Publicidad

NUTRICIÓN

Cuáles son las propiedades de la albahaca y cómo podemos aprovechar sus beneficios en la cocina

En cantidades moderadas, la albahaca puede potenciar el sistema digestivo e inmunológico, además de combatir el insomnio.

Compartir esta noticia
Hojas de albahaca en un recipiente.
Hojas de albahaca en un recipiente.
Foto: Pixabay

La albahaca es conocida por ser una excelente aliada en la cocina. Sin embargo, además de aromatizar y aportarle sabor a los platos, también trae beneficios para la salud.

Conocida científicamente como Ocimum basilicum, es rica en aceites esenciales como el geraniol, eugenol y linalool. Además, tiene propiedades digestivas, diuréticas, relajantes, antisépticas, antiinflamatorias y espasmódicas, indica un artículo del portal especializado en salud ‘Tua Saúde’.

Por ejemplo, la albahaca puede favorecer la digestión de los alimentos, reforzar el sistema inmunológico y, de acuerdo con la revista ‘¡Hola!’, ayudar a combatir el insomnio y la fatiga.

A la lista de beneficios se suma el mejoramiento de la circulación sanguínea, el alivio del dolor de cabeza y el fortalecimiento del cabello, entre otras.

En cantidades normales, la albahaca no debería producir efectos secundarios, afirma el portal especializado ‘Botanical online’. No obstante, en exceso podría tener consecuencias perjudiciales para la salud. El consumo de albahaca en altas dosis está contraindicado durante el embarazo, en niños con menos de 2 años y durante el periodo de lactancia materna.

Entre los efectos secundarios del consumo en exceso se encuentra la dermatitis por contacto, una afección por la que la piel resulta enrojecida, adolorida o inflamada después del contacto directo con una sustancia; dolores de cabeza, pues en altas dosis el aceite esencial tiene propiedades narcóticas y estupefacientes; y desórdenes digestivos en el caso de las personas con enfermedades intestinales.

Pizza con albahaca
Pizza con albahaca.
Foto: Pixabay.

¿Cómo se consume la albahaca?

La albahaca, nativa de las regiones tropicales de África Central y el sudeste asiático, es muy versátil. Las personas pueden consumirla en té, hacer uso de su aceite esencial o simplemente optar por utilizar sus hojas lavadas y frescas.

Para preparar el té de albahaca solo hace falta seleccionar entre ocho y diez hojas de albahaca, introducirlas en una taza de agua hirviendo y dejar reposar la mezcla entre cinco y diez minutos. Los expertos recomiendan colar la bebida antes de consumirla para gozar de todos sus efectos en la salud.

En la cocina se utiliza como condimento y aromatizante para los alimentos, ya sea en ensaladas, pastas, carnes, vinagretas o pizza. Su implementación en cualquier plato lo dota de un sabor, olor y frescura inigualables.

Además de su uso culinario, la albahaca es popular por sus propiedades curativas. “Se puede añadir fresca en la cocina, seca para infusión y, en uso externo, en maceración, compresas, lociones, champús y como aceite esencial”, señala el portal ‘Directo al Paladar’.

(Por El Tiempo GDA)

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad