Publicidad

"Vestirse en capas" y otras 5 recomendaciones para evitar resfríos y gripes en el comienzo del otoño

Las mañanas y tardes frías abren la puerta a la llegada de resfriados y molestias que pueden prevenirse con medidas fáciles de implementar.

Compartir esta noticia
Mujer resfriada en su lugar de trabajo
Mujer resfriada en su lugar de trabajo.
Foto: Drazen Zigic / Freepik.

Redacción El País
Se terminó el verano y el otoño ya está en marcha, bajando las temperaturas, sobre todo en la mañana y la noche, y los resfríos y gripes comienzan a estar a la orden del día. La costumbre de salir desabrigados o no acordarse de llevar un abrigo para la noche son algunas de las puertas de entrada para estos virus, que se pueden prevenir.

Uno de los principales consejos es vestirse "por capas", según recomiendan profesionales de la salud. Esta práctica se aconseja porque las mañanas suelen ser muy frías y las tardes también, pero el mediodía todavía es caluroso y se hace incómodo estar muy abrigado. Así que vestirse en capas, como una cebolla, permite ir sacándose prendas a medida que se eleva la temperatura, y volver a usarlas cuando el frío empieza a apremiar.

También es importante fortalecer el sistema inmune a través del ejercicio y de una alimentación saludable. Esto, si bien es recomendación para todos los días del año, cuando empieza a sentirse el frío, se hace mucho más importante.

Resfrío.jpg
Resfrío: estornudamos constantemente.
Foto: Flickr.

Cinco medidas sencillas para protegerse contra la gripe

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que los síntomas más frecuentes de la gripe son fiebre, tos seca, dolor de cabeza, dolor muscular y articular, dolor de garganta y secreción nasal y recuerda que las epidemias de gripe estacional suelen ocurrir a finales de otoño e invierno, por lo que podemos preverlas y prepararnos en consecuencia.

  1. Vacúnese: La vacunación anual es la manera más eficaz de protegerse contra la gripe y las complicaciones graves. La vacunación es especialmente importante para las embarazadas, durante toda la gestación. También es crucial para los niños de 6 meses a 5 años, los ancianos, los pacientes con enfermedades crónicas y los trabajadores de la salud.
  2. Lávese las manos regularmente: Las manos limpias protegen contra muchas infecciones, entre ellas la gripe. Mantener las manos limpias es una manera fácil de mantenerse saludable, usted y su familia. Lávese las manos con jabón y agua corriente regularmente y séquelas bien con una toalla de un solo uso. También puede usar una solución con alcohol si no dispone de agua y jabón.
  3. Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca. La vía más probable de entrada de gérmenes al organismo es a través de los ojos, la nariz y la boca. No es posible controlar todo lo que se inhala, pero se puede reducir el riesgo de infección manteniendo las manos alejadas de la cara. Si tiene que tocarse los ojos, la nariz o la boca, hágalo con un pañuelo de papel limpio o lávese las manos primero.
  4. Evite estar cerca de personas enfermas. La gripe es contagiosa. Se propaga fácilmente en espacios llenos de gente, como transportes públicos, escuelas, residencias de ancianos y eventos públicos. Cuando una persona infectada tose o estornuda, las gotitas que contienen el virus pueden propagarse hasta un metro e infectar a otras personas que las inhalan.
  5. Si no se siente bien, quédese en casa. Si tiene gripe, estar cerca de otras personas las pone en riesgo. Aislándose rápidamente puede evitar la propagación del virus y salvar vidas.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

gripeotoño

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad