Publicidad

Investigación periodística

Cuando los muertos hablan: Marcela Turati le pone rostro a los desaparecidos del norte de México

Del país donde es más peligroso investigar un crimen que cometerlo, llega este libro demoledor de la multipremiada periodista.

Compartir esta noticia
Marcela Turati.jpg
Marcela Turati

por László Erdélyi
.
Es un descenso al horror, pero un horror cercano, porque son hermanos de lengua y de cultura. El libro San Fernando: última parada de la mexicana Marcela Turati, multipremiada periodista que investiga abusos de los derechos humanos, trata de San Fernando, ciudad del estado de Tamaulipas en la frontera con Texas. Sabíamos, por las crónicas de Diego Enrique Osorno, que había sido territorio liberado por un cártel violentísimo, los Zetas, que en 2010-2011 cometieron crímenes inimaginables contra la población local y los inmigrantes. También de las fosas comunes, las “fosas de San Fernando” con cientos de cadáveres “maniatados, los ojos vendados, el tiro en la cabeza”.

El libro es un documento demoledor porque al ir más allá de las cifras y el titular de prensa, Turati les pone rostro humano a cada víctima. Es a través de los ojos de cada uno de ellos que el lector percibe el terror. Estuvo 12 años tratando de saber quiénes eran y qué pasó, investigando, contrastando, apoyándose en madres que buscan hijos, hasta saber, en 2021, que el propio Estado mexicano la había espiado. Porque, como dice el periodista y poeta John Gibler, en México “es más peligroso investigar un crimen que cometerlo”.

El título refiere a los ómnibus de línea detenidos en la carretera por las bandas criminales que elegían entre el pasaje a las víctimas. La crónica de uno de ellos, del 23 de marzo de 2011, es escalofriante. A quiénes bajaron, la hora, el lugar, la policía facilitando la operación, el chofer aterrorizado. Turati profundiza en todo, cómo actuaban los Zetas, el terror que implantaron y cómo esto deshizo el tejido social de la comunidad —hasta hoy—, los niños huérfanos de tanto muerto, la ausencia de Estado, las morgues desbordadas, y el lento proceso forense para identificar a los muertos y dar paz a sus familias. O el coraje de preguntar y presionar y hablar sabiendo que la muerte acecha, porque los perpetradores denunciados se toman venganza (el caso de Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez asesinada en 2017 por los propios asesinos de su hija Karen).
Es un libro sobre la desesperación, la impunidad y la gente del lugar que sintió que “no había nada terrenal que nos pudiera salvar”.

SAN FERNANDO, ÚLTIMA PARADA, de Marcela Turati. Aguilar, 2023. México, 264 págs. En ebook.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad