Publicidad

Semillas de lino: ¿es lo mismo consumirlas molidas que enteras? La recomendación de los especialistas

Se trata de un alimento con una gran variedad de beneficios, pero uno de los métodos de su ingesta es más beneficioso que el otro. Vea de cuál se trata y por qué.

Compartir esta noticia
Semillas de lino en un frasco.
Semillas de lino en un frasco.
Foto: Pixabay

Redacción El País
La semilla de lino, o linaza, es conocida por su alto contenido en fibra y ácidos grasos omega-3 y aporta una gran variedad de beneficios para la salud, a pesar de su tamaño. Sin embargo, una duda común que surge refiere a si hay una diferencia entre el consumo de lino molido y el de las semillas enteras.

Estas semillas son originarias de la planta de lino —de nombre científico Linum usitatissimum— y hay una presentación que es más conveniente consumir que la otra. Los nutricionistas tienden a favorecer a las semillas de lino molidas, debido a que el organismo la digiere más fácilmente y, de esta forma, permite aprovechar todos sus nutrientes, indicó Katherine Zeratsky, dietista de Mayo Clinic. La linaza entera, en contraste, podría transitar por el sistema digestivo sin absorber los nutrientes adecuadamente.

Es posible encontrar semillas de lino enteras y molidas en supermercados, almacenes o tiendas especializadas en alimentos naturales. Si se compra en su presentación entera, se puede moler las semillas de lino en casa, utilizando un molinillo de café o un procesador de alimentos.

Una cucharada de linaza molida, que pesa alrededor de 7 gramos, aporta 2 gramos de ácidos grasos poliinsaturados (que incluyen los omega-3), 2 gramos de fibra dietética y 37 calorías, indicó el portal médico. Además, contiene compuestos llamados lignanos, que son fitoquímicos con propiedades beneficiosas para la salud.

El lino se utiliza comúnmente para mejorar el tránsito intestinal y aliviar el estreñimiento. También puede contribuir a disminuir los niveles de colesterol total y de lipoproteína de baja densidad (LDL o "colesterol malo"), reduciendo así el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Cómo incorporar el lino en la alimentación diaria

Estas son algunas recomendaciones de Mayo Clinic para agregar lino molido a la dieta:

  • Incorporar una cucharada de lino molido al cereal en el desayuno
  • Agregar una cucharadita de linaza molida a la mayonesa o la mostaza
  • Añadir una cucharada de lino molido a un envase de yogur de 237 mililitros
  • Añadir las semillas molidas a las galletas dulces, magdalenas, panes y otros productos horneados

Es importante ingerir las semillas de lino con suficientes líquidos y no consumirla al mismo tiempo que medicamentos orales. Antes de incorporar cualquier suplemento alimenticio en la dieta, se debe consultar con un profesional de la salud.

Este contenido fue hecho con la asistencia de inteligencia artificial y verificado por un periodista de El País.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad