VIAJES

Recorrido por un México de playas de ensueño

La Riviera Nayarit, una experiencia que ofrece pueblos mágicos y rincones escondidos a los que solo se llega nadando.

"Playa del amor" en México
"Playa del amor" en México

Si lo que se busca es sol, playa y aventuras, Riviera Nayarit —con más 300 kilómetros de costa sobre el Pacífico— es el destino ideal. Pero no es solo eso, es un viaje al alma de México con sus artesanías, sus sabores picantes y sus colores típicos que toman cuenta de las calles.

Se pueden ver tantos lugares diferentes en uno solo con apenas recorrer unos pocos kilómetros. La Riviera Nayarit cuenta con 23 microdestinos que van desde los pueblitos más tradicionales de México a la zona donde están ubicados los hoteles más exclusivos.

El Estado de Nayarit es el último que se creó en la Constitución de 1917, pero su nombre nació en 2007 para promover sus destinos turísticos en conjunto, explicó a Revista Domingo Richard Zarkin, gerente de Relaciones Públicas de la Oficina de Visitantes y Convenciones de la zona.

Las montañas de la Sierra Madre hacen muy diferente a la Riviera Nayarit de otros destinos más típicos como los que ofrece el caribe mexicano. De noviembre a abril el clima es seco y los inviernos son cálidos, con promedios de temperatura de entre 15º y 27º.

La opción más tradicional y pintoresca 

A diferencia del caribe mexicano, Riviera Nayarit tiene los llamados “pueblos mágicos”. Sayulita así está catalogado por la Secretaría de Turismo y recibió esa denominación por la historia que encierra y su gastronomía.

Sayulita es un pueblo colorido. A lo largo de sus calles de adoquines destacan múltiples guirnaldas rojas, celestes, amarillas y verdes. La decoración no es lo único que le da vida al centro sino también su actividad comercial. Hay hoteles boutiques y pequeños negocios con platos típicos como el aguachile (compuesto de camarones, chiles frescos o secos, tiras de pepinos y agua de tamarindo), el infaltable guacamole y los tacos, pero también elegantes restaurantes a la orilla de la playa.

Pueblos de Riviera Nayarit

El arte inunda las calles donde se pueden encontrar los más diversos objetos realizados por la tribu nativa: los huicholes. Desde bisutería “de chaquira” (elaborada con una especie de pequeñas mostacillas), prendas de lana, cestos de mimbre pintados con la cara de la famosa pintora Frida Khalo, esculturas de barro y las coloridas calaveras mexicanas.

Sus playas con olas grandes convierten la práctica del surf en una gran atracción; todo en Sayulita gira en torno a ese deporte. Pero si lo que se busca es aventura, nada mejor que experimentar una tirolesa en el complejo Rancho Mi Chaparrita, donde se conjuga el verde del monte natural con el azul del cielo y el celeste del mar.

El tour de canopy, por el que pasaron celebridades como las famosas hermanas Kardashian, cuenta con 13 líneas y 3 puentes colgantes. El viaje en sí dura alrededor de una hora y veinte minutos. Al final ofrecen una sorpresa: la degustación de los más variados tequilas para bajar la adrenalina que supone la experiencia de deslizarse en un tramo de hasta dos kilómetros a una altura máxima de 125 metros sobre el nivel del mar. Los que quieran atesorar el recuerdo de su intrépida travesía pueden comprar la foto que registra el momento.

Otro pueblo tradicional mexicano y uno de los más visitados de la Riviera Nayarit es Bucerías. Las olas más tranquilas invitan a relajarse, practicar kayak o jet-sky. Los hoteles son pequeños y familiares, por lo que hay un contacto directo con los lugareños.

Hospedajes de lujo

En Riviera Nayarit, la oferta es tan amplia que hay opciones para todos los gustos y bolsillos: desde el que busca el hotel más pequeño y el que pretende un viaje de lujo. En México, después del Caribe, Riviera Nayarit es el segundo lugar con cadenas de cinco diamantes, aquellos así catalogados porque sus servicios cuentan con mayor calidad que uno de cinco estrellas. Estos complejos tienen miles de visitas cada año. Sus instalaciones situadas frente al mar y con pintorescas vistas del atardecer son el escenario ideal que eligen muchas parejas que vienen desde distintas partes del mundo para celebrar sus bodas.

Pero si la idea es vivir una experiencia de lujo y exclusividad la mejor opción es llegar a Punta de Mitta, más conocida como la “Península del glamour”. Allí se ubican los hoteles más costosos a los que llegan miles de turistas año a año.

El lugar es concurrido por celebridades de Hollywood y ofrece toda clase de manjares con una carta variada que abarca gastronomía mexicana, francesa, japonesa, china, tailandesa y vietnamita. Los turistas pueden disfrutar de la playa paradisíaca o de las piscinas de los hoteles, que por sus grandes dimensiones y ubicadas frente al mar, parecen confundirse con el Océano Pacífico. Mexicanos, canadienses, ingleses y estadounidenses son los principales clientes de los resorts lujosos de Punta de Mitta. El desafío es que el destino sea cada vez más popular entre los turistas de América del Sur.

Para 2025 se proyectan 10 nuevos hoteles de cadenas lujosas y además se construirá un parque temático en el que estará involucrado el mundialmente famoso Cirque du Soleil, que abrirá sus puertas en 2022. “Será tan grande como Disneylandia y tendremos un atractivo para la zona”, afirmó Zarkin.

Una playa escondida

Pero ante cualquiera de los 23 microdestinos que se elijan lo que no puede faltar es una escapada a la “Playa Escondida o del amor”. Situada en las Islas Marietas, a unos 32 kilómetros de Puerto Vallarta, se encuentra un paraíso de agua cristalina.

Riviera Nayarit

Llegar no es fácil. Hay que hacerlo nadando por un pequeño arco de piedra volcánica, que mide 15 metros, con tan solo 1,8 metros de espacio entre el agua y la roca, y que puede atravesarse únicamente durante la marea baja.

A la “Playa del amor”, donde todos los turistas quieren ir a sacarse una selfie, solo pueden entrar 117 personas por día. Se trata de un área natural protegida por el gobierno mexicano donde no vive nadie. Dentro de la playa el tiempo máximo permitido de permanencia es de solo 20 minutos. “Es para preservar el lugar de los daños ambientales”, explican los residentes de Nayarit.

Más al norte de San Blas, se ubica la isla Isabel, donde pueden acampar hasta 60 personas al día o la noche. Este es un destino ideal para hacer avistamiento de aves. En tanto, las islas Marías son un centro ecológico y turístico.

Desde Uruguay

En 2012 se empezó a promocionar el destino de Riviera Nayarit en América del Sur en los cinco países de mayor crecimiento de turismo hacia México: Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú. Sin embargo, el anuncio de una nueva ruta aérea de Panamá hacia el aeropuerto internacional de Puerto Vallarta amplió el espectro a otros países como Uruguay.

Hoy Montevideo se ubica entre los primeros lugares de ventas de boletos vía Panamá hacia Puerto Vallarta y Riviera Nayarit. “Hace un año que se promociona el destino por esta vía y la reacción ha sido positiva”, comentó Zarkin. Muchas agencias de turismo ofrecen este lugar a clientes que ya en varias oportunidades han visitado el caribe mexicano.

“La geografía, la autenticidad y la cultura mexicana” son los tres puntos fuertes de Nayarit para posicionarse como una alternativa turística atractiva que gane terreno a otros destinos más populares como Cancún.

“Acá tienes un encuentro con un México auténtico. No es un destino creado y es una costa que existe desde la época de la colonia. Nuestro puerto costero más antiguo es San Blas y lo funda España en 1778”, indicó el gerente de relaciones públicas de la oficina de Nayarit.

Historia, gastronomía y naturaleza hacen de Riviera Nayarit un sitio atractivo y un descubrimiento para quienes quieran conocer la verdadera esencia de México.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)