Publicidad

Cuidado: Tomar alcohol antes o durante un vuelo da sueño porque los niveles de oxígeno en sangre tienden a bajar

Se realizaron varios experimentos sobre este comportamiento, y los resultados de esas investigaciones preocupan a los expertos.

Compartir esta noticia
Snacks y bebida alcohólica.jpg
Tragos alcohólicos durante el vuelo.
Foto: Flickr.

En base a El Tiempo - GDA
Puede que durante un vuelo, en el que debe pasar varias horas para llegar a su destino, sienta un poco de aburrimiento a pesar de las diferentes opciones de entretenimiento que ofrecen las aerolíneas, y por esto decida tomarse una copa de vino o una cerveza junto a su acompañante.

Sin embargo, ahora deberá pensarlo dos veces antes de tomar una bebida alcohólica en la aeronave. La doctora Eva-Maria Elmenhorsten explicó que esto puede poner en riesgo la salud cardíaca de los pasajeros que se quedan dormidos tras ingerir este tipo de bebidas, según la revista médica Thorax.

La presión de aquellos vuelos que alcanzan altitudes de 2.438 metros hace que los niveles de oxígeno en la sangre tiendan a bajar y provoquen somnolencia. Esto, combinado con los efectos del alcohol, hace que las personas experimenten una caída intensificada en la saturación sanguínea.

Interior de un avión.
Interior de un avión.
Foto: Flickr

Se realizaron experimentos para analizar lo que le sucedía a 48 adultos entre los 18 y 40 años, quienes fueron divididos en dos grupos. La mitad se dirigió a un laboratorio de sueño con la presión del aire a nivel del mar, mientras que la otra mitad estuvo en una cámara de altitud que imitaba la presión del aire de los aviones.

Doce personas de cada grupo bebieron el equivalente a dos latas de cerveza y se durmieron tras cuatro horas de haber ingerido la bebida alcohólica. Los demás durmieron sin consumir este tipo de productos, según NBC News.

Los que se encontraban en la cámara de altitud y tomaron antes de la siesta presentaron una disminución de los niveles de oxígeno en la sangre al 85%, lo que causó que su frecuencia cardíaca aumentara a un promedio de 88 latidos por minuto para compensar los niveles.

Mientras que aquellos que se encontraban en el laboratorio de sueño, que realizaron el mismo proceso del grupo anterior, presentaron niveles de oxígeno en la sangre del 95% y una frecuencia cardíaca de 77 latidos por minuto.

Por esto, la autora de la investigación hizo un llamado a través de un correo electrónico enviado a CNN para que las personas cuiden su salud cuando realizan viajes en avión: “Por favor, no beban alcohol a bordo de los aviones. A veces la gente simplemente piensa en el efecto inmediato: 'Me hará quedarme dormido más rápido', pero se olvidan de todos los demás efectos del alcohol”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad