Publicidad

El cara a cara gana: el diálogo personal otorga un mayor estímulo mental que las redes sociales

Socializar cara a cara mejora el ánimo más que el tiempo frente a la pantalla, según un nuevo estudio de la universidad estadounidense de Athens, en el estado de Georgia.

Compartir esta noticia
Pareja, amigos.PNG
Largarse a hablar con un extraño es incómodo, pero puede arrojar positivas sorpresas.
Foto: Freerange.

The New York Times
A menudo, las personas parten de la premisa que un posible diálogo cara a cara es más gratificante que uno mediado por un dispositivo, pero no siempre siguen ese instinto, según los investigadores. "Estos hallazgos sugieren que las personas pueden usar teléfonos inteligentes porque les permiten escapar de la desagradable experiencia de estar solos, o porque no reconocen o priorizan los beneficios para estado de ánimo de la interacción social", escribieron los autores del estudio en el informe publicado recientemente en la revista Journal of Social Psychology.

"Estábamos interesados en tener una idea de cómo las personas comparan sus opciones, tanto en términos de cómo esperan sentirse y luego cómo se sienten realmente después de hacer estas cosas", dijo la autora principal, Christina Leckfor, estudiante de doctorado en la Universidad de Georgia en Athens, en un comunicado de prensa de la universidad.

Para el estudio, los investigadores dividieron a los participantes en cuatro grupos. Dos grupos predijeron cómo se sentirían acerca de diferentes acciones, y dos grupos completaron las acciones asignadas. Todos los grupos luego clasificaron opciones de más a menos agradable. También utilizaron una escala para calificar cuán probable era que experimentaran una emoción positiva o negativa de una tarea.

Al dar tres opciones — usar un teléfono inteligente, sentarse solo o hablar con un extraño — la conversación con un extraño tuvo el mayor valor emocional positivo en ambos grupos. El segundo lugar lo obtuvo usar un smartphone y finalmente el tercero, sentarse solo. Esto cambió a medida que se agregaban más opciones.

A los participantes se les dieron tareas específicas con teléfonos inteligentes, incluyendo ver videos, navegar por redes sociales o enviar mensajes de texto, y otras tareas, incluyendo hablar o sentarse en silencio. Dijeron que lo que más disfrutarían, en orden descendente, sería ver videos, hablar con un extraño, usar redes sociales, enviar mensajes de texto y sentarse solos.

redes sociales, smartphones

Los participantes del estudio tuvieron un mayor estímulo anímico después de hablar con un extraño, incluso si decían que preferirían usar su smartphone. "Nos sorprendió que, aunque los participantes informaron de un mejor estado de ánimo después de hablar con un extraño, todavía clasificaban el envío de mensajes de texto por encima de hablar con un extraño", dijo Leckfor. "Esto podría significar que las personas no siempre reconocen los posibles beneficios de una conversación, o no están priorizando esa información. También muestra que solo experimentar algo como agradable no siempre es suficiente para que queramos hacerlo".

Que la opción de sentarse solo siempre fuera la última sugiere que los participantes preferirían una actividad o escape en comparación con la soledad, dijo Leckfor. Sin embargo, también podría ser un reflejo del hecho de que el estar solo era algo impuesto. "Cada participante del estudio recibió instrucciones de pasar ese tiempo solo", dijo Leckfor. "No tuvieron opción. Investigaciones anteriores muestran que cuando las personas tienen una opción, y eligen libremente pasar tiempo en soledad, lo disfrutan más que cuando se les impone".

El estudio sugiere que es importante pensar en cómo puede pasar su tiempo antes de simplemente tomar un teléfono inteligente.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Menteredes sociales

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad