Publicidad

Comer frente a la computadora: las consecuencias para la salud de algo que muchas personas tienen como hábito

Expertas señalan las consecuencias de comer frente a una pantalla, como por ejemplo que afecta a las señales de saciedad en nuestro cerebro.

Compartir esta noticia
Cenar tarde trabajar comer
Mujer cenando tarde mientras usa la computadora.
Foto: Freepik.

El Universal/GDA
Para millones de personas, comer frente a la computadora mientras se realiza alguna actividad es una situación común. El exceso detrabajo y la dependencia a las pantallas ha hecho cada vez más frecuente que la gente no se levante de su escritorio de trabajo para ingerir sus alimentos

La mayoría no somos conscientes del riesgo que comer frente a la computadora podría representar, pues a simple vista esto no trae consecuencias. Sin embargo, realizar esto de manera rutinaria podría traer efectos a largo plazo sobre nuestro cuerpo.

En su blog, Juana María González, reconocida nutricionista en Barcelona, señala la afectación a las señales de saciedad en nuestro cerebro como uno de los principales problemas de comer frente a la computadora.

Comer rápido
Hombre comiendo rápido.
Foto: Freepik.

La también directora técnica de Alimmenta, precisa que esto se debe a que la falta de atención en nuestra ingesta propicia que comamos más. Y, como efecto inmediato, a mayor ingesta de alimentos, aumenta la probabilidad de subir de peso y de talla.

Por su parte, Sylvia Rodríguez, asesora nutricional de Healthy Pleasure, indica que la falta de masticación adecuada es otro de los potentes riesgos a la salud de comer frente a la computadora. Como resultado de una masticación inadecuada podemos padecer reflujos gastroesofágicos, aerofagias producidas por la ingesta excesiva de aire, e incluso gastritis.

La importancia de masticar bien, aún frente a la computadora

Ya sea frente al ordenador o en un comedor, es importante masticar adecuadamente nuestros alimentos, pues no hacerlo se traducirá en nuestro cuerpo como una digestión más pesada.

Silvestre Rangil, odontóloga familiar en Valencia, aconseja masticar cada bocado por lo menos 30 veces. Entre los beneficios de masticar correctamente, Rangil señala: el mayor disfrute de la comida; el mantenimiento de nuestra salud bucal, debido a la generación adecuada de saliva; y el aumento en los niveles de oxigenación del cuerpo.

La ingesta de alimentos como un ritual más allá de lo nutricional

Cada ritual supone un orden y por lo tanto requiere de concentración. Convertir a la comida en un ritual social, aparte del trabajo y el estudio, podría ser la solución para combatir los efectos negativos de comer frente a la computadora. 

Comer de manera consciente hará que otorguemos un significado a cada uno de los alimentos ingeridos y potenciemos el disfrute. La nutricionista Laura Jorge nombra a esta ritualización de la ingesta como mindful eating y la recomienda para evitar vicios en los hábitos alimenticios como los anteriormente mencionados.

Entre los beneficios del mindful eating se encuentra también el mejor control del apetito y el incremento en el consumo de verduras y alimentos saludables. Así que ya lo sabes, tómate el tiempo para comer con calma sin distracciones.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

nutrición

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad