Relatos a partir de poemas

Homenaje a Alfredo Fressia

Diez autores escriben sobre diez poemas del gran poeta uruguayo.

Alfredo Fressia

Este pequeño libro es muchas cosas. Es un juego: diez autores toman diez poemas del poeta uruguayo, residente en San Pablo, Alfredo Fressia (Montevideo, 1948) y desarrollan cada uno un relato a partir del poema elegido. Es un testimonio de admiración por la obra poética y de afecto hacia el hombre por parte de los autores —de distintas promociones, casi todos más jóvenes que Fressia— para con este poeta de la Generación del Silencio. El libro tiene un aire de familia con otro homenaje de 2018: Los cuentos que Pessoa no escribió (Ediciones Huso, Madrid), en el que veinticinco autoras hacen el mismo juego sobre textos del gran poeta portugués. De ser buscada la similitud, y aunque nuestro poeta no tenga la misma proyección que Fernando Pessoa, el honor es merecido, pues Fressia es uno de nuestros mejores poetas vivos. En tanto los poemas que hacen de disparadores se publican, el libro es una breve antología consultada de este poeta, que puede ser un buen primer paso para empezar a leerlo. Asimismo, este trabajo invita a seguir diez obras narrativas en curso, más o menos consagradas, pero todas de interés.

En la mayoría de los casos la conexión entre el poema y el cuento es sutil, casi tangencial. Hay divertimentos eficaces como “Sordera”, de Gabriela Onetto, “Como cuando uno”, de Martín Lasalt” y “Reflejos”, de Gonzalo Cousillas. Otros textos que bordean la frontera con el poema en prosa: “El primer banquete”, de Fabián Muniz, o “Luna crucificada”, ejercicio barroco y potente de Ana Arjona. Si hubiese que destacar algún ítem en esta muestra de gran nivel, habría que hacerlo con “Mungan”, de Leonardo Cabrera, por la delicadeza con la que aborda el tema de la vejez de los hombres y de los creadores, y el entrañable “homenaje en vida” que es “Descender por Rondeau”, de Horacio Cavallo, que se proyecta diez años hacia el futuro y muestra a una serie de escritores uruguayos —reales— reuniéndose a homenajear a un Alfredo Fressia que en el cuento habría fallecido a los ochenta años. Un tramo de este cuento define el sentir de este colectivo hacia el homenajeado: “Alfredo era un hombre inmenso, al que no le calzaban los diminutivos”.

Escriben en este volumen Gabriela Onetto, Leonardo Cabrera, Martín Lasalt, Laura Fedele, Gonzalo Baz, Gonzalo Cousillas, Paola Carretto, Fabián Muniz, Ana Arjona y Horacio Cavallo.

LAS HISTORIAS QUE FRESSIA NO CONTÓ, de autores varios. Estela, 2018. Montevideo, 112 págs.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados