Publicidad

¿Qué diferencia hay entre los omega-3 de origen animal y vegetal? Cómo influye cada uno y dónde encontrarlos

Estos ácidos grasos esenciales tienen varios beneficios para la salud y, dependiendo de cuáles se consuman, se aprovecharán más o menos sus propiedades.

Compartir esta noticia
Un plato de salmón y verduras.
Un plato de salmón y verduras.
Foto: Unsplash

Redacción El País
Los omega-3 son ácidos grasos esenciales que desempeñan un papel fundamental en la salud. Hay dos categorías principales de omega-3: los de origen animal y los de origen vegetal. Aunque ambos tipos proporcionan beneficios para la salud, actúan de manera distinta en el cuerpo. Vea sus diferencias y en qué alimentos pueden encontrarse.

Qué son los omega-3 de origen animal

Los ácidos grasos omega-3 de origen animal se encuentran principalmente en pescados grasos como el salmón, la caballa, el atún blanco, la trucha y las sardinas, indicó MedlinePlus. Estos ácidos grasos, específicamente el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), son altamente biodisponibles y se absorben fácilmente por el cuerpo.

El EPA y el DHA son conocidos por sus propiedades antiinflamatorias, que pueden ayudar a reducir la inflamación crónica y prevenir enfermedades relacionadas con esta condición, como enfermedades cardiovasculares y artritis. También desempeñan un papel importante en la salud cerebral y el desarrollo cognitivo, apoyando la función cerebral y mejorando la memoria y el rendimiento cognitivo, indicaron diversos estudios.

Además, los omega-3 de origen animal se han asociado con beneficios para la salud cardiovascular. Estos ácidos grasos pueden ayudar a reducir los niveles de triglicéridos en la sangre, disminuir la presión arterial y prevenir la formación de coágulos sanguíneos, lo que a su vez reduce el riesgo de enfermedades del corazón, informó Mayo Clinic.

Qué son los omega-3 de origen vegetal

Los ácidos grasos omega-3 de origen vegetal se encuentran principalmente en alimentos como las nueces, las semillas de lino y chía, la soja, las verduras de hoja verde y el aceite de linaza, soja y canola, apuntó la entidad médica. El ácido graso omega-3 que se encuentra en estas fuentes vegetales se llama ácido alfa-linolénico (ALA).

A diferencia de los omega-3 de origen animal, el ALA tiene una biodisponibilidad más limitada y debe ser convertido por el cuerpo en EPA y DHA para que se puedan aprovechar todos sus beneficios. Sin embargo, esta conversión es ineficiente, y se estima que solo alrededor del 5-10% del ALA se convierte en EPA y un 2-5°% en DHA, consignó un estudio de la Universidad de Tübingen, Alemania, en 1996.

A pesar de esta limitación, los omega-3 de origen vegetal también pueden proporcionar beneficios para la salud. El ALA tiene propiedades antiinflamatorias y algunos estudios sugieren que el consumo de ALA puede tener efectos protectores contra enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer, indicó la Fundación Iberoamericana de Nutrición.

Es importante tener en cuenta que aquellos que siguen una dieta vegetariana o vegana pueden encontrar más difícil obtener suficiente EPA y DHA solo a partir de fuentes vegetales. En estos casos, puede ser recomendable considerar suplementos de omega-3 de origen vegetal o consultarlo con un profesional de la salud.

Este contenido fue hecho con la asistencia de inteligencia artificial y verificado por un periodista de El País.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad