ANÁLISIS

Precios estables en materias primas para este año y una leve baja para 2020

Los precios de las materias primas son un factor crítico para la región, dado su fuerte vínculo con el crecimiento económico.

La recaudación de la DGI al cabo del primer trimestre del año sigue reflejando el escaso dinamismo de la economía. Fotos: archivo El País.
La recaudación de la DGI al cabo del primer trimestre del año sigue reflejando el escaso dinamismo de la economía. Fotos: archivo El País.

Según FocusEconomics Consensus Forecast, consultora especializada en pronósticos económicos a nivel global, los precios mundiales de los productos básicos se expandieron por tercer mes consecutivo en marzo, aumentando un 2,9%. Ese comportamiento es consistente con el que reflejaron los dos primeros meses del año. Particularmente, en febrero, el aumento fue del 4,9%, en máximos de más de un año.

Los pronósticos son promedios medios de las proyecciones de los pronosticadores económicos encuestados por Focus. El Índice Global de Productos Básicos y Energía, Metales Básicos, Metales Preciosos e Índices Agrícolas, representa los promedios ponderados de 8 productos energéticos, 12 metales básicos, 4 metales preciosos y 10 agrícolas. Los precios se basan en volúmenes de producción global y reflejan las últimas previsiones de producción y precios de mercado.

El ciclo

Ricard Torné, economista senior de la firma especializada, explicó que no todas las materias primas acompañan el ciclo económico. “Una gran parte de las materias primas, especialmente petróleo y metales para uso industrial, tienen una relación directa con el ciclo económico -señala- pero no de forma exclusiva. En general, una desaceleración de la economía mundial implica menor demanda de materias primas y, por ende, los precios tienden a bajar. Por ejemplo, los precios de los metales básicos han registrado importantes caídas desde mediados del 2018 básicamente por las pobres perspectivas de crecimiento en China, país que consume la mitad de los metales básicos en el mundo”. Por otro lado, añade, “algunos metales preciosos como el oro actúan de valor refugio en tiempos de crisis económica, lo que implica una suba de precios”.

De acuerdo con este seguimiento mensual, el comportamiento del indicador viene siendo mixto, con un repunte de los hidrocarburos, una baja en los metales preciosos y los precios agrícolas, arrastrados por las perspectivas de cosechas abundantes, también con un resultado negativo en cuanto a precios. Los panelistas de Focus esperan que los precios mundiales de los productos básicos se mantengan estables este año, y una leve caída en el próximo, tomando como referencia el cuarto trimestre de cada año.

En cuanto al nivel de afectación que algunas materias primas podrían tener a partir de la guerra comercial entre EE.UU. y China, Torné ubicó al acero, el hierro y las soja como los más perjudicados. “El impacto más importante de la guerra comercial entre las dos superpotencias es el riesgo de un menor crecimiento de ambas economías, especialmente China, y como resultado un enfriamiento de la economía global. Además, la guerra comercial ha puesto algunos productos bajo el objetivo de China o Estados Unidos, alterando sus precios en el mercado global. Los casos paradigmáticos serian el acero, el hierro, o la soja”.

Energéticos

Los precios de la energía a nivel global se expandieron por tercer mes consecutivo en marzo, aumentando 4,3% mensual. No obstante, el impulso fue menor al del inicio del año. El petróleo y sus derivados continuaron beneficiándose de la exitosa implementación del acuerdo de reducción de producción de crudo liderado por la OPEP y otros proveedores clave como Rusia, sostiene el informe.

De todas maneras, a pesar de la tendencia al alza observada a lo largo de este año, los precios del petróleo se mantienen en un nivel similar al del mismo período en 2018, “y se mantendrán relativamente estables en los siguientes meses y bien entrado 2020”, explicó Torné.

En este contexto, “los países que participan en el citado acuerdo están considerando extender los recortes de producción de petróleo más allá del plazo de junio”. Aunque Rusia y Arabia Saudita, los principales arquitectos de la OPEP, tienen diferentes puntos de vista. La decisión final probablemente se tomará en una reunión programada en junio.

Por el lado de la oferta, los precios del petróleo se ven influenciados por las decisiones que toman los grandes productores de petróleo respecto a la producción y la posibilidad de que algún país reduzca abruptamente su oferta de crudo. “En este sentido -afirma Torné- es clave la relación de EE.UU. con Irán, donde la reimposición de sanciones contra la república islámica propició una subida de los precios del petróleo en abril-mayo del 2018; mientras que la decisión de Trump de permitir a una serie de países continuar comprando crudo iraní ejerció una presión bajista en los últimos meses del año pasado”.

Según Focus habrá una caída del 1,9% en los precios de la energía en el cuarto trimestre de 2019 en comparación con el mismo período de 2018.
Para el petróleo se esperan precios estables, a mitad de camino entre los picos alcanzados en la primera mitad de la década y los bajos valores reflejados en 2015 y 2016. Se prevé que los precios del barril de Brent estén alrededor de US$ 67.90 este año y US$ 67.10 un año después. En el caso del barril de WTI, sostienen que se va a vender a un precio de US$ 60.70 en el cuarto trimestre de este año y US$ 59.90 un año después.

En cuanto al gas natural, más allá de algunos efectos estacionales que llevaron el precio a la baja en las últimas semanas, y a pesar del aumento de la oferta en los EE.UU., los precios siguen subiendo en términos anuales, respaldados por un cambio global del carbón hacia el gas. Los panelistas de FocusEconomics ven el precio spot promediando US$ 3.00 por MMBtu en el cuarto trimestre de 2019, y a US$ 3.14 por MMBtu en el cuarto trimestre de 2020.

Metales

Los metales básicos, fuertemente dependientes de una demanda que está ligada al mayor desarrollo económico y las inversiones, suben por segundo mes consecutivo en marzo, aunque claramente más débil que en febrero. Los datos sugieren, según la consultora, que China está resistiendo “relativamente bien las dificultades económicas persistentes”, a partir de las iniciativas de su gobierno para apuntalar el crecimiento económico. La otra cara parece mostrarla el hierro, que en las últimas semanas ha tenido una corrección a la baja.

Torné indica que influyen otros factores, además de China, por el lado de la oferta, “por ejemplo, huelgas en minas, como pasó en Chile con Mina Escondida, o interrupciones en la oferta, como la reciente suba en el precio del minerales de hierro después del colapso de una presa en Brasil”, indica Torné. Dicho esto, la noticia de que la compañía brasileña Vale, responsable del accidente mencionado, no pudo obtener certificados de seguridad para algunas de sus represas y las interrupciones relacionadas con el clima en Australia hizo que los precios del mineral de hierro volvieran a subir a fines de marzo.

Los analistas consideran que los precios de los metales básicos se recuperarán aún más hacia fines de año y aumentarán un 0,7% interanual en el cuarto trimestre de 2019.

Respecto a los metales preciosos, Torné señala que existen “dos grandes factores que ahora mismo ejercen fuerzas divergentes. Mientras que la posibilidad de una pronta solución de la guerra comercial entre EE.UU. y China hace disminuir la compra de activos refugio como el oro, la decisión de la Reserva Federal de frenar por ahora la subida de la tasa de interés incrementa el valor de los lingotes”.

Desde FocusEconomics se observa que los precios de los metales preciosos evolucionarán al alza, un 9,7% en el cuarto trimestre de 2019 en relación al mismo período de 2018.

Agrícolas

Los precios agrícolas disminuyeron por segundo mes consecutivo en marzo, en un 3,1% intermensual tras la caída del 1,1% de febrero. Sin embargo, los panelistas de FocusEconomics Consensus Forecast esperan que los precios agrícolas aumenten un 7,0% interanual en el cuarto trimestre de 2019, “debido a la sólida demanda de alimentos para humanos, alimento para animales y biocombustibles”, explicó el especialista, aunque advirtió que “es difícil determinar una tendencia general ya que la producción de las materias primas se concentra muchas veces en unos pocos y distintos países”.

Se espera que el repunte en los precios agrícolas continúe el próximo año, y los panelistas de Focus proyectan un aumento de 3,7% en el cuarto trimestre 2020 en términos anuales.

Específicamente respecto a la soja, los precios disminuyeron en las últimas semanas debido a la alta oferta y la débil demanda. Los productores de soja en EE.UU. tienen cerca de US$ 8 mil millones en cultivos remanentes de la cosecha del año pasado y están programados para aumentar la siembra para la cosecha de este año en las próximas semanas. De acuerdo con el USDA, la extensión de la tierra utilizada para la siembra de soja este año será la tercera más grande registrada. Además, la demanda se mantuvo deprimida por la guerra comercial.

Los panelistas de Focus esperan que los precios de la soja suban en el futuro, en base a la expectativa de menores tensiones comerciales. Para el cuarto trimestre se aguarda que los precios promedien los 930 centavos por bushel y un año después, los precios promediarían 978 centavos por bushel.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)