió él hubo un mejor clima de negocios, vimos muchas inversiones en el estado de Pennsylvania y Nueva Jersey donde están los centros logísticos de nuestros clientes, aumentaron sus productividades y cuanto mejor les va a ellos, mejor nos va a nosotros. En cuanto a las relaciones comerciales, se mantuvieron en estos años», argumentó el empresario. La compañía salteña ingresó a EE.UU. en 2014 con venta de mandarinas y los años le permitieron afianzarse y consolidarse en esa plaza con un crecimiento sostenido con mandarinas, a lo que sumaron naranjas y limones. «El plan es seguir creciendo en ese mercado que venía con una base muy baja de consumo de mandarina y se la promovió mucho en el estado de California, además del impacto de la pandemia que fortaleció el consumo de vitamina C», afirmó.
Rafael Atijas, CEO de Loog Guitars, con el libro Makers: The New Industrial Revolution. Foto: Gentileza Rafael Atijas.
Rafael Atijas, creador de Loog Guitars
Para Rafael Atijas, creador de las Loog Guitars, si bien el ascenso de los demócratas puede propiciar nuevas reglas comerciales ventajosas, confía en que -independientemente de esa posibilidad- sus propias estrategias le permitan incrementar las ventas en EE.UU., el destino del 95% su facturación. «Apuntamos a crecer más allá del cambio de gobierno, tenemos planes de potenciar nuestro comercio con EE.UU.», afirmó el emprendedor.

«Es nuestro mercado principal desde que comenzamos en 2011. Hasta ahora siempre hemos crecido, año tras año. Lo que esperamos es lo de siempre: que nuestros clientes tengan cierta estabilidad laboral y económica. Ya veremos; supongo que depende mucho de la composición final del parlamento, también. Nosotros esperamos que no haya medidas proteccionistas que agreguen carga impositiva a las importaciones», opinó. Atijas entiende que además del cambio de gobierno, otras variables pueden afectar el rumbo de los negocios en los próximos meses. «Estamos atentos a lo que pase con la pandemia y sus efectos en la economía y en los hábitos de comportamiento de nuestro público», finalizó.
Christoph Lhéritier, director de Urimpex
Christophe Lhéritier, director de Urimpex
«La miel uruguaya en EE.UU. no paga mucho arancel, solo 2 centavos por kilo, por lo que no creo que por ese lado existan grandes cambios que potencien el negocio en ese sentido. Por otro lado, siempre está la amenaza de que China, el principal productor mundial de miel que ahora está impedido de entrar en EE.UU. por los altos aranceles que le impusieron, logre ingresar», reflexionó Christophe Lhéritier, director de Urimpex, acerca de sus expectativas sobre una mayor apertura de ese mercado. Lhéritier, que vende miel a EE.UU. desde la década de 1970, sustenta su visión en que en los últimos 10 años, cuando se registraron cambios de orientación en la Casa Blanca, no se apreciaron en la relación comercial. «La expectativa también la tuvimos con el gobierno de Trump, pero la venta está atada a temas puramente comerciales, de mercado y demanda. Ellos están más focalizados hacia mieles de Argentina, Ucrania, India, Vietnam, y Uruguay no está en la mira por ser un volumen pequeño. Eso hizo que le vendiéramos miel al mercado que tenía mejores precios, a veces es EE.UU. y otras Europa. No creo que exista algo que cambie lo que pasó en los últimos 10 años», dijo.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados