nombres del domingo

Chino Darín, un actor de sangre

Con 29 años y una carrera internacional, es uno de los protagonistas de La noche de 12 años, de Álvaro Brechner.

Es el hijo mayor de Ricardo Darín y ya tiene una carrera internacional
Es el hijo mayor de Ricardo Darín y ya tiene una carrera internacional

No hace falta buscar muy adentro ni indagar demasiado para entender de dónde vino su vocación. Porque, si es que la pasión se transmite por genética, por herencia o por algún mecanismo de transferencia familiar, el caso de Ricardo Mario “el Chino” Darín es el claro ejemplo de que todo puede fluir y correr por las venas. Y cuando digo todo, es en el sentido más literal de la palabra: la vocación, el talento y la pasión. Lo demás, claro, lo que excede a ese todo, es el resultado de la convicción de querer crear su propio camino, de esforzare para demostrar que aunque la genética está, sin trabajo no es posible.

Es hijo de Ricardo, uno de los mejores actores argentinos de los últimos tiempos, nieto de Ricardo (padre) y Reneé Roxana, también actores, y sobrino de Alejandra Darín, actriz y presidenta de la Asociación Argentina de Actores. Parece casi como si escapar a la actuación no fuese un destino posible para el Chino.

Sin embargo, primero eligió estar detrás de cámaras, cuando estudió cine y realización y no fue sino hasta que tuvo la oportunidad de estar al frente, de ser el filmado y no el que filma, cuando tuvo que decidir. “He encontrado algo que me apasiona, algo con lo que me he criado y que quizá al ser tan próximo y tan familiar no pude identificarlo hasta que tuve que decidir si acercarme o alejarme. Y el vértigo que eso me produjo me llevó a encontrar cierta afinidad”, dijo en una entrevista.

Y la afinidad fue tal, que a los 29 años el Chino Darín acumula una lista de películas y series que lo catalogan como uno de los actores del momento en una carrera que va en ascenso y que en 2018 tuvo su punto máximo. Es el protagonista, junto a Alfonso Tort y Antonio de la Torre, de La noche de 12 años, la película dirigida por Álvaro Brechner que se estrenó en setiembre en Uruguay, que ya había sido un éxito en agosto en el festival de San Sebastián y que viene arrasando a nivel mundial. Pero también coprotagoniza El ángel, filme de Luis Ortega sobre Carlos Eduardo Robledo Puch.

Genuino

Empezó como actor en la televisión, cuando formó parte del elenco de Alguien que me quiera, novela de Pol-ka que se emitió en 2010. Allí conoció a Calu Rivero, con quien estuvo en pareja durante un tiempo.

La primera vez en la gran pantalla fue en 2012, con la película En fuera juego, una coproducción entre Argentina y España. Allí, el Chino representaba a un jugador de fútbol que era disputado por dos representantes, uno de ellos interpretado por Diego Peretti. Dos años después, fue coprotagonista de Muerte en Buenos Aires, dándole vida al “Ganso” Gómez, un inspector que intenta resolver un crimen de la noche bonaerense.

Pasaron varios personajes, varias películas, varias series (entre las que destacan La embajada o Historia de un clan) y varias historias. Todo hasta llegar a 2018, cuando el Chino se enfrentó al desafío más grande de su trayectoria: interpretar a Mauricio Rosencof en La noche de 12 años, la película uruguaya que recrea los años de encierro de tres presos políticos durante la dictadura militar: él, José Alberto Mujica y Eleuterio Fernández Huidobro.

Para el rodaje del film, que se estrenó en Uruguay el 20 de setiembre y en Argentina el 27, hicieron un trabajo de investigación arduo que implicó, entre otras cosas, que el Chino bajara casi 20 kilos en dos meses. “Yo tuve la posibilidad de compartir unos momentos con Mauricio Rosencof antes del rodaje y fue mágico. Es la primera vez que me toca hacer de alguien a quien puedo conocer personalmente”, dijo en una entrevista con Canal de la Ciudad, de Argentina. “Mauricio fue muy generoso con nosotros, nos recibió en su casa, me regaló unos libros, me compartió unos mates y estuvimos charlando horas ahí, abrió sus puertas y también su corazón a nosotros. Compartió sensaciones, recuerdos, y anécdotas y para mí fue el momento más invaluable de la construcción del personaje porque terminé de entender quién es este tipo y cómo se maneja, y pude encontrar algo del tono de estos tipos que no solo sobrevivieron a algo terrible, sino que lo hicieron con una hidalguía que es para sacarse el sombrero”, agregó.

El resultado es una película que es “un ensayo sobre la humanidad”, en las palabras del propio actor. Una película en la que sintió miedo, frío, impotencia y hambre. Todo para poder acercarse, aunque sea un poco, aunque sea mínimamente, a la realidad que vivieron ellos tres y tantos otros. Todo porque como actor, el Chino decidió que iba a dejar el cuerpo y el corazón para contar esta historia. Todo para lograr una película a la que nadie debería ser indiferente.

Un amor que empezó en la pantalla 
Chino Darín y su novia, Úrsula Corberó

Úrsula Corberó se convirtió en una de las caras españolas más visibles de la televisión gracias a su papel de Tokio en La casa de Papel. Al Chino lo conoció en el rodaje de la serie española La embajada, en la que compartían varias escenas. Y fue la serie que lo llevó a Darín a instalarse en España. Desde entonces (2016) la actriz española y el argentino son pareja.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)