VERANO

Manual para disfrutar de Montevideo en pleno verano

Actividades en las playas y para todas las edades, el Carnaval más largo del mundo, cine bajo las estrellas y un festival de teatro. 

Guía para disfrutar Montevideo en verano
Guía para disfrutar Montevideo en verano

Para esta altura del año, es probable que la mayoría de ustedes ya haya escuchado demasiadas veces la pregunta de qué van a hacer este verano. Porque sí, porque así está establecido: llega enero y parece que la única forma de sobrevivir es correr a algún rincón de la costa y dejar Montevideo que, de paso, ya se nota despoblada. Pero la realidad es que aunque no parezca, son muchos los que se quedan habitando la ciudad durante los primeros dos meses del año, porque el deber llama, muy al margen de cuántos grados marca el termómetro, o porque las posibilidades económicas así lo definen.

Al agua, pato

La playa es el paisaje veraniego por excelencia, y no importa si el contexto alrededor es agreste o urbano: todos queremos tener un rato para mojarnos los pies, para sentir la arena, para saber que estamos en una estación especial.

Lo bueno de las playas de Montevideo es que incluyen cantidad de actividades para públicos bien variados, contemplando sus necesidades y estimulando cuerpos y almas.

Para los adultos mayores, hay actividades deportivas y recreativas de diciembre a enero en Malvín, Buceo, Pocitos, Playa Ramírez, Cerro, Santa Catalina y Playa Verde, todas desde las 8.00. También hay propuestas inclusivas para personas con discapacidad (es necesario presentar fotocopia de cédula y del certificado de salud) en Pocitos, Malvín, la Ramírez (lunes a las 9.30; martes a viernes a las 8.00), Playa Verde y Playa del Cerro (martes a sábados desde las 8.00). A esto se le suman el surf inclusivo en Playa Brava, de lunes a sábados de 8.00 a 12.00; y un plan específico para niños en la piscina del Club Tabaré, los sábados desde las 8.00, con inscripción los dos primeros sábados de enero a las 8.00. Y también está activa la Escuela del Mar, que educa en base a la experiencia de juegos y deportes en olas, en varios puntos de la costa capitalina.

Ganas de jugar 

En los programas gubernamentales, y ya por fuera de las playas, hay contempladas varias actividades para los más chicos de la casa, que son los que más tiempo libre tienen para ocupar en enero y febrero (y los que ponen a prueba la creatividad de los adultos).

Para tener en cuenta está el cronograma de actividades del Parque de la Amistad, ahí al lado del Planetario, pensado para un disfrute sin barreras, es decir, con accesibilidad total para cualquier niño. Los jueves y los sábados habrá desde cine de autor a juegos con agua y juegos nocturnos, y una jornada especial de taller de bicicleta con el equipo de Liberá tu Bici, todo gratis.

En el Club de Verano de Casavalle, en tanto, las actividades —pensadas para niños y adolescentes, pero hay algunas que contemplan a todas las edades—arrancan ahora e incluyen patín artístico, fútbol, baile, artes plásticas, skate, música y más. Por último, para los adultos mayores y más allá del plan playero, hay otra serie de opciones recreativas en espacios como el Parque Rivera, el Jardín Botánico y la Plaza Líber Seregni, entre otros (es a partir de las 08.00; los días dependen del lugar).

La fiesta de Momo

Pero verano en Montevideo significa casi que una cosa sola: carnaval. Dios Momo está en el aire, la murga se empieza a escuchar en distintas esquinas, y las caras pintadas van contagiando de una alegría singular.

Es la fiesta que muchos ya arrancaron a disfrutar en diciembre, con el Carnaval de las Promesas, y que están esperando de brazos abiertos. Para ellos, una buena opción es la avant premiére carnavalera que, antes de que arranque el concurso, se realizará en el Antel Arena, el 21 de enero con varios conjuntos murgueros y del parodismo.

Después, el desfile inaugural del carnaval será el 23 y el de las Escuelas de Samba el 24, ambos por 18 de Julio; y el desfile de Llamadas, el 7 y 8 de febrero por Isla de Flores (entradas en Abitab). El concurso de agrupaciones carnavalescas propiamente dicho, y la movida de tablados, se activa la última semana de este mes.

Pantalla a cielo abierto 

Más allá de que las salas de cines siempre son un refugio donde olvidarse del calor por un par de horas, y entregarse al disfrute de una buena película y un buen sistema de aire acondicionado, la temporada ofrecerá cine al aire libre en distintos puntos de la ciudad, y con entrada gratis.

Para estos meses hay dos ciclos con oferta cinéfila. Uno es el de Cine en la Azotea que promueve el Centro de Fotografía (18 de Julio 885), del que pueden disfrutar exactamente 33 personas por función, y va todos los martes de enero y los dos primeros de febrero, desde las 20.00 (se recomienda llegar 19.30).

Y el otro es el de Cine en Chancletas, cuya segunda edición recorrerá barrios capitalinos durante los jueves de enero y febrero. En enero se podrán ver El libro de Lila en el Espacio de Convivencia Palermo, en Cebollatí y Minas (el 9); Rodencia y el diente de la Princesa en el Parque de la Segunda República Española (el 16); y el documental El campeón del mundo, en el Centro Cultural Las Chimeneas (el 30). Son planes para toda la familia, con todo el romanticismo que ver una película bajo las estrellas implica.

Panzada de teatro 

Un clásico para todos los que se quedan en la ciudad durante enero y no saben qué hacer es Montevideo de las Artes. Impulsado por la Intendencia de Montevideo, el festival de teatro tiene tres sedes: la Sala Verdi, donde la actividad comenzó ayer y va hasta el 31 de enero; el Centro Cultural Florencio Sánchez del Cerro, del 8 al 23 de este mes; y el Centro Cultural Terminal Goes, del 9 de enero al 2 de febrero. La entrada es libre y hay una cantidad de espectáculos de calidad, entre los que destacan Terrorismo emocional, Cheta y Ayer pensé en decirte adiós, por nombrar algunas.

Como alternativas están las programaciones habituales de los teatros que eligen no descansar; o una visita al Cementerio Central el 24 de enero, para ver una puesta especial de los Cuentos de Poe, con participación de Guillermo Lockhart (funciones a las 20.00 y a las 22.00, entradas en Tickantel). Y los sábados en el Teatro Solís, temprano a la tarde, hay proyecciones desde el MET de Nueva York o el Bolshoi ruso, de títulos como Wozzeck o Raymonda (Tickantel).

Música por todos lados

Además de los espectáculos ya mencionados, Montevideo tendrá varias visitas internacionales que llegarán a algunos de los escenarios más importantes de la ciudad, entre enero y febrero.

El 20 de enero, por ejemplo, se celebrará en el Teatro de Verano el Año Nuevo Chino, con entrada libre y espectáculos de primer nivel de música, danza y arte directamente venidos desde China.

En el Auditorio Nacional del Sodre, desde el 30 de enero y hasta el 1 de febrero, hay funciones consecutivas de Gran reserva, el último show de Les Luthiers que es un repaso antológico de su sofisticado cruce humorístico-musical.

En el espacio Otro Mundo, en los accesos a la ciudad, sobre la Rambla Baltasar Brum, el 8 de febrero se llevará a cabo la segunda fecha del Ciclo de Rock, esta vez con las visitas de Los Pericos y Los Cafres, y con los locales de Origen Alternativo (Tickantel).

Y en el Antel Arena estarán, el 9 de febrero, los españoles de La Polla Records en la que se anuncia como su última gira -de regreso y despedida-; y el 19 de ese mes, otro español, Alejandro Sanz, que tiene nuevo show y muchos éxitos. Para no aburrirse.

Para mirar el arte, el espacio y la ciudad
Mirador de la Intendencia de Montevideo

El Planetario de Montevideo reabrió sus puertas y ya está recibiendo público. Completamente renovado, con un sistema de pantallas de alta definición, habrá varias funciones en enero para ir a descubrir el espacio desde allí. Los viernes serán a las 19:30 y 20:30; y los sábados y domingos a las 15, 16, 17 y 18. La entrada es gratis.

Otro que está renovado y esperando por ser visitado es el Mirador de la Intendencia, un espacio abierto que ofrece una vista panorámica única de la ciudad de Montevideo. Está en el piso 22 del edificio de 18 de Julio y cuenta con cafetería, pero sobre todo, con una mirada imperdible a la capital. Se puede ir de lunes a domingos de 10.00 a 20.oo, con entrada gratuita.

Y para mirar también están los museos, cada uno con sus horarios y sus propuestas. ¿Algunas recomendaciones? La Temporada 35 en el Espacio de Arte Contemporáneo (hasta el 29 de febrero); la exposición de Cabrerita en el Museo Nacional de Artes Visuales (hasta el 2 de febrero); y De piedra, feliz, del argentino radicado en Uruguay Sebastián Santana, en el Zorrilla (hasta el 8 de febrero).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados