NOMBRES

Úrsula Corberó y cómo "La casa de papel" cambió su vida

Con Tokio, su personaje en la serie del momento, Úrsula Corberó se transformó en una de las mujeres más populares de España. 

Úrsula Corberó, Tokio de La casa de papel
Úrsula Corberó, Tokio de La casa de papel. Foto: AFP

Cuando en 2016 Úrsula Corberó terminó de grabar La casa de papel, guardó el guion y todas las anotaciones que había hecho sobre su personaje en cada capítulo de la serie. Lo guardó porque sí, porque siempre guarda todo lo que le recuerde lindos momentos. Unos meses después la serie fue estrenada por Antena 3 en España y a fines de 2017 en Netflix. Aunque entre el público español pasó como una producción más, cuando llegó a la plataforma de streaming se convirtió en la serie de habla hispana más vista de Netflix. Y con el éxito también le cambió la vida a cada uno de los actores y actrices del elenco, que se transformaron en íconos y referentes, no solo en España, sino alrededor del mundo. Y Úrsula, claro, no es la excepción.

Dos años después Úrsula volvió a leer el guion y las anotaciones sobre Tokio, su personaje en la serie. La banda de atracadores más famosa de la ficción iba a volver y esta vez sería una producción de Netflix. Pero para volver a ser Tokio había que recordarla, había que repasar sus formas, sus fortalezas, sus flaquezas, su amor, su intensidad, sus caprichos, su pasión, su verdad.

La tercera temporada de La casa de papel acaba de estrenarse en Netflix y Tokio es más Tokio que nunca: cuando todo parece estar bien y hay un final feliz, a ella se le da por sentirse insatisfecha con la vida que está llevando y entonces desata la guerra.

Como era de esperarse, esta nueva temporada viene siendo un éxito. Los trajes rojos con las máscaras de Dalí ya son un símbolo reconocible en el mundo. Esta vez, el profesor y su banda están a cargo de un atraco que tiene otros fines, más allá de robarle el oro al Banco de España para hacerse (más) millonarios: enfrentar al sistema, cuestionarlo y quebrarlo desde adentro, poner en juego los roles de quiénes son los malos y quiénes los buenos en este mundo configurado para que siempre ganen los mismos. En esta trama, Tokio es una pieza fundamental. Y, aunque el de una atracadora medio rebelde y apasionada no es el único personaje en la carrera de Úrsula, es sin dudas el más importante. Al menos hasta ahora.

El éxito 

La casa de papel 3. Foto: Netflix
La casa de papel 3. Foto: Netflix

Úrsula Corberó (29) es una cara conocida en España desde hace años. Nació en Barcelona y desde niña estudió teatro y clases de canto.

Apareció por primera vez en la televisión en 2002, en la serie Espejo roto (Mirall trencat, en catalán) y tres años después interpretó a Sara en Ventdelplà, también catalana. Sin embargo, fue en 2008 cuando su nombre saltó a la fama y empezó a salir en los medios locales españoles. Ese año formó parte del elenco de Física o química, una ficción juvenil que abordaba los conflictos de la adolescencia de un grupo de amigos.

Unos años después, cuando Úrsula ya era una cara conocida en España, estaría en el centro de las polémicas por unas declaraciones que fueron sacadas de contexto y se referían, justamente, al elenco de Física o química. “Fueron cuatro años de mucha eclosión hormonal: diez jóvenes guapos, con trabajo, dinero y fama, imagínese. Los fines de semana alquilábamos una casa en Segovia y Javi Calvo se disfrazaba de botones y nos escribía historias de miedo. Luego follábamos todos con todos y nadie se enfadaba. Había mucha empatía”, dijo en su momento. Luego aclaró que no se trataban de orgías adolescentes, como lo interpretó la prensa, sino de que por entonces estaban empezando a descubrir su sexualidad; que se trataba, dijo, de ser libres. Eso es lo que ella, al menos, ha intentado siempre.

Después fue parte de la serie histórica 14 de abril, La República, debutó en teatro con la obra Perversiones sexuales en Chicago y empezó a incursionar en cine. Participó en el cortometraje Crónica de una voluntad, en la película Elsinor Park y en XP, el primer filme de terror español en tres dimensiones. Estuvo en las películas Volare, Afterparty, Crimen con vistas al mar, ¿Quién mató a bambi?, además de formar parte de los repartos de varias series de la televisión española.

En el 2015 la carrera de Úrsula explotó en España: filmó Perdiendo el norte, Cómo sobrevivir a una despedida, La dama velada y Anclados. Un año después fue parte del elenco de la serie La embajada, emitida en Antena 3, donde conoció al actor argentino Chino Darín, con quien está en pareja desde entonces.

Todo eso pasó en la vida de Úrsula hasta conocer a Tokio, que es, según ha dicho, un personaje que le ha cambiado la vida. Es que desde que La casa de papel llegó a Netflix, Tokio, Río, Denver, Berlín, Nairobi, Helsinki, El Profesor y el resto de la banda de atracadores dejaron de ser solo actores de la pantalla española. Desde 2017 sus caras están en todo el mundo, con o sin máscaras de Dalí, con o sin traje rojo. La serie creada por Álex Pina se ve en países de Europa, de América Latina, e incluso de Asia; ganó el primer Emmy Internacional a Mejor serie dramática que tiene una producción española, sus actores han estado nominados a otros premios nacionales e internacionales y Úrsula ganó el Premio Iris español a Mejor Actriz, entre otros reconocimientos.

Pero el mayor logro de La casa de papel fue, sin dudas, el haberse convertido en un fenómeno que traspasó la pantalla y llegó a las calles, a la vida de todos los días, al corazón mismo de las personas. La banda del Profesor se transformó en un símbolo de resistencia en diferentes causas de lucha por los derechos humanos alrededor del mundo, y eso, dice Úrsula, es algo de lo que nunca se va a olvidar.

Tokio, Río y la tercera temporada 
La pareja de Tokio y Río, una de las preferidas de La casa de papel

La pareja de Tokio y Río (Miguel Herrán) es la preferida de la serie. “Al terminar la segunda parte yo me quedé con ganas de saber a dónde se iban ellos, cómo iba a ser su vida en esa isla paradisíaca a la que se iban”, dijo Úrsula sobre su personaje. Son ellos dos los que, justamente, generan que la banda de atracadores se vuelva a reunir en esta tercera temporada. Lo que sucede con Río y Tokio después, es spoiler.

Un amor que nació en la ficción 
Úrsula Corberó y el Chino Darín

Úrsula Corberó y el Chino Darín se conocieron durante el rodaje de La embajada, que se emitió por Antena 3 en 2016 y fue el proyecto que lo llevó a Darín a instalarse en España. Desde entonces están juntos y son una de las parejas del momento. “No me había pasado nunca esto de que me surgiera un amor trabajando, pero hay cosas que son inevitables y suceden”, dijo él.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)