Publicidad

Manchas y pecas en el cuello pueden revelar diabetes y resistencia a la insulina

La diabetes es una enfermedad que puede perjudicar varias partes del cuerpo, entre ellas la piel.

Compartir esta noticia
Diabetes

El Tiempo/GDA
Los pacientes que padecen la enfermedadde la diabetes, ven perjudicadas varias partes de su cuerpo, entre ellas la piel. Uno de los signos más comunes de la diabetes son las manchas en la piel, las cuales determinan que algo está pasando en el interior del organismo.

Cuando esta enfermedad afecta la piel, es una clara prueba de que los niveles de azúcar en la sangre se encuentran altos.

Estas señales también pueden demostrar, en pacientes ya con diabetes, que ha habido cambios en dicha enfermedad o que es hora de hacer cambios en su tratamiento.

Su médico posiblemente le diagnostique una de estas afectaciones que los diabéticos pueden presentar durante su enfermedad, de acuerdo con los Centros para el control y la prevención de enfermedades.

Acantosis nigricans.
Esta afección produce una mancha aterciopelada en pliegues de la piel como el cuello, la ingle, las axilas y en algunos casos en las manos.

Esto es una clara señal de qué el paciente tiene resistencia a la insulina, ser pre diabético o tener diabetes tipo dos.

Asimismo, esta afectación en la piel puede presentarse en personas obesas, cuyo tratamiento puede ser una crema formulada que ayude a corregir esta imperfección, sin embargo, el tratamiento más eficaz es el que el médico aborde según sea diabetes u obesidad.

Dermopatía diabética.
Esta se presenta por medio de manchas rojas o cafés en áreas del cuerpo como en la parte anterior de las piernas.

Suelen confundirse con manchas de la edad y también son conocidas como manchas en las canillas.

La diabetes es la principal causa de estas manchas, puesto que esta reduce el suministro de sangre en algunos vasos. Para su tratamiento lo más efectivo es consultar con el médico.

Necrobiosis lipoidea.
Esta afectación, que se presenta más en mujeres que nombres, causa manchas en la piel de color roja o café.

Con el tiempo estas se vuelven como parches, que se tornan duros al tacto y en ocasiones pueden picar o doler. Estos se ocasionan cuando hay cambios en la piel relacionados con la falta de grasa o colágeno en sus primeras capas.

Ya que no existe un tratamiento para esta afección, se puede realizar algún tipo de solución cuando apenas aparece, con la aplicación de algunas cremas de uso tópico. No obstante, es el médico quien determinará el tratamiento a seguir.

Ampollas diabéticas.
Esta se presentan como si fueran ampollas por quemaduras, pueden aparecer en la parte inferior de las piernas, en los pies y, a veces, en los brazos y las manos. A pesar de que no hay una causa probada, estas se evidencian en personas con alto grado de azúcar en la sangre.

Al romperse estas no dejan cicatriz, pero la solución más efectiva para evitar que estas aparezcan es reducir los niveles de azúcar.

Xantomatosis eruptiva.
Esta es una afección muy poco frecuente en pacientes con diabetes y se presenta por medio de unos pequeños bultos en las manos, brazos, piernas y nalgas. En ocasiones pueden presentarse acompañados de una intensa picazón y dolor.

Pacientes con altos triglicéridos y colesterol, pueden evidenciar esta afección, entre los posibles tratamientos son mejorar su alimentación y recurrir a la actividad física para bajar los niveles de colesterol.

Recuerde que siempre que vea una afectación en su salud, no debe automedicarse y, por el contrario, recurrir a su médico de confianza para que sea él quien le formule el tratamiento adecuado.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

vida sana

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad