Publicidad

Claves para regular la frecuencia cardíaca y disminuir las chances de problemas en el corazón

Una vida acelerada puede afectar el corazón. Acá, cinco recomendaciones para regular su frecuencia cardíaca.

Compartir esta noticia
salud cardíaca
Foto: Pixabay.

La frecuencia cardíaca es una forma sencilla de evaluar la salud, pues es uno de los indicadores más fiables para conocer la salud del corazón. De acuerdo a Harvard Medical School se le conoce bajo esta denominación al número de latidos por minuto, que para la mayoría de los adultos oscila entre 60 y 100 latidos por minuto cuando se está en reposo. Una frecuencia cardiaca normal puede variar de una persona a otra, pero si está muy por debajo o por encima de esta media puede ser síntoma de problemas.

Una frecuencia cardiaca inferior a 60 latidos por minuto se considera bradicardia ("corazón lento") y una frecuencia superior a 100 latidos por minuto se denomina taquicardia ("corazón rápido"). Pero esta varía de acuerdo a una situación particular Por ejemplo, cuando se realiza actividad física será diferente. Esta es una vara para medir el estado físico pues tomarse el pulso durante o después del ejercicio arrojará datos relevantes sobre la frecuencia cardíaca.

Lo importante de hacer seguimiento a los latidos del corazón es que así podrá identificar rápidamente si sufre de alguna afección del corazón, como la fibrilación auricular (FA), una frecuencia cardíaca irregular y a menudo excesivamente rápida.

Es bastante fácil tomarse el pulso con los dedos, ya sea en la muñeca o en el lateral del cuello. En la muñeca, debe presionar ligeramente los dedos índice y corazón de una mano sobre la muñeca opuesta, justo debajo de la base del pulgar. En el cuello, debe presionar ligeramente el lateral del cuello, justo debajo de la mandíbula. Cuente el número de latidos en 15 segundos y multiplíquelo por cuatro. Esa es su frecuencia cardíaca. Para obtener la lectura más precisa, es posible que desee repetir varias veces y utilizar el promedio de los tres valores.

Consejos para regular la frecuencia cardíaca

Es recomendable que esta cifra se mantenga estable, ya que fuertes alteraciones también pueden tener implicaciones en la salud cardiaca.

—Practicar ejercicio físico frecuentemente​
Actividades aeróbicas como caminar, correr o montar en bicicleta son una buena opción.

—Mantener en lo posible un peso estable​
Un mayor peso corporal obliga al corazón a realizar un mayor esfuerzo.

3. Reducir todo lo que se pueda el estrés

Este puede elevar tanto las pulsaciones como la presión arterial. Para contrarrestarlo, ejercicios de meditación, mindfulness o yoga pueden ser beneficiosos.

4. Deje de fumar ​
El laboratorio aconseja dejar el cigarrillo, pues fumar eleva la frecuencia cardíaca.

Recuerde que debe consultar a su médico en cualquiera de los casos y que si identifica alguna anomalía en el ritmo de su corazón debe acudir con un profesional.

(El Tiempo - GDA)

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

salud cardiovascular

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad