Publicidad

Aprendizaje continuo: cómo estimular el cerebro para aprender más y tres desafíos para resolver

Evitar que nuestro cerebro se acostumbre a estímulos monótonos y limitados y elegir enfrentarnos a novedades y retos es una de las claves para aprender a lo largo de la vida y mejorar nuestro desarrollo personal.

Compartir esta noticia
Leer
Reconocer nuestros logros, para ir por más.

Ana Abbona Santín
La autonomía cognitiva es el resultado de mantener en un buen nivel la memoria, lenguaje, gnosias (interpretaciones de lo percibido) y praxias (realización de acciones con un objetivo).

Diversos estudios señalan que esta capacidad depende, entre otras cosas, de nuestro nivel educativo y coeficiente intelectual, de la complejidad de las actividades laborales que desempeñamos a lo largo de nuestra vida y de la participación en actividades cognitivamente estimulantes.

En este contexto cobra gran importancia el concepto de aprendizaje. Cuando hablamos de aprendizaje en la edad adulta nos referimos a un proceso que puede desarrollarse en la educación formal e informal. Así, prolongamos la adquisición de conocimiento e información de las primeras etapas de nuestra vida, y sumamos una serie de competencias generales o específicas que nos permiten establecer y alcanzar metas laborales y vinculares.

Entendemos por educación formal el sistema educativo estructurado y organizado, compuesto por escuelas, colegios, universidades y otros establecimientos, regido por un currículo establecido, normas y regulaciones. La educación informal, en cambio, se produce de manera espontánea, sin planificación y sin la intervención del ámbito institucional educativo. Se basa en la adquisición de conocimiento en situaciones cotidianas y en ámbitos educativos no formales.

Aprendizaje continuo.

El aprendizaje continuo es el proceso de adquirir nuevas habilidades, destrezas, conocimientos, conductas o valores a lo largo de la vida. Es la forma en la que una persona se adapta a un mundo en constante cambio.

A nivel personal, el aprendizaje continuo nos ayuda a desarrollar nuestras habilidades y conocimiento, ampliando nuestra perspectiva y manteniéndonos actualizados sobre las últimas tendencias. A nivel profesional, laboral y académico, nos ayuda a mejorar nuestras competencias, a mantenernos competitivos y a avanzar en nuestros objetivos.

Transitamos un momento histórico en el que la adquisición de conocimiento e información, junto con la capacidad de análisis, son más importantes que nunca. El ritmo de los cambios es cada vez más vertiginoso, y si no estamos dispuestos a aprender y adaptarnos nos quedamos atrás.

Los recursos necesarios para acceder al aprendizaje continuo son:

• Motivación. Este estado interno que activa, dirige y mantiene nuestra conducta, nos impulsa a adquirir nuevos conocimientos que nos permitan comprender el entorno.

• Flexibilidad. Si somos flexibles podremos acceder a aquello que necesitamos o deseamos aprender en diversas situaciones, además de elegir cómo y cuándo hacerlo.

• Accesibilidad. El aprendizaje continuo debe ser accesible, estar al alcance de todas las personas más allá de la ubicación o situación económica.

Los beneficios del aprendizaje continuo son múltiples, aquí algunos de ellos.

• Mejora las habilidades y conocimientos. Ayuda a desarrollar nuevas habilidades y conocimientos, aumentando nuestra productividad, capacidad de innovación y creatividad.

• Mejora de la empleabilidad. Nos mantiene actualizados sobre tendencias y tecnologías, y nos hace más competitivos en el mercado laboral.

• Desarrollo personal. Nos hace crecer y desarrollarnos como personas, llevándonos a una mayor satisfacción personal y acercándonos a nuestras metas de felicidad.

Algunas recomendaciones para estimular el cerebro para aprender más.

Muchas veces percibimos que todo lo que implica un cambio es un desafío. Es fundamental evitar en lo posible que nuestro cerebro se acostumbre a estímulos monótonos y limitados y elegir -en cambio- enfrentarnos a novedades y retos.

• Realizar distintas actividades cognitivas (crucigramas, sopa de letras, sudoku).

• Leer. Este hábito estimula nuestra curiosidad y despierta nuevos intereses.

• Explorar nuevas actividades y habilidades (idiomas, deportes, cocina, artesanías).

• Realizar actividades artísticas.

• Disfrutar de actividades culturales y sociales.

Estar en constante aprendizaje nos mantiene mentalmente activos, recibiendo y analizando información, desarrollando nuevas habilidades y ejercitándolas hasta lograr su dominio y pericia. El aprendizaje continuo enriquece nuestro pensamiento y nuestra capacidad de expresión, lo que nos convierte en personas más interesantes.

Desafíos

1. Forma dos palabras de 7 letras utilizando estas letras:

A – E – L – M – N – O – T

2. ¿Cuál es el significado de la ZOCLO?

• Choclo.

• Friso.

• Zueco.

3. Soy una información.

Cambia una de mis letras y seré un animal.

Ahora reordena mis letras. Seré un traje.

Respuestas:

1. Lamento. Metanol.

2. Zueco.

3.Dato. Gato. Toga.

CONOCÉ A NUESTRA COLUMNISTA

Ana Abbona Santín

Ana Abbona Santín

Whatsapp: 099 22 05 54
Mail: [email protected]

Ante cualquier duda o inquietud, podés contactar a Rejuvenate a través de su página www.rejuvenateuruguay.com y sus cuentas en Facebook e Instagram

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Mente

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad