Publicidad

Estrategias para mejorar habilidades profesionales y ascender en la carrera

El informe del futuro del empleo 2023 del Foro Económico Mundial indica cuáles son las habilidades clave en este momento y cuáles serán vitales en los próximos años.

Compartir esta noticia
Acuerdo laboral
Acuerdo laboral<br/>

The Conversation*
¿Ha perdido alguna vez una oportunidad laboral porque le faltaba cualificación? Si ha sido así, tiene que leer este artículo. Actualizar nuestras habilidades profesionales es imprescindible para que no nos estanquemos en nuestra carrera.

El aprendizaje lo es todo. Lo que aprendemos se convierte en una parte de nosotros mismos y nos acompaña a lo largo de nuestras vidas. Nosotros evolucionamos y nuestro entorno también, por lo que es necesario actualizarse y adaptarse. Quien no lo hace se acaba quedando atrás. Como dice el proverbio chino:

“El aprendizaje es un tesoro que seguirá a su propietario a todas partes”.

Actualización en la carrera profesional.

El informe del futuro del empleo 2023 del Foro Económico Mundial indica cuáles son las habilidades clave en este momento y cuáles serán vitales en los próximos años. El informe, que está basado en una encuesta realizada a 803 empresas en 27 grupos industriales en 45 economías diferentes, indica que existe una creciente urgencia de la revolución del reciclaje profesional.

El informe indica que seis de cada diez trabajadores necesitarán formación antes de 2027 y que, por término medio, un trabajador necesita actualizar el 44 % de sus competencias.

Por este motivo, enfatiza la importancia de ofrecer oportunidades de aprendizaje y reciclaje a los trabajadores. Y destaca las siguientes cuestiones a tener en cuenta:

Se otorga cada vez más valor a las habilidades cognitivas, por la creciente importancia de la capacidad de dar soluciones a problemas complejos en el lugar de trabajo.

Las competencias más importantes para los trabajadores en 2023 son el pensamiento analítico y el pensamiento creativo, y seguirá siendo así en los próximos cinco años.

Los conocimientos tecnológicos, en particular en el ámbito de la inteligencia artificial y los macrodatos, adquirirán mayor importancia.

Será necesaria la acción colectiva de los sectores público y privado para proporcionar vías de reciclaje profesional flexibles y asequibles.

¿Tecnología o pensamiento analítico?

Aunque los conocimientos tecnológicos figuran entre las diez competencias con más demanda, son las competencias sociales, como el pensamiento analítico y creativo, la conciencia de uno mismo y la agilidad, las que ocupan un lugar aún más destacado. Esto refleja la necesidad de que los trabajadores se adapten a los profundos cambios en el lugar de trabajo.

Mejorar las habilidades es fundamental para aspirar a puestos de mayor responsabilidad, ya que proporciona una ventaja competitiva y aumenta las oportunidades de desarrollo profesional de las personas. A través de la adquisición de conocimientos y el desarrollo de competencias, se pueden asumir mayores responsabilidades y lograr el éxito en diferentes campos.

Las habilidades profesionales más importantes

El aprendizaje continuo y la mejora de habilidades permiten al profesional mantenerse competitivo en un entorno laboral en constante evolución. Dos son los términos de moda en las empresas relacionados con el aprendizaje: upskilling y reskilling.

Upskilling hace referencia a la mejora de las destrezas, habilidades y competencias para mejorar la productividad y lograr la promoción interna. Lo podríamos traducir como una “promoción de habilidades”.

Reskilling es el reciclaje profesional para ocupar otros puestos diferentes en la empresa, es decir, la formación en nuevas habilidades o la actualización de habilidades.

Aspirar a puestos de más responsabilidad.

Es fundamental mejorar las habilidades para poder aspirar a puestos de mayor responsabilidad en la empresa. Algunas prácticas que nos ayudarán a conseguirlo son las siguientes:

- Establecer nuestro propósito. ¿A qué aspiramos? ¿Qué nos mueve en la vida? ¿Qué nos motiva en nuestras áreas de interés? ¿Dónde nos gustaría vernos en unos años? Intentemos tener alineada la brújula interior que marca nuestro norte en los ámbitos personal y laboral.

- Identificar nuestras áreas de mejora. Analicemos debilidades y fortalezas. Podemos preguntar a familiares, amigos y compañeros de trabajo. Intentemos reforzar las áreas de mejora y crecimiento personal y profesional.

- Marcar metas realistas. Alcanzar pequeños objetivos nos ayudará a plantearnos nuevas metas más ambiciosas. Es importante ser realista en los objetivos. De esta manera, cada experiencia positiva nos ayudará a enfrentarnos a nuevos retos y conseguirlos. El esfuerzo y la constancia deberían ser nuestras señas de identidad.

- Perfeccionar lo necesario. Es mejor hacer primero lo que debemos y después lo que queremos. Busquemos la mejora continua y la calidad en nuestro trabajo.

- Fomentar las relaciones personales. Se consigue más con buenas relaciones que con buenas razones. Intentemos conocer personalmente a nuestros compañeros, ayudar en lo que podamos, ser cordiales y procurar mantener un buen ambiente. Integrarnos y formar parte del equipo de trabajo para ayudar a lograr las metas es la mejor manera de demostrar nuestra valía profesional.

- Mantener actualizado nuestro conocimiento. Si convertimos el trabajo en una oportunidad de crecimiento profesional y personal podremos estar siempre al día. No es tanto que hagamos lo que nos gusta (no siempre es fácil), sino que nos guste lo que hacemos (el esfuerzo y dedicación ayudan a ello). Es bueno realizar distintos cursos, y que nuestro director o directora de departamento nos ayude en la elección.

- Evaluarnos de manera continua. Podemos solicitar evaluación de nuestro desarrollo profesional de manera directa (preguntando a compañeros y superiores) o indirecta (observando las reacciones de los demás), y utilizar esa información para mejorar.

Una obligación y un reto.

El reciclaje profesional y la actualización de conocimiento no es una opción. Es una obligación que tenemos que tener con nosotros mismos y con la organización. Los avances tecnológicos, el trabajo compartido con nuevas generaciones, nuevas demandas y retos nos obligan a estar al día. De lo contrario podemos caer en la obsolescencia como trabajadores y ser un obstáculo para el avance de la organización.

Este reto continuo, lejos de ser una amenaza real, nos tiene que estimular para no dormirnos en los laureles. Algunas organizaciones ofrecen promociones internas exclusivamente a empleados que han realizado la formación requerida para esa posición. Aquellos que no se han preocupado ni siquiera reciben la oferta. Tenemos que ser proactivos y no reactivos. Estar preparados y actualizados para aprovechar las oportunidades de promoción que surjan y mejorar.

En palabras del profesor y filósofo estadounidense Vernon Howard:

“Camine siempre por la vida como si tuviese algo nuevo que aprender y lo hará”.

*Fernando Díez Ruiz, Elena Quevedo, Elene Igoa Iraola

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Mente

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad